Con Filo: Pan a peso y en peso

Con Filo: Pan a peso y en peso

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (29 puntos, 6 votos)
Cargando…

El problema de la mala calidad del pan normado es quizás de los más antiguos con que hemos tenido que lidiar, sin que antes de ahora lo hayan podido resolver de forma definitiva ni las inspecciones, ni las asambleas de rendición de cuentas de delegado del Poder Popular, ni ningún otro mecanismo administrativo.

 

Caricatura: Alfredo Martirena

Sin embargo, la medida del ordenamiento monetario y cambiario que elimina el subsidio a este producto y establece el precio de un peso para el pan que recibimos por la libreta, podría establecer nuevas bases para la exigencia sobre las panaderías, a partir de este mecanismo financiero.

Las insatisfacciones y quejas que ha venido planteando la ciudadanía durante estos primeros diez días de enero en relación con la calidad de ese pan nuestro de cada día, tienen ahora un nuevo matiz que no es posible subestimar.

Las propias autoridades gubernamentales ya han informado de varios territorios donde la población rechazó y dejó de adquirir ese producto, en porcentajes no despreciables, por la falta de correlación entre su nuevo precio de un peso y su calidad.

También los medios han reflejado varias acciones sorpresivas de control hechas en algunas panaderías, bajo esa misma presión popular, con el hallazgo de incumplimientos en el gramaje del producto, así como de otras propiedades como durabilidad, consistencia y otros parámetros esenciales en ese alimento de primera necesidad.

Este el tipo de reacción que se esperaría de cualquier cambio de precio de un producto al cual se le retire el subsidio, y hay que verla, más que como una amenaza, como una oportunidad.

En la medida en que algo nos cueste lo justo, que debamos pagar por su verdadero valor, ello servirá también para movilizar los mecanismos administrativos que permitan resolver las deficiencias existentes en cualquier producción o servicio.

Si en una panadería los clientes empiezan a dejar de comprar el pan, porque con toda razón se rechaza su elaboración chapucera, con la cual muchas veces se han enmascarado los robos y desvíos de las materias primas, no deberían tardar en saltar siempre esos resortes del control popular y de los gobiernos locales, para atajar las causas de la mala calidad.

Un riesgo sería, como me comentaba una amiga, que la gente se cansara y admitiera ese pan mal hecho, incluso sin subsidio, ya sea por la falta de una alternativa o por la ausencia de las correcciones oportunas.

Sin embargo, las nuevas condiciones financieras en que la familia deberá desenvolverse, no creo que admitan ese lujo de pagar y pagar cada día, un peso y otro peso, por un pan sin los requisitos mínimos.

Las autoridades locales tendrán que acompañar esa lucha cotidiana por la calidad, con las respuestas rápidas imprescindibles ante cualquier desviación de las normas de elaboración del pan.

De ser preciso, diríamos parafraseando aquel concepto, habría que cambiar a todo el que deba ser cambiado, si no se resuelve el asunto en algún establecimiento.

Porque lo que sí resultaría inadmisible es que se gastaran harina, grasas, levaduras y otras materias primas, para fabricar un pan que la población no compre.

El peso del pan ahora no solo será su precio, sino también la posible fórmula para, con la exigencia colectiva, mejorarlo de una vez y por todas. Ordenar será entonces tener el pan a peso, y con su peso.

Puede ver anteriores Con Filo

14 comentarios en Con Filo: Pan a peso y en peso

  1. Muy buen artículo. He visto pocos que tocan el precio, algo crucial cuando de pan se trata.
    Por supuesto que la calidad debería mejorar por respeto, pero es solo teoría, en la vida diaria no creo que cambie de manera permanente.
    El cambio real se alcanza con una nueva forma de propiedad. Cuando lo asumamos y enfrentemos estigmas, podremos preservar conquistas.

  2. La calidad del pan y dulces pueden mejorar ,pero ni la reposteria, ni la produccion de panes lleva aceite, el aceite llego en el periodo espesial.

  3. por favor necesitamos que vengan a santiago de laa vegas para que revisen la calidad de los productos que se ofertan a la poblacion no corresponden con los precios y el pan ni hablar , por fovor donde estan los impectores que visitaron esas panaderias donde encontraron las irregularidades y tomaron medidas necesarias para restaurar el respeto que merece la poblacion vengan los necesitamos , gracias

  4. hay tela por donde cortar en el tema calidad, toda una estructura aparentemente funcionando para garantizar la calidad exquisita de las producciones de cualquier proceso fabril manufacturado o industrial.cientos de normanos cubanas e internacionales, miles de inspecciones auditorias , multas y sanciones.y nada cambia la calidad es pésima. El pan nuestro de cada día tan solicitado por nuestro pueblo, por su utilidad como sustituto de la vianda es el ejemplo mas fehaciente que algo anda mal en nuestra sociedad y que no queremos verlo. hemos elevado una máxima en todos estos años que resa y cito » No me hablen de calidad , háblame del pan y lo has dicho todo»los pensantes no previeron las necesidades de insumos para establecer estanderes superior de calidad que estabilizara la correspondencia entre precio y calidad, por una sencilla razón . no nos preparamos para ellos por falta de liquidez inmediata en nuestras finanzas para salir a comprar y por otra parte no se sometió a revisión las cartas técnicas, atendiendo a que fueron adaptadas en medio del periodo especial por tanto la responsabilidad es centralmente administrativa y el reclamo del consumidor es justificado si vas a cobrar mas , sírvame lo mejor que tengas ,de lo contrario me engañas.por lo que sugiero una vez mas, revisemos la parte que nos toca a las autoridades competente calidad y precio de los insumos que importamos a los que que producimos responsabilidad en el cumplimiento de nuestras obligaciones por todos somos pueblos y todos exigiremos por la calidad máxima . constituyan el buro nacional de calidad emergente y sometamos las interioridades de la elaboracion de alimentos tomemos al pan como centro y lleguemos al consenso necesario . pero aun cuando quede exquisito como el añorado pan polaco. aun 1 cup es demasiado caro.
    Nos mantenemos en contacto

  5. Verdad
    La materia prima utilizada no es de la de mejor calidad lo sabemos pero hay otras cosas que atentan contra este.
    Ejem, De una masa que se debe sacar mil panes se sacan mil doscientos por lo que el pan hay que dejarlo semi crudo y con humedad para que no bage el peso, esto si es lo que realmente atenta con la calidad de este, que se hara.
    Aparte que la grasa esta ausente y la lebadura ni decir

  6. En la panadería de Calle Prensa en el Cerro, el pan era casi posible comprarlo, calidad aparte, no se como era el mecanismo pero venías del trabajo y lo comprabas, desde que se decretó el Reordenamiento, desapareció y para comprar estrictamente el normado te someten a una cola tipo la-«del pollo»- dicen que cambiaron una vez más al administrador, dicen que vino el DTI a investigar, dicen que abastecían a paladares y dicen y dicen ¿Pero qué pasa con el pan ? cómo se ha convertido en una tragedia, unas colas nunca vistas y una aglomeración que no debe ni puede permitirse, debe revisarse de inmediato la situación.

  7. En Las Tunas la panadería La Ceiba en el reparto Sosa y Casa Piedra hacen un pan de muy mala calidad y el procedimiento para su traslado mediante tracción animal debe mejorar por el tema de la inocuidad de los alimentos.
    En la cafetería Colón, las hamburguesas que venden son una verdadera estafa, cobran 20.70 y no tienen nada de calidad, además del pésimo servicio que ahora están ofertando.

  8. En la panaderia la palma a. Naranjo ,pan bajo peso casi siempre , con esa harina que nos quitan elaboran pan para vender en bolsa en horario nocturno 10 panes a 25 pesos teniendo una ganancia de 15 pesos por bolsa se le ha informado a todos los implicados pero nadie hace nada

  9. Muy bueno el articulo, creo que va siedo hora ya de pensar como contribuyentes y no como receptores de cosas sin los pareametros y calidades adecuadas.

    Cuando usted paga por un producto aunque sea subsidido, este debe tener la calidad requerida, pero si además ahora usted está pagando un precio que contempla el valor real de la materia prima y otros gastos inducidos, entonces con mas razón la calidad debe estar acorde con lo que pagas. Igual sucede con servicios publicos a los que estamos acostumbrados a agraceder porque no pagamos o pagamos poco. No como contribuyentes tanto por los ingresos que recibimos como por otras modalidades de la vida diaria, ya no somos el Pichon con la boca abierta, ahora somos los que pagamos, los que aportamos impuestos, gravamenes, etc, etc. Hay que pasar del pensamiento del mantenido al pensamiento del que aporta y paga los salarios de muchos burocratas o malos prestadores de servicios.

  10. Compañeros si les cuento no me lo creen. El pasado sábado en Alamar, exactamente en la zona del Microdistrito X ocurrió un suceso que aunque no por insólito dejo de ser sorprendente para los vecinos del lugar(incluyéndome.) Que les parece si les digo que allí la gente se reunió desde las cinco de la tarde o quizás mas temprano hasta las aproximadamente nueve menos veinte de la noche, todos con la mirada clavada en la carretera esperando que llegara el pan de la libreta. IMPOSIBLE DE CREER ESTO, VERDAD ? No lo creería si no hubiese estado allí en cuerpo y alma, pasando un frío de tres pares.El pan llego y por suerte nos pagaron los que nos debían de días anteriores.
    Acabo de hacer el comentario a un compañero de trabajo agregándole: -Chico no quiero pensar mal, pero no sera una forma de justificar los precios ?- O sea si deseas un pan de mejor calidad y un servicio mas rápido…entonces paga tanto….$$$$$$ !!! El camarada me respondió:
    -Ahhhh !!!! ay, Tino !!!! QUE ?!!! TE CAISTES DE LA PALANGANA CUANDO DESCUBRISTE EL AGUA CALIENTE ?!!!!!-

  11. Con respecto al tema del pan, esta semana que pasó, se invitó al programa que transmite el Canal Habana no recuerdo el nombre, pero tiene que ver con lo que sucede en esa urbe, donde uno de los invitados sugirió que el pan que la población se rehusaba a comprar por su mala calidad, se remitiera a alguna unidad para reutilizarlo en la elaboración de pudines. Me pregunto ¿ Cómo es posible, si el pan, literalmente no sirve, pueda ser utilizado en confeccionar otro alimento al que debes incorporarle huevo, leche entre otros?. Creo que los directivos de comercio, industria alimentaria, entre otros, tienen que aterrizar y trabajar como debe ser, por que esa producción que salió mala TIENE RESPONSABLES, si el administrador paga de su bolsillo, lo que sus subordinados responsablemente hicieron mal, eso frenaría tanta indolencia.

  12. No creo que las medidas tomadas bajo el título «reordenamiento económico » permitan resolver el serio problema asociado a la calidad de casi todo producto y servicio en Cuba. El tema calidad tiene su as bases en disímiles resortes, uno de ellos, la corrupción, que a la vez dinamita los mecanismos de control y exigencia. No es el precio actual lo que ha hecho que protestemos, es la necesidad imperiosa de exigir nuestros derechos a una tener vida digna y mejor, garantizada en este país nuestro y soberano.

  13. Estas citando, no estas parafraseando al difunto de la piedra.
    Parafrasear es usada para rescribir ideas en diferente forma, algunas veces más directo o de simple forma que la original. Parafrasear es, por ejemplo, sustituir palabras con sinónimos, usar diferente orden se palabras, variar parte del discurso y usar activa y pasiva voz

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu