AL PAN, PAN: Instruir para las artes

AL PAN, PAN: Instruir para las artes

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 puntos, 2 votos)
Cargando…
El de los instructores de arte es uno de los programas más significativos del sistema institucional de la cultura en Cuba, e integra también al sistema educacional en todas sus enseñanzas.
Instruir para las artes, ese es el cometido mayor. Y no simplemente para formar artistas (que de eso ya se ocupa la enseñanza artística), sino para formar espectadores.
Sí, se puede formar un espectador activo, crítico, implicado. Se les puede ofrecer herramientas a los ciudadanos para que su acercamiento al arte sea más fructífero. El arte es posibilidad de disfrute y enriquecimiento espiritual, pero también puede ser ejercicio de reflexión y debate social.
La Brigada de Instructores de Arte José Martí tiene ese desafío: abrir caminos para la cultura. Y por eso trabaja en la base: en las escuelas, en las casas de cultura, en las comunidades. Es una labor sistemática y que tiene sólidos pilares metodológicos. Corresponde a las autoridades locales garantizar las condiciones básicas para ese ejercicio, y comprobar su adecuado funcionamiento.
En las instancias de dirección de la Brigada hay claridad de la misión y las funciones de los instructores; aspiramos a que todos los factores que participan en este proceso tengan esa claridad.
Porque no solo el instructor: los maestros, las direcciones de las escuelas, los responsables de las instituciones culturales del municipio tienen que saber muy bien para qué está el instructor. Y para qué no está. Un instructor de arte no es un organizador de fiestas de cumpleaños.
El impacto del instructor en el movimiento de artistas aficionados es fundamental. Y en la conformación de las programaciones culturales de la comunidad. Y en los talleres de creación para niños, jóvenes y otros sectores poblacionales.
Siempre hay mucho trabajo por delante… y hay retos. No se pueden ignorar las necesidades de renovación y de superación profesional de la fuerza de trabajo. Ese es uno de los aspectos que asume la política cultural de la nación.

 

Otros comentarios publicados  AL PAN PAN

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu