Calentamiento global multiplica grandes olas de calor simultáneas

Calentamiento global multiplica grandes olas de calor simultáneas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

La cantidad de olas de calor que ocurren simultáneamente en las latitudes medias y altas del hemisferio norte del planeta fue siete veces mayor en la década de 2011-2020 que en la década de 1981-1990, ha revelado un reciente estudio científico.

 

El principal impulsor de las olas de calor es el aumento general de la temperatura media global debido al cambio climático, afirman los científicos. Tomada de: El Diario
El principal impulsor de las olas de calor es el aumento general de la temperatura media global debido al cambio climático, afirman los científicos. Tomada de: El Diario

 

Estas peculiares olas de calor simultáneas —también llamadas concurrentes—sucedieron, como promedio, en 143 días cada año de la década de 2011-2020, y además incluyeron anualmente a casi todos los 153 días de los meses cálidos comprendidos de mayo a septiembre.

De acuerdo con el estudio, realizado por la Universidad Estatal de Washington ( Washington State University, WSU) y publicado este diciembre en la revista científica estadounidense Journal of Climate, los eventos de calor concurrentes también se hicieron más calientes y más grandes, aumentando su intensidad en un 17 % y su extensión geográfica en un 46 %.

Los autores del estudio definieron las grandes olas de calor como eventos de alta temperatura que duran tres días o más y cubren al menos 1 millón 600 mil km2 (aproximadamente 620 mil millas), una extensión territorial aproximadamente equivalente al tamaño de Mongolia o Irán.

«Más de una ola de calor que ocurren al mismo tiempo a menudo tienen peores impactos sociales que un solo evento», dijo Cassandra Rogers, investigadora postdoctoral de WSU y autora principal del estudio; y agregó: «Si ciertas regiones dependen unas de otras, por ejemplo, para la agricultura o el comercio, y ambas están sufriendo tensiones al mismo tiempo, es posible que no puedan responder a ambos eventos».

Se conoce que las olas de calor pueden causar desastres desde malas cosechas hasta incendios forestales; pero los investigadores destacan que las concurrentes pueden multiplicar esas amenazas, agotando la capacidad de los países para brindar ayuda mutua en las crisis, como ocurrió durante los múltiples incendios forestales en los EE.UU., Canadá y Australia asociados con las olas de calor de 2019 y 2020.

En este sentido, los expertos apuntan que un estudio anterior también encontró que las olas de calor concurrentes causaron una caída de alrededor del 4 % en la producción mundial de cultivos.

Para su trabajo, los investigadores de la WSU utilizaron la herramienta de vigilancia global climática ERA5 —producida por el Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo—, que combina grandes cantidades de datos de observación de estaciones meteorológicas en tierra, boyas de agua y aviones, así como datos de satélites con modelos de pronóstico del tiempo.

Utilizando estos datos de observación para diversas variables climáticas desde el año1979, los científicos encontraron que el principal impulsor de las olas de calor fue el aumento general de la temperatura media global debido al cambio climático, fenómeno este que, como se conoce, ha calentado el planeta 1 grado Celsius (°C) durante el último siglo, y la mayor parte del aumento, dos tercios, ocurrió desde el 1975.

Los científicos también encontraron que el aumento de la ocurrencia de dos patrones de circulación en todo el hemisferio norte hizo áreas particularmente más vulnerables a las olas de calor concurrentes, incluido el este de América del Norte, el este y el norte de Europa, el este de Asia y el este de Siberia.

Cabe apuntar aquí que, tras haber divulgado Journal of Climate los resultados de esta investigación, el Instituto Meteorológico de Dinamarca (DMI) informó haber registrado este diciembre en la isla de Groenlandia —también sita en el hemisferio norte—, una ola de calor igualmente asociada al cambio climático, con temperaturas de más de 20 °C por encima de la media en esta época del año.

 

Las grandes olas de calor son eventos de alta temperatura que duran tres días o más y cubren al menos 1 millón 600 mil km2, ocurriendo en muy diversos lugares del planeta. Tomada de: METEORED
Las grandes olas de calor son eventos de alta temperatura que duran tres días o más y cubren al menos 1 millón 600 mil km2, ocurriendo en muy diversos lugares del planeta. Tomada de: METEORED

 

Para los autores del estudio de la WSU que nos ocupa, sus resultados agregan más evidencia sobre la necesidad de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero —causantes del cambio climático—, así como mitigar los efectos de este grave trastorno medioambiental; y el aumento continuo de la temperatura lleva implícito que el mundo debería prepararse para enfrentar más olas de calor simultáneas.

En esta dirección alertó la coautora de la investigación Deepti Singh, profesora asistente de WSU en la Escuela de Medio Ambiente, cuando afirmó: «Como sociedad, actualmente no estamos adaptados a los tipos de eventos climáticos que estamos experimentando en este momento».

Tras la advertencia, la profesora Singh concluyó con una incuestionable y cardinal sugerencia:

“Es importante comprender cómo podemos reducir nuestra vulnerabilidad y adaptar nuestros sistemas para ser más resistentes a este tipo de eventos de calor que tienen impactos sociales en cascada».

 

 (Con información de páginas web Infobae, El Día y Europa Press)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu