Nuestros asaltos

Nuestros asaltos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Los patriotas de estos tiempos libra­mos un combate no menos decisivo que aquel emprendido por un puña­do de jóvenes que con las armas en las manos se lanzaron al asalto del porvenir.

 

Si hace 68 años los revoluciona­rios encabezados por Fidel se em­peñaron en derribar a un régimen tiránico y proimperialista para ins­taurar una Cuba independiente y de justicia social, la convocatoria actual, ante las ambiciones anexio­nistas del imperio y sus marionetas, es a defender los ideales de aquellos heroicos luchadores cuyo sacrificio abrió las puertas al socialismo en la tierra de Martí.

Recrudecer el bloqueo en medio de la pandemia, desatar una feroz campaña mediática de desinforma­ción y mentiras, instigar y financiar desórdenes, promover el caos y chan­tajear a gobiernos para que apliquen sanciones contra la Mayor de las Antillas han sido algunos de los mé­todos del enemigo para desestabili­zar el país e invocar hipócritamente una intervención humanitaria que enmascara su tan deseada agresión militar.

Pero ignora que la historia es para los cubanos una gran maestra que nos revela el camino de continui­dad marcado por los héroes. Como señaló Fidel, si en algo somos iguales al 26 de Julio de 1953 es en “la mis­ma fe en los destinos de la patria, la misma confianza en las virtudes de nuestro pueblo, la misma seguridad en la victoria, la misma capacidad de soñar con todo aquello que serán realidades de mañana por encima de los sueños ya realizados de ayer”.

Ese pueblo y como parte de él los trabajadores han demostrado su decisión de reinventarse ante las dificultades, de no intimidarse con las amenazas y de perseverar en la búsqueda del bienestar que hemos decidido alcanzar para beneficio de todos.

Los trabajadores y el pueblo tie­nen ante sí la tarea de abrazar las nobles ideas desarrolladas por el Comandante en Jefe alrededor del trabajo social con los segmentos más vulnerables de la población, en el afán de incorporarlos a los esfuerzos colectivos por hacer más próspero el país.

Nadie nos apartará de nuestras tareas actuales para hacer avanzar la economía. No permitiremos que nos dividan, porque en la unidad ha radicado siempre nuestro triunfo, ni podrán destruir la tranquilidad ciu­dadana que nos distingue.

Quienes se empeñan en predicar el odio no lograrán introducirlo en las mentes y los corazones de una na­ción noble y laboriosa, cuya ejecuto­ria, elogiada internacionalmente, ha estado caracterizada por el amor, la fraternidad y la solidaridad.

Ante la guerra que nos imponen en todos los ámbitos podemos afir­mar este 26 de Julio que los cubanos dignos estamos prestos a emprender nuevos asaltos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu