La mina que no se exporta

La mina que no se exporta

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Considerado uno de los negocios de mayor potencial rentable del mundo ganadero, la venta de cálculo biliar bovino se cotiza hoy en 30 mil dólares el kilogramo. Si tan solo el año pasado la Empresa Cárnica de Matanzas (Gencal) hubiera comercializado los 500 gramos que mensualmente puede llegar a extraer de las reses sacrificadas, sus ingresos por exportaciones habrían significado 180 mil USD.

Un valor de esta magnitud llena los ojos, pero no los bolsillos de la industria yumurina. Desde las últimas ventas en la lejana década de los ochenta, ni una piedra de estas ha vuelto a surcar los mares.

Hasta el cierre del 2019, las llamadas pepitas de oro han sido, si acaso, conservadas unas pocas por mera curiosidad. El resto, se dice, ha ido a parar a algún latón de basura.

La inverosímil realidad fue retratada en la asamblea de representantes para analizar el Plan de la Economía y el Presupuesto del 2020.

La oportunidad de exportarlas, según trabajadores de ese colectivo, se analiza hoy por el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (Geia). De ser verdad, convendría ser ágil.

A punto está de concluir el primer trimestre, y es poco probable, por no decir imposible, que Gencal saque provecho del mencionado producto, lo cual podría quitarla, de un inexplicable modo, del camino de retorno a la exportación, de la bonanza financiera, de la recapitalización y de tantos dividendos.

El vice primer ministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), Alejandro Gil, ha declarado que no podría decirse que “el sector empresarial está limitado por falta de autonomía, porque en el MEP estamos dispuestos a discutir cualquier propuesta las 24 horas, los 365 días del año”.

Sin embargo, en la práctica, ejemplos como el de la Gencal hacen presumir la existencia de disímiles obstáculos a la hora de concretar el acto de exportación, la primera de las 12 prioridades del plan del 2020, sin duda, la que está necesitada de gestionarse en su exacta medida.

¿Cómo puede renunciarse a tantos ingresos? Me preguntaba, mientras varias publicaciones en la internet referían el cotidiano aumento en el precio del kilogramo del cálculo biliar, dada su efectividad en el tratamiento de enfermedades del hígado, del páncreas, del aparato digestivo, entre otros usos asociados a la fabricación de anticonceptivos.

Cómo puede renunciarse a tantos ingresos, si es verdad que hay un mercado receptor en países como China, Japón, India, Alemania y Singapur, perseguidores de esas  piedras que, en el caso de la de la entidad matancera, superan el promedio de obtención mundial.

Mientras en algunas naciones se encuentran uno o dos cálculos biliares por cada 100 bovinos, en Gencal, por sacrificarlos con más años, consiguen igual número en solo 60 o 70 reses.

No se entiende cómo no se acaba de concretar el expendio de una piedra que, a diferencia de otros renglones, no necesita ningún gasto de fabricación, ella se forma sola, otra ventaja desperdiciada, se reflexionaba en la citada asamblea del plan de la economía.

Palabras más, palabras menos, razón no les falta a quienes demandan hoy de rápida gestión del Geia y de las empresas exportadoras del Ministerio de la Industria Alimentaria (Caribex y Alimpex), para acabar de colocar en el mundo no solo este producto, sino también otro codiciado como las pieles.

Como mismo lo hacen empresas matanceras de diversos sectores, la Gencal bien podría situarse allende los mares con el auxilio del polo exportador-importador de la Empresa de Cítricos Victoria de Girón, en Jagüey Grande. ¿Qué lo impide?

No obstante las medidas estatales destinadas a conceder autonomía, la empresa estatal socialista precisa soltarse un poco de las estructuras superiores de dirección, hacer uso de sus prerrogativas y luchar, sin cansancio, su propio desarrollo.  La Gencal no es la excepción.

Materiales relacionados

Mentalidad exportadora
La prioridad del Plan de la Economía 2020 plantea el incremento y diversificación de las exportaciones… Ver más
El primer rubro por consolidar
Un sencillo recorrido por algunos sitios web cubanos es suficiente para apreciar que la brújula del empresariado apunta con fuerza hacia las exportaciones.. Ver más
Oro cubano por el mundo
El clima laboral es más cálido en el primer polo agrícola exportador de Cuba, por el dinamismo de los trabajadores agroindustriales comprometidos a potenciar la delicia de las frutas tropicales y los vegetales con la marca comercial DCballos…Ver más
La calidad como premisa
En el primer foro en línea que organizó el periódico Trabajadores el presente año a través de su sitio web (www.trabajadores.cu) referido al Plan de la Economía y el Presupuesto para el 2020, fue abordado el tema acerca del aumento de las exportaciones y disminución de las importaciones… Ver más
Con la ley: Con previsión
Exportar, principal acción del país para obtener financiamientos, implica una tarea compleja que exige conocimiento y previsión de la legalidad… Ver más
Portafolio
Finanzas: Constituyen un área de la economía que estudia la obtención y administración del dinero y el capital, es decir, los recursos financieros. Examina tanto la obtención de esos recursos (financiación), así como la inversión y el ahorro de estos… Ver más

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu