Sin embriagar el buen hacer

Sin embriagar el buen hacer

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (21 puntos, 5 votos)
Cargando…

El colectivo de la fábrica de ron Luis Arcos Bergnes, de la provincia cienfueguera, no ha permitido que se em­briague la eficiencia. Sus resultados integrales son muy satisfactorios y eso le ha posibilitado merecer en ocho ocasiones consecuti­vas la condición de Van­guardia Nacional.

Se trata de la unidad empresarial de base (UEB) Ron Cienfuegos, que es parte de la Empresa de Be­bidas y Refrescos de Villa Clara. Allí laboran 54 tra­bajadores con un elevado sentido de pertenencia y una fluctuación laboral mí­nima.

La producción que termina se caracteriza por su elevada calidad. Foto: Ramón Barreras Ferrán
La producción que termina se caracteriza por su elevada calidad. Foto: Ramón Barreras Ferrán
José Luis Llull Castillo, director de la UEB. Foto: Ramón Barreras Ferrán
José Luis Llull Castillo, director de la UEB. Foto: Ramón Barreras Ferrán

José Luis Llull Casti­llo, su director, explicó a Trabajadores que reciben los denominados caldos (materia prima esencial) de la Ronera Central Agustín Rodríguez Mena, ubicada en la localidad de Manacas, en esa provincia. “Fabrica­mos los rones Cienfuegos, Refino Jagua, Añejo Blanco y Dorado San Carlos, entre otros. Este último lo crea­mos por la celebración del bicentenario de la capital provincial”.

Indicó también que de las 14 bodegas de la em­presa, la unidad cienfue­guera es la más eficiente y productiva. Con pocos trabajadores alcanzan una productividad elevada, lo que les ha permitido hasta duplicar las producciones planificadas y no incorpo­rar gastos adicionales.

“Cuando hay bastan­te materia prima y resulta necesario hacemos doble turno, sin incrementar la plantilla, e incluso, si en algún momento no cuentan con los caldos debido a la falta de alcohol que tiene el país, entonces la fábrica embotella vinagre, vinos, ponches…, pero no paran”, señaló el director.

Yosvani Grumago­sa Alonso, tecnólogo de la planta, argumentó que se cumplen con rigurosidad las normas establecidas desde que entra la materia prima hasta que los rones salen al mercado, por lo que hasta la actualidad no han tenido ni una reclama­ción en cuanto a la calidad de los rones. Para el añeja­miento existen 404 pipas y 63 toneles.

Fundamentales son los análisis y mediciones en el laboratorio. “Se valora el grado alcohólico, según las normas y el tipo de ron, la acidez total, el color…”, ex­plicó Elpidio Montero, jo­ven y experimentado labo­ratorista.

Como la fábrica no dis­pone de una máquina la­vadora de botellas, resulta digno de reconocimiento que esa labor la tengan que realizar manualmente. Cada día dejan listos entre 7 mil y 8 mil de estos enva­ses, lo cual requiere de un esfuerzo tremendo.

Los directivos de la UEB coinciden al afirmar que el equipamiento, con muchos años de explotación continua, funciona gracias a soluciones de los aniris­tas, y reconocen el papel desempeñado del sindicato para favorecer la produc­ción y el ambiente que se evidencia entre los traba­jadores, motivados todos por el proceso vinculado a la Segunda Conferencia Nacional del Sindicato de la Alimentación y la Pesca, a efectuarse en el mes de marzo del próximo año.

 

El patriarca

Apolonio Díaz Molina está en esa planta desde el año 1952 y aún se mantiene activo. Es el patriarca de la tropa. “Todavía ten­go fuerzas para trabajar y me siento bien aquí. El mes que viene cumpliré 79 años. Todos mis compañe­ros me quieren y respetan mucho, son muy buenos. Ah, y no tomo ni un tragui­to”, declaró.

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

2 comentarios en Sin embriagar el buen hacer

  1. Es un gran colectivo de trabajo con alta eficiencia y mucha organización. Además una dirección unida y con resultados, en especial su Director Yull y la compañera Idania en economía. Muchísimas felicidades.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu