Debemos lograr en Cuba una cultura de la higiene

Debemos lograr en Cuba una cultura de la higiene

Los diputados de la Comisión de Salud y Deporte del Parlamento cubano valoraron este miércoles la higiene comunal como un asunto que necesita de una mirada más sistémica, mayor organización, control y sobre todo de mucha cultura y disciplina social.

Tercer Periodo ordinario de sesiones de la asamblea Nacional del poder popular en su IX legislatura. Comisión, Salud y deporte. . La Habana. 10 de Julio de 2019.
Foto: Heriberto González Brito

Al intervenir en el debate, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández se refirió a la complejidad de este asunto y su impacto negativo en la Salud Pública. Remarcó que no hay una percepción clara del peligro que representa. Muchas veces se ve comunales como la última rueda del carro y necesitamos del esfuerzo de todos.

“Se invierten cuantiosas sumas en la salud y, cuántas enfermedades tenemos que son fruto de una higiene comunal deficiente, subrayó. Debemos lograr en nuestro país una cultura de la higiene. Aunque tengamos muchos recursos, sino cambiamos la mentalidad de la ciudadanía, no resolveremos el problema de la basura”.

Por su parte, el diputado santaclareño Jesús Satorre apuntó que las medidas punitivas contra los que violan la higiene comunal deben ser más severas. Es algo que sobrepasa los límites de los pronunciamientos, se necesitan medidas que castiguen a los que tiran desechos desde los carros en movimiento, los que arrojan basura a los ríos, etc. Debe ser tema prioritario en las reuniones de los delegados. Se requiere de mayor divulgación y educación desde los barrios. Ser limpio es parte de ser sanos, dijo.

En concordancia Rolando Ceballos, de la provincia de Guantánamo, consideró que es en la cuadra donde están los problemas y es allí donde hay que resolverlos.

Tercer Periodo ordinario de sesiones de la asamblea Nacional del poder popular en su IX legislatura. Comisión, Salud y deporte. . La Habana. 10 de Julio de 2019.
Foto: Heriberto González Brito

“La proliferación de las indisciplinas responden a que en nuestro espacio no hemos sido capaces de solucionarlas. Para contrarrestar estas manifestaciones se precisa del trabajo diario con todos los factores involucrados”, opinó Lourdes Ulacia del municipio Chambas, Ciego de Ávila.

A juicio de Mariela Castro Espín,  diputada por el municipio de Plaza de la Revolución, es preciso organizar los procesos, no solo los del funcionamiento de los recursos comunales, sino también orientar a la población y educar. “No es satanizar la labor de los trabajadores de este sector, sino hacerlos conscientes de su misión en la higiene y salud del pueblo. Hay que convertir las ideas en plan de acción y aportar; así como seguir estudiando la posibilidad de reciclar y clasificar la basura”.

Los miembros de la comisión se pronunciaron críticamente sobre los inspectores, pues según concordaron, en su labor se requiere mayor rigor, fiscalización y compromiso. También abogaron por el mejor ordenamiento de los recursos materiales en función de cada lugar. “La higiene comunal es una cadena que tiene muchos factores, si no hay gestión integrada, ni enfoque de proceso, no lograremos un servicio de calidad”, comentaron.

Sobre este particular Mildrey Granadillo, viceministra de Economía y Planificación, explicó que primero se debe evaluar la cantidad de desechos sólidos para luego organizar mejor el servicio. Además, informó que se constituyó un grupo de trabajo temporal para el perfeccionamiento de esta actividad, integrado por varios organismos de la Administración Central del Estado y en el que se toman en cuenta los debates de la Asamblea Nacional y las experiencias locales.

3 comentarios en Debemos lograr en Cuba una cultura de la higiene

  1. en Cuba no hay cultura de poner multas a aquellas personas que boten escombros y basuras en lugares publicos, cuando se afecta el bolsillo de aquellos indolentes que lo hacen otro gallo cantaria

  2. Tengo la suerte de haber nacido en casa de un trabajador de Comunales por espacio de 40 año, sobran los conocimientos adquiridos en ese tiempo solo de escuchar a mi papa. El en año 1995 hasta el 2000 fui presidente del Consejo Popular de Caonao en Cienfuegos y de verdad les comento que yo con la participación popular y los trabajadores de Comunales solucionamos la situación del saneamiento y recogida de basura del pueblo.
    Logramos educar con mucho esfuerzo a la población algo que hoy no utilizamos y todo es una obligación del estado, sin la participación activa de nuestro pueblo no hay obra que tenga excito o al menos es los que he aprendido por estos 56 años que tengo.
    Todos los años yo el día del trabajador de Sector Publico le realizaba una actividad en casa de uno de ellos, socializábamos un rato y eso inyectaba una excelente energía para nuevas empresas. Soy del criterio que las grandes soluciones no resuelven el problema de la recogida de basura en los C/P periféricos y porque no algunos del centro de las Ciudades con pequeñas inversiones, solo colocando al hombre ideal que es lo que muchas veces no hacemos adecuadamente.
    Otro aspecto y algo feo de mi parte es lo relacionado con la dependencia de Comunales de los Gobiernos Municipales y otro hijo con problemas que es Acueducto y Alcantarillado que si tuvieran dependencia de algún Ministerio las atenciones serían otras, sé que este último está ligado a Recursos Hidráulicos, pero la vaina no funciona adecuadamente, ejemplo de ello es que seguimos haciendo lo mismo y los resultados son peores. Finalmente, la indisciplina no se mendinga se impone con las leyes y se adorna con otras acciones.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu