Adiós al efectivo: Pagos con Código QR en el comercio interior

Adiós al efectivo: Pagos con Código QR en el comercio interior

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 puntos, 2 votos)
Cargando…

El comercio tradicional tal y como lo conocemos hoy está a punto de desaparecer. El escenario virtual tiene cada vez más empuje por el desarrollo tecnológico y a nivel mundial pocos espacios escapan de esta vorágine. POS, e-comerce, códigos QR y billeteras electrónicas son términos cada vez más comunes en nuestra vida diaria.

 

La implementación en Coppelia de la plataforma Enzona se llevó a cabo en el mes de septiembre. Foto: Abel Padrón Padilla.

En el último año, Cuba se ha insertado de manera más acelerada en estos temas, y aunque no son pocos los sobresaltos y errores, el país avanza para lograr un comercio electrónico más efectivo y abarcador.

¿Cuánto se está avanzando en estas cuestiones? ¿Ha tenido el impacto esperado? ¿Hasta qué punto el comercio electrónico ha sido catalizador y no una piedra en el zapato para empresarios y clientes?

Enzona en Coppelia: Helados con sabor a tecnología

 

Los trabajadores de Xetid junto con los dependientes de esta área de la heladería comenzaron a montar la plataforma a los clientes en las propias colas. Foto: Abel Padrón

Evelin Cutiño está encantada, ella se ha vuelto una cliente habitual de la cancha C de la capitalina heladería Coppelia.

“Vengo a esta parte porque es ágil el servicio, no hay casi cola y aunque no tenga el dinero físico pueda pagar desde el móvil”, estas son las impresiones de Evelin Cutiño, cliente habitual de la cancha C de la  heladería Coppelia, que disfruta de los beneficios de la informatización, aunque también plantea algunos inconvenientes relativos con el acceso a las tecnologías.

La implementación en Coppelia de la plataforma Enzona se llevó a cabo en el mes de septiembre. “Arrancamos el 14 de septiembre, primero fueron pocos los clientes que tenían la plataforma montada. Al darnos cuenta de la situación, de inmediato con los compañeros de Xetid montamos un buró para que  las personas fueran atendidas. Muchos tenían  deseos de recibir el servicio, pero no contaban con la plataforma montada en sus teléfonos móviles”, afirmó Amaury Martínez Tamayo, director de la Heladería Coppelia.

No tener la tarjeta anclada a Enzona, no contar con la Telebanca asociada al soporte magnético o carecer de la apk eran de los principales problemas que fueron latentes en los primeros días de iniciado el servicio.

 

 

Los trabajadores de Xetid junto con los dependientes de esta área de la heladería comenzaron a montar la plataforma a los clientes en las propias colas, para que el servicio fluyera más rápido.

“Estuve casi tres meses configurando teléfonos afuera de la cancha para tener más usuarios, al inicio atendíamos a muy pocas personas. Ahora vemos el resultado de todo lo que hicimos, porque la afluencia de público aquí en la unidad es muy buena y tenemos clientes asiduos que vienen hasta varias veces al día”, dijo Milton Valdez Calvo, dependiente del área de C.

Esta área de la popular cremería tiene una capacidad de 96 personas, aunque en estos momentos se encuentra al 50 %, debido a las medidas sanitarias adoptadas para evitar los contagios de COVID-19.

Sin embargo, Ricardo Retaños, administrador de la cancha donde se brinda el servicio de comercio electrónico, plantea que en ocasiones pasaban una hora entera sin trabajar por fallas en la conexión o problemas con el banco o con la apk. A pesar de estar dificultades los  trabajadores se fueron motivando con la iniciativa y ya estamos a la par de las otras zonas.

“La experiencia del Coppelia ha sido buena, pero no lo suficiente. Ha encontrado un poco de resistencia entre los propios dependientes pues algunos le hacen rechazo por el tema de la propina. Sin embargo, lo que debemos hacer es buscar nuevos incentivos para los trabajadores”, indicó Belkis Cabrera Bermudez, directora de Informática del Mincin.

El tema de las propinas es una de las  principales preocupaciones de los dependientes, porque  al realizarse el pago electrónico la bonificación que recibían por parte de los clientes al brindar un buen servicio desaparece. El director de la heladería comentó que se están buscando algunas alternativas.

“Como los trabajadores son clientes de Enzona tienen un código QR, por lo que si algún cliente quiere dejarle una propina podría hacerlo escaneando el código del trabajador por la misma plataforma. Se ha pensado que el dependiente tenga en su uniforme su código, que diga propina”. Aunque esto aún no se implementa, se siguen buscando mecanismo.

 

 

Los trabajadores del área C recibieron un seminario para prepararse antes de iniciar el servicio, aunque en la práctica han adquirido habilidades para ayudar a los clientes y mejorar el servicio, hecho que se revierte en un significativo aumento en las ventas.

“El primer mes se realizaron alrededor de 1 000 operaciones con 25 000 pesos recaudados, al cierre del mes de noviembre se habían realizado 6 000 operaciones con un monto total de 260 000 pesos. Esto demuestra el incremento del uso de la plataforma en la heladería”, puntualizó Martínez Tamayo.

La heladería recibe diariamente más de 8 mil personas, por esta razón la informatización del pago de los servicios es de notable importancia para esta entidad. Su director explica que debido al gran número de visitantes diarios se genera un alto volumen de efectivo que hay que manipular tanto en el área de servicio por parte de los dependientes, como en la caja central una vez que se recauda lo que generan las ocho áreas de venta.

“Nosotros recaudamos más de 100 mil pesos diarios. Con esta plataforma eliminamos la manipulación del efectivo y el pago ocurre a través de la transferencia de un cliente hacia la cuenta de Coppelia directamente. Este sistema permite a la dirección monitorear a distancia las ventas, además podemos identificar a los clientes que hayan pagado montos excesivos por el servicio”.

 

Comercio electrónico y materiales de la construcción: Que las piedras no se metan en el zapato

 

El pago electrónico, tanto por código QR o por POS, se ha ido perfeccionando en este 2020. Foto: Abel Padrón

 

En febrero de este 2020, el Ministerio de Comercio Interior anunció el uso de las tarjetas magnéticas como instrumento de pago para la adquisición de productos en las tiendas de venta de materiales para la construcción. La mayoría de los usuarios acogieron con gusto esta noticia, pues permite alcanzar mayor transparencia en las ventas y en el manejo del efectivo.

Por otro lado, algunos tienen sus reservas a la hora de efectuar pagos a través de los POS, pues han tenido malas experiencias al respecto. Eso sí todos confían que potenciando el comercio electrónico se frene a los revendedores que lucran aprovechándose de las necesidades de otros.

La implementación de la venta de materiales de la construcción mediante terminales de puntos de venta parte de la Resolución No 25 de 2020 del Ministerio del Comercio Interior, que regula la organización económica de los grupos minoristas de comercio para las ventas mediante el pago electrónico.

“Este documento legal estipula la venta solo mediante tarjetas magnéticas en las tiendas de materiales de la construcción. Para ellos se estableció un cronograma para su aplicación con énfasis en las cabeceras provinciales”, señaló Marpessa Portal de Villiers, subdirectora general de la Dirección General de la Venta de Mercancías.

El pago electrónico, tanto por código QR o por POS,  se ha ido perfeccionando en este 2020, pues el principal objetivo es que no medie el efectivo en las transacciones comerciales. la subdirectora general de Venta de Mercancías dijo que La Habana es la provincia que más ha avanzado en este tema, debido a la densidad de tarjetas magnéticas que tienen sus habitantes. “En la capital, la meta era alcanzar el 100% de las ventas mediante esta facilidad, pero no se ha sido homogénea la aplicación de esta medida”, añadió.

 

Cuba cuenta con 313 tiendas para la venta de materiales de la construcción y al cierre de octubre de este año, 279 de estas unidades tienen terminales de punto de venta instalados. Se calcula que por esta vía se han vendido 448 millones de pesos.

Hay provincias con mayores avances que otras, porque en algunos establecimientos a pesar de tener el POS instalado, no siempre se hace uso  efectivo de él. “Este año se han vendido 1334 millones de pesos en los rastros y tan solo el 34 % de las ventas han sido por los POS”, resaltó la funcionaria del Mincin.

Los territorios más adelantados son Artemisa con un 50% de las ventas mediante esta vía, La Habana con el 51%, Guantánamo el 48% y la MEIJ con el 62%. Mientras que Villa Clara y  Matanzas son las provincias más críticas, con menos del 20% de las facturaciones.

Varios factores inciden en las bajas cifras que tienen algunas provincias. La insuficiente cantidad de POS en las unidades de venta y la poca densidad de tarjetas magnéticas emitidas en algunos territorios. “Una de las medidas que hemos evaluado es tratar de vincular la implementación de los códigos QR en estos establecimientos minoristas”

En el caso de los clientes que se les aprueba un subsidio, se les entrega una tarjeta magnética. Salvo en los casos que este haya sido otorgado antes de la implementación de este sistema tecnológico. La subdirectora  general de la Dirección General de la Venta de Mercancías explicó que ante determinados eventos climatológicos se autoriza  el pago en efectivo de los materiales de la construcción. Otra de las opciones es la facturación por cheque nominal autorizado por el banco.

“Estas medidas permiten disminuir los hechos de robo en nuestras unidades, porque queda la trazabilidad de la transacción y nos permite identificar cuando en una unidad se le ha vendido por ejemplo, en exceso un material determinado a una persona. También tiene beneficios para los clientes, pues pueden saber que están comprando un producto por los precios oficiales y no con adulteraciones”, agregó.

Comercio electrónico desde las cuadras

 

Las provincias de Pinar del Río, Matanzas, La Habana, Ciego de Ávila, Granma, Camagüey y Guantánamo han implementado el pago electrónico en unidades de gastronomía estatales. Foto: Isla visión

 

Dinamizar el comercio electrónico es una palabra clave. “Durante mucho tiempo la concepción solo se limitaba a la venta a través de los POS. Esta tecnología es muy cara y no es accesible en todos los lugares. Por esta razón, había que dar un salto sobre todo en asuntos de la bancarización”, destacó Belkis Cabrera Bermúdez, directora de Informática Mincin.

Entre las estrategias desarrolladas  está el contrato de Código QR con Enzona, a partir de la creación de las tiendas en el Boulevard. La directora de Informática enfatizó que Enzona es una plataforma robusta, pero que aún no es del uso masivo de la población. “El uso del código QR es popular en todo el mundo, resulta  cómodo y evita el menudeo. Sin embargo, muchos le hacen rechazo por el tema de la trazabilidad de las operaciones, pues la Onat podría controlar todo lo que se factura, añadió Cabrera Bermudez.

“Las terminales de punto de venta son más costosas, no solo por su adquisición, sino comercial, las empresa debe pagar hasta un 3% sobre las ventas, mientras que el código QR es solo un 1.5%”.

Otro de los lugares del comercio donde se ha implementado el pago electrónicos son las 17 tiendas de MERCABAL que brindan servicio de comercio mayorista. De estas unidades, 10 tienen disponibles el pago por código QR, y en  todas se puede facturar  mediante POS. Las ventas están en el orden de los 110 millones de pesos.

En ocho tiendas online de MERCABAL, (Mercabal La Habana, Gran Comercial en Superfacil, Matanzas, Villa Clara y Granma), y otras tiendas minoristas con Unitiendas de Villa Clara, Camagüey y Sancti Spíritu.

Las provincias de Pinar del Río, Matanzas, La Habana, Ciego de Ávila, Granma, Camagüey y Guantánamo han implementado el pago electrónico en unidades de gastronomía estatales. Existen complejos en Matanzas como las Cuevas de Bellamar y en Villa Clara, la unidad Somos Jóvenes y El Gobernador.

“En el caso de la gastronomía, queremos hacer mayor uso de la plataforma En su casa, que se empleó mucho durante la COVID-19 para la entrega a domicilio. En Xetid Holguín se desarrolló una apk llamada Restaurante que permite la reserva de la mesa en cualquier restaurante. Esta aplicación ya se encuentra en fase de prueba”.

La bancarización en el caso de la red minorista es más compleja. ¿Se imaginan llevar un POS a cada una de las 13 mil bodegas que hay en el país?. Las bodegas son el punto neurálgico de la informatización del comercio. Por esta razón, se implementó el pago por el código QR. “Ya hay 1732 bodegas con esta forma de pago, de ellas 907 en la capital, en los municipios de Cotorro, Habana del Este, Habana vieja, Plaza y Playa”, dijo la directora de Informática del Mincin.

Aun cuando son múltiples los ejemplos que pueden ilustrar el paso a un comercio más digital y menos analógico en el país, todavía la nación se encuentra muy lejos de explotar todo el potencial existente para estas actividades. Resistencia de algunas instituciones, desconocimiento de otras, ambas caras de un fenómeno que perjudica en primera instancia a la población pero que impacta en la vida económica de todo un país.

¿Solo es la infraestructura la que entorpece hoy un mayor avance del comercio electrónico? ¿Cómo traducir en hechos concretos la política de informatización más apegada al barrio y en función de resolver los problemas de la población? (Tomado de Islavisión)

4 comentarios en Adiós al efectivo: Pagos con Código QR en el comercio interior

  1. En la bodegas debería implementarse ya este método de pago, pués aunque ya algunas unidades cuentan con QR, no ha sido posible brindar el servicio por problemas ajenos a la población, pienso que el trabajo en las bodegas es mas mecánico, debe existir en las oficinas tales como oficodas o zonas comerciales medios de cómputo para que los consumidores una vez efectuado el pago desde su casa o cualquier otro lugar pueda se registre y luego ellos envien un listado a las unidades que atienden y así sepan los administradores, los usuarios que pueden adquirir los mandados del mes, una forma mas de simplificar el asunto, hay existen muchas otras maneras en que puede efectuarse esta modalidad, solo sugiero a grandes rasgos una posibilidad.

  2. realmente no podemos negar el futuro… pero cuando no llegamos nos pasamos….usted debe implementar esas medidas pero debe dar un margen para que la gente se acostumbre a ellos, no todos tenemos cuantas bancarias, ni tarjetas magnéticas y mucho menos teléfonos inteligentes para suplir de golpe y porraso la eliminación del efectivo como sucedió en villa gaviota baracoa….a partir del 1ro de diciembre se implemento este sistema de pago en alas unidades del territorio y automáticamente se elimino el efectivo, consecuencias de esto… el 90% de nuestros clientes se perdieron y por consiguiente los ingresos de los que dependemos también se esfumaron en esa misma proporción, hoy si usted no tiene tarjeta magnética o trasfermovil o enzona por ejemplo sencillamente no se puede comer una pizza o tomar una malta en la cafetería del parque donde concurria como dije antes casi el 90% de nuestros clientes a consumir algo tan sencillo… nada que debemos adaptarnos al futuro pero creo que no tan radicalmente como se ha hecho… debemos mejorar si, automatizarnos también… pero siempre debemos pensar en nuestros clientes que al final son nuestra razon de ser…ojala y a largo plazo no nos traiga afectaciones a nosotros los trabajadores pues sin ingresos lo mas factible es que te manden para la casa y resuelto el problema,,,ojala y no se llgue hasta ese punto….

  3. Es una buena opción, tiene muchos beneficios y evita muchos males pero crea otros, los clientes no tenemos pq tener esa única forma de pago… el efectivo no se ha eliminado en ningún lugar del mundo y hace años existen las tarjetas. Los comerciantes buscan la manera de recibir ingresos por todas las vías posibles. Y cuba está muy lejos de tener las condiciones para eliminar el efectivo en los servicios. Pienso que tiene que ser una opción más no la única..como clientes deberíamos decidir con que pagar. Los incentivos para el uso de las tarjetas deben prevalecer antes que la imposición.

  4. Esta muy interesante este artículo pero eso va a demorar algo en Las Tunas, ya que las tiendas que tienen montado sistema de pago por tarjeta no tienen ahora mismo un respaldo de mercancía para hacer transacciones a no ser las tiendas de nuevo tipo que si hay algunas cosas. Aquí hace falta mucho dinero liquido para comprar cosas en la calle al menudeo, hay ciento de miles de tarjetas en manos de la población y sabe usted solo tenemos en el municipio 10 cajeros, (un municipio de 192 967 habitantes ), los cuales se han convertido en una verdadera pesadilla poder extraer efectivo de ellos, muchas veces hay que rellenarlos en varias oportunidades, pero la realidad es que no dan abasto.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu