Hacedores de una prenda salvadora

Hacedores de una prenda salvadora

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

“Por la primera vez se empieza”, dijeron las costureras Anay Pérez Rojas, Maritza Machado, Nerelys Bernal y Marisela Gómez, cuando se les encomendó confeccionar nasobucos.

“Esta producción es casi insólita, por lo menos de forma masiva, la  estamos ejecutando con mucha seriedad, es un deber hacerla porque con ella salvamos vidas, son circunstancias extremas, por tanto la producción tiene que ser de urgencia”, aseguran.

Ellas son parte del colectivo del atelier El Figurín de Santa Clara, quienes junto a sus colegas del atelier Nuevo Diseño, de la misma ciudad, pertenecientes a la empresa de los Servicios Técnicos y Personales, han emprendido esta labor, ineludible para apoyar al Estado cubano y al pueblo en esta lucha contra la enfermedad Covid-19, que se ha convertido en una pandemia.

“Es un deber hacerlos y que queden con calidad, la confección es algo compleja porque lleva el tejido adecuado y debe respetarse cada uno de sus pasos, para que tenga un buen efecto protector, la necesidad es apremiante, hacemos diariamente lo que sea posible para incrementarlos con el fin de que la población pueda protegerse”, explicaron.

Ellas no son las  únicas

Trabajadores de diferentes talleres textiles, otros atelieres, creadores del Fondo de Bienes Culturales, costureras particulares y amas de casa en Villa Clara se han incorporado a la producción masiva de nasobucos, como parte de las acciones que acompañan el distanciamiento social orientado para la prevención de la Covid-19.

La Empresa Provincial de Confecciones y Calzado, CALCONF perteneciente al Grupo Empresarial Viclar, por ejemplo, ha producido más de 30 mil unidades, asimismo los atelieres del territorio hasta el momento cumulan cerca de 20 mil, así como Confecciones Textiles Fénix, en nueve de sus talleres, producirá más de 50 mil nasobucos, específicamente, para Salud Pública.

A la elaboración de este renglón se sumaron los artesanos del Fondo de Bienes Culturales, quienes han aportado en forma de donativos más de 50 mil  de estos medios de protección destinados a periodistas, personal del hospital pediátrico de Villa Clara, aeropuerto, aduana, entidades con trabajadores que realizan labores imprescindibles, casas de niños sin amparo familiar, hogares de anciano y otras instalaciones sociales.

La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en la provincia convocaron a las costureras y amas de casa con habilidades manuales a manufacturar los artículos para vecinos de la comunidad.

Los  integrantes del Fondo de Bienes Culturales, quienes tienen experiencia en la confección de medios de protección y en particular han incursionado en el  renglón, consideran esta una tarea obligada  Según informó Niurka María Fonseca Delgado, directora del Fondo,  el ciento por ciento de los miembros trabaja en la confección de nasobucos.

“Esta ha sido una contienda de retazos de telas y puntadas en la que todos han colaborado”, manifestaron Katiuska Mieldestein y Mayelín Díaz, coordinadora de los CDR y presidenta de la FMC, respectivamente. Explicaron que las organizaciones de masas emprenden otras tareas decisivas como parte de los Grupos de Trabajo Comunitario en cada Consejo Popular, los que realizan pesquisaje sanitario, vigilan el comportamiento de las familias, detectan indisciplinas sociales, atienden grupos vulnerables y ayudan a ancianos solos; entre otras acciones.

Todos los municipios, de una manera u otra  y utilizando diferentes vías, se han incorporado a esta tarea urgente, destacándose puntualmente talleres de Placetas, Ranchuelo, Camajuaní, Santa Clara y Encrucijada. El empleo del nasobuco está indicado para garantizar protección respiratoria y evitar la propagación del virus,  medida imprescindible para prevenir el contagio de esta enfermedad.

Un comentario en Hacedores de una prenda salvadora

  1. Después de mi trabajo me dedico a confeccionar nasobucos, para mi familia, amistades y vecinos, todo a cambio de que estan saludables, es un placer hecer algo que se necesita para salver vidas….

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu