Arroyo Hondo, una comunidad en transformación

Arroyo Hondo, una comunidad en transformación

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

En Arroyo Hondo, poblado ubicado en las proximidades de la ciudad de Guantánamo, un ajetreo peculiar despierta la alegría en los rostros y hogares de la gente. Mejoras en el sistema de electrificación, la construcción de nuevas instalaciones de servicio, la transformación del fondo habitacional deteriorado por años, el restablecimiento de los caminos, hacen renacer la esperanza de los moradores.

 

Desde principios de septiembre, esta zona del municipio cabecera fue escogida, junto a 30 sitios más, para que el Gobierno y las instituciones del territorio intervengan con la meta de realizar reformas estructurales y sociales para beneficiar a los pobladores.

La iniciativa forma parte de la materialización de ese sentir de país que promueve el presidente de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel y que ha motivado positivas acciones políticas y administrativas en comarcas como El Fanguito, en La Habana.

Aquí, en el Alto Oriente cubano, incluye a los poblados de Cecilia, Giralt, Cuatro Caminos, Ho Chi Ming, Los Güiros, Montgomery, La Jabilla, Paraguay… donde se trabaja en el completamiento de los cargos de las organizaciones de masas, el funcionamiento de los grupos de prevención social para atender problemas asociados al desempleo, el consumo de drogas, la desvinculación del estudio, realización de delitos e identificar los dificultades materiales y potencialidades para el cambio de cada realidad.

Una idea de impacto sociocultural y económico

 

La vivienda es una de las áreas que mayor inversión requerirá en Arroyo Hondo.

 

Arroyo Hondo es una de las áreas con menor densidad poblacional de la capital provincial guantanamera. En un relieve completamente llano conviven, en 127 casas, más de 300 habitantes, la mayoría de ellas en condiciones críticas.

El abasto de agua es superficial, a partir de un embalse con capacidad de 30 mil metros cúbicos, que se alimenta directamente del río.

Al ubicarse la comunidad en el anillo verde del municipio, el compromiso con la producción agrícola y pecuaria es considerable. En la campaña de frío y la recién concluida de primavera, los agricultores intercalaron 60 mil posturas de plátano y 300 mil de yuca, mientras se afanan en el desbroce de 46 hectáreas infectadas de maleza y la siembra de otras con viandas, granos, hortalizas y frutas. La idea es materializar allí un Polo Productivo.

En materia de servicios poseen bodega mixta con farmacia, sala de TV, escuela primaria, dos parques, consultorio médico y alguna vez contaron con cafetería y círculo social. Allí es reducido el acceso a nuevas tecnologías y faltan opciones de entretenimiento, que junto a otras carencias provocan el éxodo de los pobladores, jóvenes en su mayoría, en busca de mejoras.

Yucleidis Ramírez Ramírez, secretario del Partido en el municipio de Guantánamo, reconoce la situación desfavorable del asentamiento que tras muchos años de espera, tiene hoy un programa de intervención integral.

“Lo primero fue intercambiar con la gente para saber sus demandas y prioridades, luego conformamos un grupo temporal de trabajo con los máximos representantes de los organismos y direcciones municipales.

“Aclaramos que las soluciones no serán inmediatas, pues menos del 3 por ciento del fondo habitacional tiene condiciones adecuadas. Por el momento trabajamos en las casas para cinco madres con tres o más niños, además se intervendrán cinco que requieren terminaciones en cocina, baño, sala…y se le colocará el piso a 10, de los 88 hogares con piso de tierra”, señala el dirigente.

Desde que empezaron las labores, se transformó el alumbrado público y el vial principal; funcionan los servicios gastronómicos con ofertas de alimentos para llevar; se repara la sala de video; se contrató con Acopio la venta miércoles y sábado, de frutas y viandas, y se agilizó el pago a usufructuarios, tras cuatro meses de espera.

 

El mejoramiento del alumbrado público de la comunidad figura entre las primeras acciones acometidas.

 

El proyecto abarcará la habilitación de una carnicería, la construcción de un comedor comunitario, un punto de venta agropecuario y otro para materiales de la construcción; reanimar la escuela, el consultorio, la casa de médico y el campo de pelota; avanzar en la legalización de viviendas y la entrega de libretas de abastecimiento, e instalar una planta potabilizadora para optimizar la calidad del agua.

Elio Omar Fuentes Caboverde, director municipal de Cultura, asegura que a la par de los cambios materiales, igual se verá un crecimiento espiritual, pues se pretende remozar el monumento local dedicado a Arcid Duverger, caído en la batalla que el 25 de abril de 1895 salvó a José Martí y Máximo Gómez de una mortal emboscada española.

“Aprovechando la historia, se potenciarán grupos de teatro que representen los hechos, que los pinten y defiendan ante el mundo. Por otra parte, erigiremos una plaza y un sitial para explicar lo allí sucedido, donde los visitantes acudirán para conocer esa parte del pasado cubano.

“Igualmente nuestros promotores culturales tienen un diagnóstico de las potencialidades locales, los talentos por explotar y los especialistas del Sistema de Casas de Cultura se acercarán para impartir talleres, aprender de las tradiciones locales y gestar un ambiente sano para el esparcimiento”, adelanta.

Ramiro Rodríguez Pérez, director de la Empresa Azucarera Guantánamo y responsable de organizar y conducir la conversión del poblado, insiste que ante todo debe primar la calidad en la terminación de lo que se hace, sin apresurarse. Corresponde también a las masas fiscalizar el uso de los recursos y cuidar los bienes muebles e inmuebles que le serán entregados.

“El Delegado es la figura principal en la orientación de este proceso, que se traducirá igualmente en generar fuentes de empleo para más de 50 jóvenes desvinculados. El protagonismo popular es la clave ahora, porque muchos organismos no tienen fuerza de trabajo para acometer las múltiples labores que se prevén y ahí es cuando la gente hace suya la tarea”, afirma.

 

Los agradecidos, también controlan

Oscar González Fournier, delegado de la circunscripción 97, del consejo popular Paraguay, agradece a la Revolución por el nuevo presente en tiempos de escasez material, pero sin dudas no de valores humanos.

“Este movimiento responde a problemas muy antiguos. Estamos seguros que será efectivo y para asegurarlo armamos una brigada de 20 hombres de distintos oficios que están listos para ayudar en lo que sea, la agricultura, construcción… y también vamos a verificar que todo se haga como debe ser, porque este es nuestro patrimonio” significa el líder popular.

 

También se prevé dar mantenimiento al Consultorio del Médico de la familia, incluyendo la residencia del personal de Salud.

 

Para Clara García Fuentes, a sus 74 años de edad, el ajetreo de las últimas jornadas hace renacer la esperanza en la zona. Basta con ver el camino nuevo, que, aunque aún no tiene asfalto, al menos parece otro.

“Solo quisiera que las obras sean sostenibles, pues hace tres años el vial fue intervenido igual y quedó a medias. Eso conlleva a molestias en el pueblo y, por demás, se gastan innecesariamente los recursos”, testifica.

Iris Figueredo Rodríguez, usufructuaria hace 16 años, aprovecha este momento en que las instituciones se acercan más a los ciudadanos.

“Yo tengo un parcela de dos caballerías, con cultivos varios, ganadería, incluso inseminé seis vacas artificialmente y en diciembre mataré tres reses para vender a la población, consumir en el hogar y donar a quien lo necesite. En mi caso requiero que la Empresa Eléctrica mejore el servicio a mi finca para introducir tecnologías que me permitan producir más”.

El proyecto de transformación de Arroyo Hondo incluye la activación de una ruta de ómnibus hasta la comunidad, restablecer el sistema de acueductos desde la bomba de agua, pues no llega a todos los hogares; la oferta de empleo y posibilidades de superación con la universidad, mediante carreras de ciclos cortos, entre otros planes fundamentales para crear la deseada nueva imagen, resultado del trabajo conjunto gobierno-pueblo en pos del progreso. (Tomado de Venceremos)

 

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu