Fidel  en la Universidad Central de Las Villas

Fidel en la Universidad Central de Las Villas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Fue en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV) desde donde el líder histórico de la Revolución cubana anunció que en Cuba existirían universidades a todo lo largo y ancho del país, y  también explicó cuál debía ser el tipo de universidad y el profesional que necesitaba la Revolución.

Fidel emprendió proyectos científicos en la UCLV.

«El Estado revolucionario -expresó en un discurso el 15 de marzo de 1959  en la casa de altos estudios villaclareña – está dispuesto a invertir lo que sea necesario a fin de crear universidades que tengan todos los medios para producir los profesionales que necesita la patria.  En esa misma intervención Fidel advirtió la necesidad de preparar “muchos ingenieros de todos los tipos: electricistas, mecánicos, agrónomos, químicos, arquitectos” y puntualizó que el profesional salido de esas aulas debía ser capaz, competente y al servicio de los intereses del nuevo proyecto que se gestaba en Cuba.

Asimismo vislumbró el futuro de la esas instituciones educacionales  como “…las mejores universidades de América, porque a la mejor revolución, a la revolución más completa, debe corresponder la organización de las mejores universidades, de las universidades más completas, porque si no, no podemos marchar adelante para que esta Revolución llegue tan lejos como sea posible, como es lo que se merece nuestro pueblo y como es también lo que merece la patria” y en ese pensamiento Fidel consideró a la universidad como hacedora de ciencia.

Los centros investigativos de Fidel en la UCLV

El Centro de Bioactivos Químicos (CBQ) y el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) nacieron por idea del Comandante en Jefe y todo lo logrado por ambas instituciones lleva implícito el agradecimiento infinito a Fidel como decisor en su creación.

El doctor en Ciencias Nilo Castañeda Cancio  ha recordado en múltiples ocasiones  aquel encuentro memorable con Fidel en que se atrevió a hacerle un pedido inédito: crear el  Centro  de Bioactivos Químicos, que dirigió por más de dos décadas.

El 6 de diciembre  de 1990 Fidel contacta con el científico. En ese encuentro Nilo, quien tenía la certeza de que  sus investigaciones a partir del uso de los desechos de la cosecha de caña de azúcar para el desarrollo farmacéutico del país podrían funcionar , pues ya  desde  1981 había creado el Grupo Multidisciplinario de Aplicación de Bioactivos Furánicos,   el apoyo de diversos especialistas y habían indicios muy efectivos de  los resultados, propuso desarrollar una institución científica con ese fin en la UCLV,  pues la casa de altos estudios tenía posibilidades materiales y humanas para ello.

La sensibilidad del Comandante en Jefe fue tal,  que aceptó la idea  con la exigencia de que fuera a ciclo completo: investigación, producción y comercialización, quería también que los medicamentos fueran ungüentos, pastillas  e inyecciones y pidió que no fuera una sino cinco fábricas.

Los sueños de Nilo y los de los especialistas de este centro, que fueron los sueños de Fidel, se hicieron realidad. El centro ha desarrollado el G-1 como producto base para el Dermofural, el Keratofural, el Vitrofural, con características antibióticas resistente a las bacterias. Se logró el ciclo completo, tener tres registros farmacéuticos, la planta de producción tiene licencia  acreditada por cinco años y poseen reconocimientos internacionales, publicaciones, la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) entre otros estímulos.

A su vez  el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP), que forma parte de la  facultad de Ciencias Agrícolas de la UCLV, materializó la  idea del Comandante en Jefe de potenciar la producción agrícola del país por métodos biotecnológicos

El centro cuenta con un personal altamente calificado en el campo de la propagación de plantas y el mejoramiento genetico así como la creación de una red de laboratorios conocidos como Biofábricas. Sus investigaciones se han destinado a variedades como plátanos y bananos, especies frutales, ornamentales y forestales, café, caña, papa y fríjol. Otras relacionadas con la actividad antifúngica y acerca de  las mejoras para la adaptación al cambio climático.

Según sus especialistas el mérito mayor de la institución, con el  que  se concreta el pensamiento científico del Comandante en Jefe, es haber logrado el  ciclo cerrado en las investigaciones; para ello fue decisiva la implementación de una nueva tecnología para plátanos y bananos que revolucionó los sistemas de propagación de esta variedad en el país; la  que ha  sido decisiva para perfeccionar la red de biofábricas del país, idea concebida en la década del 90 por el líder histórico de la Revolución y que tuvo resultados relevantes.

Quedan retos importantes, entre ellos fortalecer la producción de semilla original de papa de variedades con alto potencial productivo, ya lograda  en la institución, mantener las relaciones comerciales con los diferentes países, continuar en la formación del recurso humano en maestrías y doctorados y que cada investigación tribute a la solución de un problema agrícola con el propósito de aportar a la alimentación del pueblo.

La UCLV fiel a ese legado

En aquel discurso de marzo de 1959  en sus palabras Fidel  indicó: “Vamos a hacer, en primer término, la ciudad universitaria de Las Villas… que esté a la altura de las demás ciudades universitarias que se van a hacer en el resto de la isla”.

Surgió  así la Ciudad Universitaria que lleva el nombre de Abel Santamaría la que ha  superado con creces, las aspiraciones  del Comandante en Jefe.

Fundada el 30 de noviembre de 1952, la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas con 65 años de constituida, es centro de  excelencia de la Educación Superior  cubana, la más importante de la región central de Cuba y la más multidisciplinaria de la universidades del país.

Cuenta con una matrícula que supera los 22 mil estudiantes  en todas las variantes de enseñanza, 12 facultades en las que se estudian 57 carreras  de todas las ramas del saber, programas doctorales, maestría y otros cursos de postgrado así como centros de estudios e investigación de prestigio nacional e internacional. Desde la academia y la ciencia,  se ha vinculado a las problemáticas sociales y la realidad productiva de Cuba, así como ha dado respuestas a los  programas y proyectos más importantes  emprendidos en  el país, incluidas las perspectivas de desarrollo hasta el  2030.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu