La Guagua: Molotes, apagones y colas

La Guagua: Molotes, apagones y colas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Río cada vez que recuerdo la recomendación de Consuelo cuando jocosamente aconsejó: Si quieres que te dejen solo en una cola, estornuda, di que fuiste a ver a tu familia a China, que acabas de regresar con un catarrito, y quítate el nasobuco para que te vean la cara.

 

Ya en serio comentamos el elevado nivel de organización de los habitantes de Cuba, pues aunque estén vendiendo el más deficitario de los productos u ofertando el más escaso de los servicios, lo generalizado no es que las personas formen una molotera, un tumulto, un amontonamiento de grandes proporciones y desordenado.

Puede haber esas aglomeraciones como excepción que finalmente confirmarán que la regla existe: las personas se organizan por turno según van llegando y hacen la cola, aunque estén dispersos, pero siempre se trata de memorizar dos o tres de los que van delante, aunque en honor a la verdad, no son pocas las veces en que aún así nos perdemos y no sabemos el lugar que nos corresponde.

Hay quienes se quejan: Para todo hay que hacer cola, pero callan, reflexionan, si les preguntas: ¿Y si no se hace cola qué pasaría? ¿Prefieres la cola o un molote? Y hasta llegan a admitir que los cubanos son los más organizados del mundo.

Aunque no lo suficiente, se ha ido introduciendo la costumbre de hacer una fila con una distancia de un metro o metro y medio unos de otros para evitar el contagio del nuevo coronavirus, unas veces impuesto policialmente, otras por llamados de los propios clientes, pero todavía andamos lejos de lograrlo con la misma cultura con que se pide el último y después se pregunta quiénes son los que están delante.

La vida está demostrando que independiente de los indisciplinados, indolentes, irresponsables… hay quienes salen por razones de fuerza mayor, pero lo característico de estos días es que la mayoría permanecemos en las casas, por lo cual hay más personas para usar los equipos electrodomésticos, sobre todo los que se usan en momentos de calor.

Hay reclamos paradójicos: No salir del hogar o hacerlo únicamente en caso de extrema necesidad, y si estamos en la casa, entonces aumenta el uso de los aparatos eléctricos y hay que evitar los molestos apagones.

Ya en las primeras semanas de abril se consumió más que en los meses de verano, y entre las tantas soluciones, hay una que los expertos consideran fundamental: no cocinarlo todo al mismo tiempo, sino hacerlo gradualmente.

Rafael, un ingeniero en telecomunicaciones defiende con vehemencia que si al encender el ventilador, le bajamos una velocidad a la que usamos habitualmente, la disminución del consumo será apreciable.

Damos paso a los Comentarios Digitales:

Javier Sáez Tejera dice

Muy de acuerdo con las palabras de nuestro secretario general Ernesto García, pues hoy más que nunca hay que pensar como país y llamarnos a la disciplina social a mantener la distancia social a la hora de salir de nuestras viviendas y confiar plenamente en los directivos de nuestro país que incansablemente trabajan buscando soluciones a implantando medidas para el cuidado de nuestra población; así quisiera dar las gracias a todo el sistema de Salud que con tanto esfuerzo y dedicación salvan vidas a pesar de su exposición al virus, pero esos son nuestros médicos y personal de la Salud. Sabremos salir de esto, Cuba Salva.

 

cienfueguera dice:

Vivo al lado de una tienda en el centro de la cabecera provincial. Veo a diario las colas y los policías luchando por mantener el distanciamiento social. Es duro y desesperante. Para los de la cola, el sol, el calor, el tiempo parado, la posibilidad de que quizás no alcances a coger el producto, para los policías el amontonamiento, las discusiones, la falta de conciencia con el distanciamiento, el calor. Si le sumamos a ello el estrés por la cuarentena, por no contar con la totalidad del salario, de los niños metidos en la casa 24/7 por tiempo indeterminado nos presentamos ante un cuadro difícil que es necesario valorar.

 

Kenia dice:

No entiendo cómo el país va a acabar con esta pandemia si siguen vendiendo en todos lados. Cierren ya. Pagaremos justos por pecadores.

 

Elena dice:

Completamente de acuerdo. En Cuba existe una red de distribución de bodegas. USARLA y normar las cosas que venden las tiendas en CUC. Al mismo precio, de acuerdo!! pero usar la infraestructura que existe. No hay para todos. ROTENLO. Con la libreta te toca x barras de mantequilla por x tiempo y se acabó!! Refrescos, maltas, bebidas todo online. Usar bodegas para distribuir lo básico. Las medidas de aislamiento solo pueden ser efectivas si van aparejadas de otras medidas que regulen los grupos de personas que se conglomeran. Una cosa lleva la otra. La policía debe implementar las leyes que se ajustan a estos tiempos.

 

wajiro_91 dice:

Realmente no es problema de las personas que están en la cola, es la organización de la distribución de los productos que las personas esperan adquirir.

¿Cómo critican las colas e incluso la describen como “innecesaria” si estas personas no tienen forma de adquirir esos productos?

Ah, que exijan protección si es necesario!!!

Debe existir una mejor organización, no solo de la distribución, sino de las colas. Hay personas que se dedican a hacerla para luego vender el puesto… Con algo tan simple como repartir un ticket, sería de ayuda para la organización…

 

pedro dice:

Esto es un tema que ya no sabemos cómo vamos a tratarlo, pues en todos los medios de difusión masiva se habla de ello, e incluso uno mismo cuando lo ve hace los mismos comentarios; sin embargo, ¿qué estamos haciendo con eso? pues nada, echarle más leña al fuego y seguir en este círculo vicioso que nunca se va a acabar, porque hemos sido benévolos en la exigencia y el control. Sin embargo, hay algo que no acabo de entender, ¿es tan difícil para los gobiernos locales adoptar medidas más eficientes e incluso más represivas? Este es un país de leyes que evidentemente muchos no las cumplen, otros no exigen su cumplimiento como debe ser y algunos no les importa cumplirlas o no. ¿Hasta dónde vamos a llegar con tanta mano blanda y debilidades en la efectividad de la prevención y percepción de riesgo? ¿Hasta que haya miles de cubanos infectados y otros miles muertos? Creo que hay que acabar con todo esto ya. Emplear acciones más efectivas por parte de los gobiernos locales y provinciales y dejar de estar hablando o gritando tanto por la TV que eso no resuelve nada. Hay que salir a la calle a combatir la indisciplina social y ser más enérgicos y efectivos con aquellos que ponen en riesgo la salud del pueblo.

 

Luz dice:

Considero que no es la policía en las colas lo que va a resolver el problema. Va a ser la libreta de abastecimiento tan criticada. Si no hay para todos es preferible un mes coger aceite otro jabón que no coger nada. Los cubanos hoy no están en cuarentena, están dedicados a las colas.

En resumen: La mayoría se manifiesta favor del distanciamiento social, de cumplir las medidas para evitar la proliferación del nuevo coronavirus SARS CoV-2 y evitar los contagios que provocan la Covid-19.

Por tanto, no solo la mayoría debe enfrentar y vencer la pandemia que afecta la salud y provoca la muerte, también tiene que controlar y neutralizar a una minoría que sin dudas está empañando la colosal batalla de todo un pueblo. Y no se puede permitir.

Para abordar guaguas anteriores, clic aquí

6 comentarios en La Guagua: Molotes, apagones y colas

  1. Se sabe que hay q ahorrar pero los apagones en estos tiempos de calor, d pandemia,aburrimiento y desesperación, creo q los apagones no son la solución. Estamos viviendo un momento dificil, por favor sean humanos no nos quiten más la corriente

  2. les pido que las patrullas pasen mas a menudo si es necesario dos o tres veces al dia en diferentes horarios debido a que hay muchas personas sin nasobucos inlcuisve se molestan cuando le llamas la atención mas bien lo hacemos para cuidar su salud y nos agradecen al contrario se dirigen con hasta con mala forma, tambien muchas personas incluyendo jovenes que lo usan en el cuello como si fuera un collar en la cabeza y en la barbilla, y se pasan en las esquinas conversando tambien las colas siguen siendo un criterio mas en la población y mas en el Municipio de Marianao 124, 35, 128, 130, hay muchas personas indisicplinadas por favor tengan en cuenta esto sijo no vamos a vencer mas nunca si siguen personas de esa indole que no saben aun el máximo riesco de esta enfermedad. Debemos cuidarnos para asi proteger a nuestro país.

  3. Estoy muy de acuerdo con el comentario de Elena, hay que sacar provecho de la red de distribución que tenemos implementada, dar los alimentos por esa vía, si no alcanzan para todos, hacer módulos y se distribuyen por cantidad de personas en un núcleo, lo demás, se vende on line y se pone el personal de todas las tiendas que han cerrado en función de esto, para que la entrega de los productos sea en el menor tiempo posible. Creo que todo esto ayudaría mucho a mantener el confinamiento de las personas y lograr controlar está pandemia.

  4. Hoy salí de casa a cobrar la chequera de mi abuelo puesto que soy del grupo menos vulnerable. Es difícil ver a las personas en la calle dando vueltas alrededor de tiendas y kioscos solo «para ver qué sacan de aseo o pollo». No puedo hablar de experiencia de los años 90 pero muchos que sí me han dicho «parece que se olvidaron lo duro que fue y todos salimos adelante». Aunque sí creo que los gobiernos locales deben elaborar mejores sistemas de distribución y aún hay producciones que están dando vueltas y no acaban de llegar al pueblo. Creo que todavía tienen que mejorar la adaptación de las medidas nacionales a las condiciones de cada provincia.

  5. Las autoridades locales tienen una cuota de responsabilidad muy grande en cuanto a la falta de organización que todavía se aprecia en la venta de determinados renglones de primera necesidad y otros de aun cuando no son de primera necesidad escasean, ¿hay que esperar que haya poco para regular los productos?, experiencian en distribuir cuando hay poco se sobre en nuestro país, utilicemos los conocimientos, las experiencias que nos sobran, lo cierto es que los que tienen la tarea de organizar y dirigir la tienen bien difícil pero cuando las cosas se hacen por convicción no hay tarea difícil, pensemos en Ché, en Camilo, en nuestro Comandante, son los ejemplos que debemos seguir y los sacrificios que deben estar dispuestos a hacer, en medio de tantas tensiones que tenemos y las que están por venir la organización, actuar de forma proactiva, la previsión, son armas de incalculable valor, leamos la Victoria Estratégica de nuestro querido Comandante en Jefe allí está la esencia de cómo debemos pensar

  6. en mi opinión personal pienso q esta situación si alguien del gobierno no hace lo q le corresponde y pone fin a este problema esto de colas tumulto de personas inrespetando y burlándose de las leyes es evidente q estos son tiempos de actuar rápido y hablar poco es la vida la q esta en juego dejemos a un lado la política y ser implacable con el q lo lleva son tiempos de crisis y el q no lo quiera entender a las buenas se hará de otra manera y todos los cubanos sabemos a q me refiero saludos

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu