Combinado de Rones Cubanacán: ruta excepcional 

Combinado de Rones Cubanacán: ruta excepcional

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (25 puntos, 5 votos)
Cargando…

Luego de 38 años Vanguardia Nacional, con una historia y prestigio ganada a fuerza de empeño, constancia e innovación, los trabajadores del Combinado de Ron Cubanacán, Benito Ramírez de Camajuaní, vieron en peligro mantener ininterrumpido la obtención del reconocimiento, uno de los más altos que otorga la CTC en el país.

La dirigente sindical y el administrativo explican los retos de la entidad. Fotos: La Autora

«Tocamos fondo por la falta de materia prima, a partir de toda las restricciones que ha ocasionado la pandemia, se agotaron las reservas, pero nos impusimos. Se logró obtener a través de diversas vías y estrategias, y entonces Cubanacan fue un torbellino», dijo orgullosa de sus afiliados Ana MaríaGonzález Trejo, la secretaria del sindicato de esa entidad.

«El último trimestre se trabajó constantemente durante las 24 horas del día. Nuestra maquinaria no paró un minuto y los trabajadores frente a ellas llenando botellas y haciendo lo  inimaginable para cumplir. Es que ser vanguardia nacional está en la sangre de este centro»; afirmó.

De tal manera el colectivo que también  fue estimulado con la Bandera 80 aniversario de la CTC, logró  arribar a la cifra de 3 millones 800 mil litros de ron de los diferentes surtidos, con un sobrecumplimiento de un 1%; algo simbólico, pero que da la medida de la valía y verguenza de estos trabajadores; también del esfuerzo realizado y sobre todo que  no se quedaron en la meta pactada.

No obstante, a pesar de los inconvenientes se lograron resultados satisfactorios en el período,  pues el Ron Cubanacán, uno de los renglones que produce el combinado,  fue lanzado en Haití, Italia y China con amplia aceptación. Incluso se inició la exportación hacia el país asiático de mil cajas y se concertan más pedidos.

Emprender el proceso de exportación fue todo un reto que llevó consigo avalar  y certificar el sistema HACCP con el rigor  que ello implica. Cumple así esta empresa estatal socialista una de las encomiendas dadas para el cumplimiento del plan nacional de desarrollo económico y social.

La ruta del éxito

El colectivo conoce el sabor del triunfo que tiene el aroma de los rones Decano, Arecha, Vodka Villa Clara y  Cubanacán. Desde 1975 cumplen todos los planes económicos establecidos, no se reportan rechazos, ni quejas de los clientes, ni actos delictivos ni desvíos.

El 2016 resultó un año excelente,  pues realizaron la mayor producción de su historia hasta ese momento, algo casi insólito con su envejecida tecnología,  en el 2018 sobrepasaron las metas previstas, hasta elaborar como promedio mil cajas de ron diarias.

Varios de los surtidos

La maquinaria obsoleta nunca ha sido justificación para incumplir y menos para que el producto no tenga calidad. Su movimiento anirista es de puntería al punto de mantener funcionando una fábrica que cuenta con casi 120 años de explotación, la que primero fue fábrica de hielo y refrescos gaseados,  llamada La Constancia, para terminar produciendo los diversos rones que actualmente elaboran.

Se convirtieron en el Combinado de Rones al recuperar partes de fábricas de otros lugares del país. Pusieron en práctica las  geniales ideas de sus mecánicos, recuperaron esteras olvidadas, adaptaron una máquina tapadora, una enjuagadora  y adecuaron elementos para implementar diversos tipos de envases, sobre todo los más modernos a partir de la tecnología del soplado. Luego repararon la retractiladora para evitar las cajas de cartón y sustituirlas por nylon, entre otras mejoras.

Durante estas décadas cada innovación se ha concebido con los recursos disponibles y con la ayuda de las empresas del municipio, todas de un altísimo valor pues son piezas únicas, casi de museos.

Han tenido que recomponer y volver a armar, calcular bien cada centímetro, ir y volver al torno hasta encontrar la solución adecuada para continuar elaborando un producto cotizado en el mercado nacional , que ahora se amplía fuera de fronteras.

El ahorro ha sido otra de sus premisas, buscan la eficiencia al cumplir cada paso del proceso, como por ejemplo, exactitud con los grados establecidos, que sean los cálculos adecuados, evitar derrames en los tanques tanto en el llenado como en el descargue y en la  bodega de añejamiento no tener toneles vacíos para mantener ajustados los aros de estos.

También marcar los envases defectuosos, controlar el tratamiento de agua, que se realiza cada tres días para no agotar las resinas, velar la medida exacta del líquido y la cantidad necesaria para detener el proceso en el momento exacto.

Los retos

A Mario Enrique Fleites, actual administrador del establecimiento, le es difícil hablar de los logros sin reconocer la valía del anterior director,  el octogenario Jesús González Triana y confiesa que su meta es continuar el ejemplo del Decano.

» Lo importante es mantener lo logrado, trabajar mano a mano con el hombre, mejorar sus condiciones laborales, potenciar el sentido de pertenencia, garantizar el prestigio de los productos, cuidar a los trabajadores, en particular en las actuales circunstancias sanitarias.

No obstante, el propósito es aumentar las capacidades de la bodega de añejamiento, la producción y la calidad», puntualizó el administrativo.

Ser Vanguardia Nacional forma parte de nuestra esencia, nos impulsa a nuevas metas, nos estimula a empinarnos por encima de los obstáculos. No me imagino al Combinado Cubanacán  sin esa condición», precisó convencido de que este es un colectivo que ha demostrado ser excepcional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu