Al constructor, lo que es del constructor

Al constructor, lo que es del constructor

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
En el comedor del Campamento Raúl Tamayo se diversifica el menú que llega al constructor a pie de obra. Foto: Juan Pablo Carreras
En el comedor del Campamento Raúl Tamayo se diversifica el menú que llega al constructor a pie de obra. Foto: Juan Pablo Carreras

 

Quien se encuentre a Adolis Rómulo sobre las nueve de la noche en el Campamento “Raúl Tamayo”, jamás le hará digestión el cuento de que este señor, con cerca  60 años, lleva la mitad de su vida en el sector de la construcción.

Sorprende verlo disfrutar de una película con tanta serenidad, luego de una jornada laboral en la que ha rastrillado varios kilómetros de asfalto en la carretera que comunica la ciudad de Holguín con Gibara, objeto de obra clave en los preparativos de la Feria Internacional de Turismo, a celebrarse en esta provincia a inicios de mayo próximo.

Sorprende mucho más escucharlo decir “estoy campana” y luego añadir con convicción: “El trabajo que realizo es duro, pero tengo buena alimentación, y hospedaje de lujo en este lugar, en el que llevo más de cinco años albergado. Hay que darme candela para sacarme de aquí”, sonríe.

La satisfacción de Adolis se multiplica en miles de constructores holguineros, que han encontrado en la Empresa de Servicios Garbo una entidad que se preocupa cada día por perfeccionar y diversificar sus prestaciones en función de mejorar la calidad de vida de los trabajadores del sector.

Según comenta Yander Garrido, director general: “Desde el año 2009 hemos implementado una estrategia encaminada a centralizar los servicios para optimar la atención a los trabajadores. Hoy somos los responsables del alojamiento, alimentación, recreación y comercialización de los insumos de los constructores del territorio”.

Producir para el constructor

Garbo mantiene una estrategia para producir alimentos, dirigida a la disminución de los gastos, pero sobre todo a diversificar el menú que le llega al constructor a pie de obra.

“Los trabajadores de la construcción realizan una labor que exige de un gran esfuerzo físico, por lo que necesitan una alimentación de calidad y diversidad que asegure su aporte energético. Nuestra entidad garantiza diariamente más de 7 mil servicios entre desayunos, meriendas, almuerzo y comidas”, explica Manuel Serrano, director de Operaciones.

En este organopónico con 2 mil100 metros cuadrados se garantizamos la ensalada diaria para 800 trabajadores. Foto: Juan Pablo Carreras
En este organopónico con 2 mil100 metros cuadrados se garantizamos la ensalada diaria para 800 trabajadores. Foto: Juan Pablo Carreras

 

Para ello cuentan con una infraestructura y tecnología de avanzada que refuerza el perfeccionamiento de la gestión empresarial. Hacer de la tierra una fuente altamente productiva es una misión constante en sus trabajadores.

Ana Cruz, ingeniera agrónoma, cuenta la historia del organopónico que hoy lidera: “Este terreno, que hoy alcanza los 2 mil100 metros cuadrados, era hace cuatro años un parqueo y tierra improductiva. Embullé al director para hacer un organopónico y al darme luz verde comenzamos a trabajar. Los resultados hablan solos. El año pasado producimos 10 toneladas de hortalizas y garantizamos la ensalada diaria para 800 trabajadores”.

La empresa cuenta además con tres fincas agrícolas donde se concentra la producción de viandas, que superan las 130 toneladas al año, y el Complejo Pecuario “El Pasón”, dedicado a la producción de huevos y carne de cerdo.

“En esta unidad se producen el cien por ciento de los huevos que consumen los constructores y se alcanzan cerca de 70 toneladas de carne porcina al año, que se trasladan hasta nuestro centro de elaboración y una moderna planta de embutidos, para generar subproductos como chorizos criollos, croquetas, salchichas, hamburguesas, picadillo, así como diversos tipos de jamón y ahumados”, añade Serrano.

Estas producciones están dedicadas en su totalidad al fortalecimiento del plato del constructor, que según los directivos de la empresa, debe incluir hasta ocho platos de forma balanceada.

Así lo corrobora Raúl Cruz, trabajador de la Empresa Constructora de Obras Ingenieras No. 9, quien labora en la urbanización del Reparto “Dagoberto Sanfield” en la ciudad cabecera: “No podemos quejarnos por la alimentación. La elaboración es de primera, el personal de servicio es agradable y las opciones son variadas”.

En el comedor de “Sanfield” se concentra el 40 por ciento de la fuerza constructora del municipio cabecera. Allí el obrero recibe un servicio que no descuida los detalles. Llama la atención el cuidado en la presentación de las mesas, con su lencería completa y pulcritud extrema.

Empatía por excelencia

El colectivo de Garbo no cesa en el empeño por elevar la calidad de vida al constructor. Para ello buscan nuevas estrategias que satisfagan las múltiples necesidades de los empleados del sector.

la panadería-dulcería Armando Mestre se producen 17 tipos de renglones entre dulces y panes. Foto: Juan Pablo Carreras
la panadería-dulcería Armando Mestre se producen 17 tipos de renglones entre dulces y panes. Foto: Juan Pablo Carreras

“Estos niveles de producción nos permiten organizar ferias agropecuarias, donde le proporcionamos al constructor productos a precios muy asequibles; de este modo contribuimos a su economía.  Contamos además con tres centros recreativos para el esparcimiento de los trabajadores del Ministerio de la Construcción (MICONS) y sus familiares”, destaca Yander Garrido.

En el año 2015, como muestra de la inquietante búsqueda por diversificar sus servicios, la empresa abrió una panadería-dulcería que hasta la fecha logra producir 17 productos que también van  a parar al plato del constructor.

El resultado contable de estos servicios se refleja de forma positiva en sus parámetros económicos, como reflejo de que un consolidado sistema de dirección y gestión es clave en la prosperidad y sostenibilidad de la Empresa Estatal Socialista.

Muestra de ello son los más de 20 millones de pesos vendidos en el año 2016, con una productividad por hombre de mil 675 pesos y un salario medio de mil 024 pesos.

Estos resultados le permitieron a Garbo recibir el Premio Nacional a la Calidad Integral de los Servicios en el 2016, otorgado por el MICONS como reflejo de la atención integral brindada al constructor.

En el marco del proceso previo a la Primera Conferencia Nacional del Sindicato de la Construcción, por celebrarse en el mes de noviembre, Garbo sobresale como un ejemplo de eficiencia y trabajo proactivo en función de satisfacer las necesidades de los trabajadores dela construcción.

El complejo pecuario El Pasón está dedicado a la producción de huevos y carne de cerdo. Foto: Juan Pablo Carreras
El complejo pecuario El Pasón está dedicado a la producción de huevos y carne de cerdo. Foto: Juan Pablo Carreras

Un comentario en Al constructor, lo que es del constructor

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu