Fructíferas reciprocidades

Fructíferas reciprocidades

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

100_0766De los intercambios en materia cultural entre Cuba y la República Bolivariana de Venezuela, el de mayor impacto, sin duda, es la Misión Corazón Adentro, fundada hace más de cinco años y por donde han pasado miles de cooperantes cubanos, en su mayoría jóvenes, que han trabajado en el enriquecimiento de la vida de esa nación.

Este noble proyecto, creado por el Comandante Hugo Chávez, ha permitido fructíferas reciprocidades en las artes escénicas, la música, la plástica y la literatura en muchas comunidades de la geografía venezolana, particularmente en los estados de Barinas, Anzoátegui, Táchira, Vargas, Zulia, Portuguesa, Miranda y el distrito Capital, en los que sus pobladores se sienten —como señaló Rafael Bernal, ministro de Cultura— otro tipo de persona, gracias a la entrega, “con amor y cariño a lo que están haciendo”, de los creadores cubanos.

En mayo del 2010 arribó a la comunidad de Guanapa —Parroquia Rómulo Betancourt—, municipio y estado de Barinas, una artista emprendedora, entonces recién graduada de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, prestigiosa institución a la que ingresó unos años después de haberse titulado como Instructora de Arte y en la que posteriormente fue profesora. Su nombre es Adis Castellanos Martínez, ahora con 27 años de edad, quien en abril del 2012 concluyó su cooperación en esa región de Venezuela y, actualmente, tras alcanzar la suprema condición de madre, matriculó en el Instituto Superior de Arte.

Adis fue jefa de artes plásticas en Barinas, además de desempeñar temporalmente funciones de metodóloga en la etapa final del curso de preparación de los activadores para el trabajo comunitario. También estuvo al frente del equipo de diseño de la identidad visual de espectáculos y de eventos científicos de la Misión Corazón Adentro, tanto a nivel municipal como estadal.

“La Misión ofreció a los colaboradores un nuevo campo de acción y un reto profesional por lo que implicaba comprender desde cero una cultura, para luego, en su propio contexto, funcionar como impulsores de sus valores. Tuvimos que integrarnos a sectores marginales con familias humildes, de baja instrucción, expuestos a la violencia de grupos criminales. Nos convertimos en divulgadores de los principios humanos y políticos, equivalentes al sueño social del Comandante Chávez”, enfatizó Adis.

Allí tenían la responsabilidad de “demostrarle a la población cómo el lenguaje universal del arte podía vencer distancias y diferencias, y crear un clima de empatía que le permitiera entender que la necesidad primigenia e individual del ser humano de expresar sus ideas, es importante cuando tiene cabida y se enriquece en el colectivo.

“Impulsamos el gusto por la manufactura tradicional y los incentivamos a trabajar con una mayor economía de recursos. Los convidamos a relatar sus leyendas llaneras una y otra vez en un incansable ciclo de creación, repartido entre aficionados al teatro, la música, la danza y las artes visuales. La labor colaboradoraficionado se desarrollaba en talleres que se llegaron a realizar hasta en los sitios más inusitados y las representaciones artísticas hallaban espacio en cualquier rincón de la comunidad. Ya no era extraño encontrar, además, las parrandas de niños y jóvenes en los pueblos intrincados de Barinas, así como demostraciones culturales en canchas de básquet de escuelas, donde enaltecimos los colores de la bandera, el legado del Libertador Simón Bolívar y elementos autóctonos naturales”.

Finalmente enfatizó que: “A pesar de las adversidades, abogar por la integración, a través del arte, es una fórmula de retroalimentación viable para llegar Corazón Adentro en la América Nuestra”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu