Año 2021 confirma tendencia al calentamiento global

Año 2021 confirma tendencia al calentamiento global

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 puntos, 3 votos)
Cargando…

No por esperado deja de ser noti­cia: en el recién finalizado 2021 la temperatura media mundial superó en aproximadamente 1,11 grados centígrados (°C) los niveles prein­dustriales (1850-1900), informó el pasado miércoles la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

 

La ONU afirma que la prioridad debe ser la reducción rápida, profunda y sostenida de la emisión de los gases causantes del calentamiento global.Foto: Ambientum

 

La agencia de la ONU señaló ade­más que el 2021 es ya el séptimo año consecutivo (2015-2021) en el que la temperatura mundial ha superado en más de 1 °C los niveles preindustriales; y también agrega que, desde los años ochenta del pasado siglo, cada nuevo decenio ha sido más cálido que el an­terior, todo lo cual confirma el pro­gresivo trastorno del clima que viene vaticinando la comunidad científica.

Vale apuntar que el calenta­miento en el 2021 fue relativamente menos pronunciado comparado con el de los últimos años por la ocu­rrencia consecutiva de episodios de La Niña, un fenómeno natural que produce enfriamiento a gran esca­la de la temperatura de la superfi­cie del océano en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, y además ejerce un efecto transitorio de enfriamiento a escala mundial.

Como se recordará, el principal objetivo establecido por el Acuerdo de París sobre el Cambio Climáti­co (adoptado en el 2015) consiste en mantener el aumento de la tem­peratura media de nuestro planeta muy por debajo de 2 °C respecto a los niveles preindustriales, y prose­guir los esfuerzos para impedir que el alza supere los 1,5 °C.

Pero evidentemente, tales pro­pósitos están seriamente amenaza­dos por la tendencia al incremento acelerado que registra el calenta­miento global que padece la Tierra, provocado por la concentración en la atmósfera de los gases de efecto invernadero (GEI), generados por la ilimitada quema de combustibles fósiles que realizan los humanos.

Para frenar ese incontrolado aumento de las temperaturas, en el Acuerdo de París también se esta­bleció, como primera e indispensa­ble medida, reducir gradualmente la emisión de los GEI hasta alcan­zar en el 2050 la meta de emisiones netas cero de estos nocivos gases.

Sin embargo, hasta el presente la conquista de ese objetivo pareciera es­tar condenada al fracaso: “Todo apun­ta a que el calentamiento global, así como otras tendencias de cambio cli­mático a largo plazo se mantendrán, a raíz de los niveles sin precedentes de gases de efecto invernadero que cap­turan el calor en la atmósfera”, alertó también en su reporte la OMM.

El calentamiento está cambiando el clima en todos los rincones a una es­cala no vista en miles y hasta cientos de miles de años, lo cual traería con­sigo catastróficas consecuencias para la humanidad y para toda la vida en el planeta, advirtió en un informe emiti­do el pasado año el Grupo Interguber­namental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, de la ONU), principal órgano internacional para la evalua­ción científica de esa grave anomalía.

 

Los impactos del cambio climático y los peligros debidos al clima tuvieron en el año 2021 efectos devastadores que alteraron la vida de las comunidades en todos los continentes, afirma la OMM (en la foto, inundaciones en Alemania). Foto: BBC

 

Lo antes enunciado por el IPCC es corroborado por lo acontecido en el año 2021: “Los impactos del cam­bio climático y los peligros debidos al clima tuvieron efectos devasta­dores que alteraron la vida de las comunidades en todos los continen­tes”, afirmó el titular de la OMM, Petteri Taalas, según el reporte re­cién emitido por ese organismo.

Este noviembre, tras concluir la reunión internacional dirigida a en­frentar el trastorno del clima (la Conferencia de la ONU sobre Cam­bio Climático, realizada en Glasgow, Reino Unido), el secretario general de la ONU, António Guterres, reconoció que el evento había dado pasos “im­portantes, pero insuficientes”.

Pendiente quedó la rebaja rápi­da, profunda y sostenida de los GEI. Para alcanzar esta imprescindible rebaja es preciso reducir la emisión de esos gases en un 45 % para el 2030 respecto a los niveles del 2010, afirmó Guterres, un asunto que, entre otros, deberá considerar la próxima Conferencia, prevista para finales de este año en Egipto.

La ciencia afirma que es posible frenar o paliar —según el caso— los efectos del cambio climático; y es el avance de esa amenaza existencial la mayor preocupación de la po­blación mundial, según encuestas realizadas por la ONU y otras en­tidades internacionales. Debiera es­perarse que en un futuro no lejano prime el destino de toda la huma­nidad por sobre los egoístas intere­ses del minoritario grupo de los más poderosos, principales responsables de esta crisis planetaria. (Con información de sitios web de la OMM y Noticias ONU)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu