Lo que debes saber sobre gestación solidaria (+Mapa Interactivo)

Lo que debes saber sobre gestación solidaria (+Mapa Interactivo)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (21 puntos, 5 votos)
Cargando…

El proyecto del Código de las Familias cubano, en discusión desde el pasado primero de febrero, se deshace de conceptos que parecían inamovibles e incluye otros que no están contemplados en la normativa vigente, entre ellos el término gestación solidaria, una práctica hasta ahora ilegal en el país.

 

 

Según la regulación actual, la maternidad está determinada por el proceso de parto, una condición que pretende cambiarse con la nueva propuesta. La gestación solidaria, más conocida como maternidad subrogada o vientre de alquiler, permite que una mujer geste en su vientre al hijo (a) de otra persona o pareja que asumirá la responsabilidad parental.

Esta disposición, definida en el artículo 128, se establece “en beneficio de mujeres con alguna patología médica que les impida la gestación, de personas estériles, de hombres solos o de parejas de hombres”.

Las parejas heterosexuales que solicitan este método de reproducción asistida, por lo general, no logran el embarazo debido anomalías uterinas, abortos de repetición, inefectividad de la inseminación in vitro u otros padecimientos. Mientras, los padres solteros o parejas homosexuales masculinas que no pueden concebir de forma natural debido su anatomía, pueden aportar su material genético.

Aunque la maternidad subrogada es una técnica cada vez más recurrente, existe una parte de la población más conservadora que se opone a este procedimiento. Varias agrupaciones feministas se han posicionado en contra del proceso por considerar que las mujeres no son “máquinas reproductoras” ni “recipientes”. La “mercantilización” del cuerpo femenino es uno de los argumentos más empleados para desaprobar esta práctica. Y sí, es fácil cruzar la línea que separa un método de reproducción altruista de un negocio.

Por este motivo, la sección referida a la maternidad subrogada en la versión 24 del Código de las Familias prohíbe “cualquier tipo de remuneración o dádiva”, más allá de la obligación de dar alimentos y compensar los gastos generados durante el embarazo y el parto. De ahí que en el texto se defina el proceso únicamente como gestación solidaria.

Además, el Proyecto Ley prescribe un conjunto de requisitos para legalizar el proceso. El más importante ―y sin el cual la maternidad subrogada no sería válida― es la necesidad de una autorización judicial antes de comenzar el procedimiento médico.

Esta condición tiene en cuenta que la futura gestante no haya pasado por el mismo proceso anteriormente, que los padres de intención hayan agotado el uso de otra forma de reproducción y que no medie la retribución económica.

 

Cómo se realiza la gestación solidaria

La mujer gestante (vientre de alquiler) recibe los óvulos y espermatozoides de los padres de intención (pareja que no puede concebir), es decir, la gestante aporta la capacidad gestacional de su útero, pero no tiene ningún vínculo biológico con el feto pues los gametos provienen de otras personas. Esta tipología se conoce como maternidad subrogada plena.

En el caso de que la madre no pueda aportar su material genético, lo más recomendado es utilizar óvulos de una donante anónima, o bien, de la propia gestante luego de firmarse un acuerdo legal previo. Esta opción recibe el nombre de maternidad subrogada parcial.

 

Panorama mundial

De aprobarse las disposiciones sobre la gestación solidaria, Cuba sería una de las pocas naciones del mundo que legaliza el procedimiento. En la mayoría de los países existe un vacío legal alrededor de la práctica: no está permitida, pero tampoco se penaliza.

Las regulaciones varían con estatutos más o menos restrictivos. En el caso de Australia y Sudáfrica la gestación subrogada solo es posible para los residentes. En cambio, las leyes de Estados Unidos, Canadá y Rusia también incluyen a los extranjeros.

Generalmente, estas legislaciones señalan los requisitos necesarios para llevar a cabo el método, incluyendo aspectos como qué personas pueden realizar el proceso, cómo se establece la filiación del menor y los derechos y obligaciones de la gestante y de los padres de intención.

En el mapa puede explorar el estado legal de la gestación subrogada en el mundo.

 

 

Descargue: Proyecto del Código de las Familias (2160 descargas)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu