Con Filo: Acapara y miente

Con Filo: Acapara y miente

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

Hace solo unos días una noticia sobre un hecho bochornoso nos reveló cómo en una tienda habanera diez trabajadores tenían en sus taquillas cientos de productos guardados, con el propósito evidente de acaparar para luego, muy probablemente, revender.

No es el primer caso de este tipo que se detecta, y es muy posible que haya otros similares sin descubrir pero nunca dejan de sorprender estas conductas, por el rechazo social que implican.

Sin embargo, el asunto va mucho más allá del repudio o del interés mediático que acciones así puedan suscitar. Es preciso preguntarse cuántos mecanismos de control, cuántas vulnerabilidades no solo económicas u organizativas, sino también en principios y valores, se asocian con sucesos tan penosos.

Administraciones ausentes o cómplices, organizaciones de masas que no actúan en la base, eslabones de exigencia a nivel barrial que no aparecen o se involucran en tales bribonadas, de todo puede existir tras tales acontecimientos.

El acaparamiento, la bolsa negra, el delito, se nutren no solamente de condiciones objetivas como la escasez que producen las dificultades económicas.

Para que se produzcan hay muchas otras pérdidas por el camino, no solo de los productos para vender en una tienda que nunca llegan al mostrador.

La manera de enfrentar tales actitudes, de prevenirlas y evitarlas, tienen que ir más allá de las actuaciones de los cuerpos de inspección, porque estos no pueden estar presentes en cada establecimiento, a cada momento.

Es necesario que la propia ciudadanía tome parte en esa defensa de sus intereses. De hecho, en no pocas ocasiones la actuación para intervenir y parar en seco esa colusión de colectivos completos que se degradan proviene de las denuncias reiteradas de la población. Pero seamos sinceros, tampoco siempre se escuchan a tiempo o con la debida atención esas alertas que llegan de la voz popular.

Hay veces que la clientela de una zona o barrio es más activa y vigilante, es cierto. Sé de lugares donde la gente está atenta hasta a la descarga de las mercancías, y sacan su cuenta de cuántas cajas descargaron de un producto, y exigen, protestan, si alguien pretende ocultarles el gato y la liebre.

Pero también debería pensarse en mecanismos administrativos de mayor transparencia en esa distribución tan importante de productos de primera necesidad. Lo que entre tiene que salir, y se tiene que saber. Tanto en el comercio como en otras áreas, dígase, por ejemplo, las farmacias.

Cierto que en pequeñas urbanizaciones o poblados es mucho más sencillo ejercer ese control popular que en la gran ciudad, anónima y difícil, pero para eso este país tiene estructuras sociales que llegan hasta la comunidad, y que deben actuar para proteger a su vecindario.

Lo que resulta imposible es que sigamos conviviendo con tales situaciones, y que un día nos sorprenda el deterioro de todo un colectivo laboral, por la falla de esa vigilancia sistemática, la que precave para no tener que sancionar. Porque al final del cuento, dos partes tiene, y ninguna buena, la palabra acaparamiento: quien lo hace, no solo acapara, también miente.

Lea anteriores Con Filo

7 comentarios en Con Filo: Acapara y miente

  1. Coincido en muchos aspectos con lo comentarios anteriores que mencionan a los tenderos y a los gerentes y demás personas de las tienda como participantes activos de las negatividades que ocurren el las colas…. pero también hay que mencionar a los escaneadores que ya están formando parte de la cadena de ilegalidades, los inspectores y hasta los policías que muchas veces se ven mal acomodando las colas, maltratando y mirando para otro lado antes las caras conocidas y después les ve saliendo de la tienda con sus respectivos bultos, parece que el suceso de 4 caminos no bastó, cuando se los llevaron a todos, la gente esta que no se mide, no hay una casa que no venda algo, los cigarros van de 100 a 120 pesos y toda Cuba lo sabe y nadie hace nada, y así pasa con todos los productos que se venden da igual MLC o CUP DONDE ESTAN LOS QUE TIENEN QUE HACER¿?,TENDREMOS QUE BUSCAR A BLANCA ROSA Y A PERDOMO EN TRAS LA HUELLA¿? a ver si después de eso los que no revendemos podremos hacer una cola y alcanzar algo

  2. Esto no es nuevo para nadie, hasta que no se tomen medidas drasticas esto no va ha parar,se sabe cuentos revendedores existen en las calles,pero ellos no son los unicos, dentro de las mismas entidades tambien se ponen de acuerdo con ellos, hasta para comprar un telefono en ETECSA sucenden estas cosas, la colas controlada y en el primer dia todo se acaba, como es posible esto, por que no creo que en un dia se puedan vender tantos telefonos, y despues viene el robolico inmaginese el precio.
    Ya era para que los personas responsables de esto tomaran estrategias,ojala este ejemplo se tome como recomendacion.

  3. Imagino que eliminen todas las tiendas del país por ese actuar bochornoso e inescrupuloso pues en febrero de este año la Ministra del Trabajo dijo que se mantenía prohibifs5en la modalidad por cuenta propia la actividad del guía de turismo en la modalidad por cuenta propia por el actuar inescrupuloso de personas que se hacían de guías de TURISMO. Se imagina que por el actuar inescrupuloso y bochornoso de algunas personas con o sin licencias, se prohíba la actividad económica o social o cultural en que actúan, se quedaría el país sin vida económica, social y cultural. Pues en todos los ámbitos hay infracciones y actitudes y comportamientos ilícitos y bochornosos.

  4. La escacez se ha creado per se en el comercio cubano. A raiz del inicio de la Covid en Marzo del 2020, las tiendas tenian productos que fueron «retirados» de las vitrinas y que nunca se vieron luego ni en MN, ni en MLC y mucho menos en CUC cuando aquello. Entonces, ¿donde estan? ¿es que se esta creando una reserva con esos productos que no se consumieron, por si acaso? No puede ser, no puede ser y eso nos esta consumiendo entre nosotros mismos. Es una carniceria interna con los precios de poder que inciden los propietarios del MLC sobre los trabajadores con CUP. Eso ha sido condicionado y no por el bloqueo. Hay otras raices internas del problema que no queremos admitir y llevamos 63 años de ..volución.
    Muchas personas estan desalentadas, les da lo mismo, miran a la otra acera, se inmutan ante estas situaciones porque al parecer esta en el ADN de los cubanos. Si hoy criticamos fuertemente estas situaciones, el dia que nos situen en el poder de decidir, hariamos lo mismo porque «el dueño del circo no puede estar mirando por un hueco». No es justo pero es lo que nos ha ido creando esa jauria de precios que se nos ha venido arriba mas la pandemia.

  5. Pero por favor eso existe y seguirá así pq es un negocio donde están los gerentes, inspectores,camioneros y almaceneros ,es una cadena interminable q solo se resolverá cuando el pueblo tenga otras ofertas pero como hay una sola opción entonces quitarás y multaras y meteras preso pero las causas siguen inalterables pq nadie las toca por lo que seguirán otros en busca de su buen pastel….
    Hace un año se dijo q se habilitaría en las tiendas en cup igual nivel de ofertas y no se ha cumplido por lo que ese mercado en MLC ha triplicado la fortuna de el pequeño sector de la Población q tiene acceso al MLC y los demás nos jodemos

    • Lo que pasa es. Que si se abastecen las tiendas en cup. Deja de haber escasez y los familiares que hoy se sacrifican para comprar combos de comida en usd desde el exterior. Para que su familia no pase necesidades. Ya no lo harian.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu