Recuperación en Base de Supertanqueros: Papito y su tren

Recuperación en Base de Supertanqueros: Papito y su tren

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (20 puntos, 4 votos)
Cargando…

Del negro y el gris pintado por el fuego va quedando menos. Las ní­tidas señales de la recuperación muestran otros colores, gracias al afán de hombres y mujeres em­peñados en seguir borrando de la zona siniestrada los trazos de la tragedia.

 

Decenas de metros de tuberías ha ensamblado la brigada de contingencia. Foto: Emelio León
Decenas de metros de tuberías ha ensamblado la brigada de contingencia. Foto: Emelio León

Tan grande como diversa, la­bora allí una fuerza unida por el deseo común de hacer bien las co­sas en el menor de los tiempos.

“Lo de nosotros es de campana a campana”, asegura Emelio León Barroso, director del Centro de Contingencia de la Emcor, empre­sa encargada de la construcción, reparación y mantenimiento de depósitos de combustibles, ductos, protección anticorrosivo e instala­ciones en general, entre otros ser­vicios.

A la tropa de Papito, como se le conoce a Emelio, se le profesa una admiración especial en la Unión Cuba Petróleo (Cupet). “Ellos son los mejores en lo que hacen”, pre­cisa sin titubear Reynaldo Fiallo Abreu, el director de manteni­miento de este organismo y ahora al frente de la recuperación en la Base de Supertanqueros.

El ingeniero habla con enco­mio del montaje de las bombas de enfriamiento del sistema contra­incendio, tarea estratégica para lograr la necesaria vitalidad, don­de también participó esta briga­da. Según Papito, en solo 33 ho­ras ellos concluyeron un trabajo que por complejo daba para varios días. “A pesar de la rapidez, ase­vera, la calidad está garantizada”.

Desde el inicio de la fase recu­perativa hasta la fecha, la brigada ha conectado decenas de metros de tuberías. “Estamos ensamblan­do las de 24 pulgadas, son como tres kilómetros, por ahí irá diésel”, dice mientras fija los ojos en el en­sayo no destructivo, por líquidos penetrantes, para determinar si hay fisuras o poros en el cordón de la soldadura. Todo luce tan per­fecto que no debe haber ningún problema. “Es un procedimiento de rigor”, advierte.

Con un teléfono del que nunca se separa, Papito va sacando fotos de los trabajos, de los muchachos. Por cada publicación en su Fa­cebook, reciben elogios. Sin em­bargo, no era por buscar méritos que lo hizo en las jornadas duras del combate contra el incendio en Base de Supertanqueros, a donde el 6 de agosto llegó la brigada. Él sabía bien el efecto de sus imáge­nes y entonces subió todas las que pudo.

Así le fue contando a cada familia que sus hijos, esposos, hermanos o padres estaban bien. “Mire los jóvenes que son, el menor tiene 21 años y el mayor 33”, expresa con cariño paternal el licenciado en Criminalística devenido soldador. “El más vie­jo soy yo y tengo 55”, expresa y sonríe.

Como si se tratara de una no­vena de pelota, Papito pone voz de narrador para mencionar a sus operarios de grandes ligas. Con Lázaro Ezequiel y Alexander Váz­quez hace una distinción. “Son el cuarto y tercer palos”. Luego es­tán Sandro Borroto, Sandro Da­vid, Yohandris (El Yoqui), Lázaro Marín, Arleis Armenteros, Megan Migue, Maikel Ramos, Odelto Pa­drón, Elisbel, El Lento…

Con ellos se hace realidad una frase de la autoría de Papito: “Si es fácil, lo hace cualquiera, si es difícil, solo Contingencia”.

Como mismo sucedió en los días de combate contra las llamas en la zona industrial, la brigada de contingencia continúa hacien­do historia, afirma George Batista Pérez, secretario general del Sin­dicato Nacional de Trabajadores de Energía y Minas (SNTEM).

Son el deseo y el compromiso el combustible que mueve a Papito y a su tren, como ellos se autopro­claman. Así dejan una huella por dondequiera que pasan. En una tropa de estrellas será difícil ele­gir quién será el mejor de la sema­na, observa Batista Pérez, mien­tras aprovecha el descanso para ponerlos al tanto de los propósitos del movimiento emulativo produc­tivo Unidos y Comprometidos en la Recuperación.

En la iniciativa, explica el di­rigente, están abarcados más de 600 trabajadores de Cupet y 90 empleados eléctricos, todos pre­sentes en la Base de Supertanque­ros. Además de los cortes emula­tivos semanales y mensuales, al término de cada trimestre se con­cederá el reconocimiento Petro­leros por Cuba, instituido por la Unión Cuba Petróleo y el SNTEM.

“Esta será una oportunidad para premiar a pie de obra el he­roísmo cotidiano de nuestra gen­te”, confirmó Batista Pérez.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu