Título III de la Ley Helms-Burton: el reclamo de los locos

Título III de la Ley Helms-Burton: el reclamo de los locos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Quizás lo decidió en el café Versalles, en la mismísima Calle Ocho de Miami, rodeado por los mercenarios que quedan de la tristemente célebre Brigada 2506, derrotada en Playa Girón en 1961, quienes rumian sus “hazañas” todos los días, ven las mismas fotos viejas y descoloridas y “tumban” a la Revolución cubana cada minuto.

Fachada de la casa que perteneció a Tito Urrutia. Hoy es la sede del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), en el corazón del Centro Histórico de Cienfuegos. / Foto: Barreras Ferrán
Fachada de la casa que perteneció a Tito Urrutia. Hoy es la sede del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), en el corazón del Centro Histórico de Cienfuegos. / Foto: Barreras Ferrán

El abogado Nick Gutiérrez, de 55 años, se erigió abanderado y defensor de la Ley Helms-Burton y específicamente del Título III, reactivado el pasado 2 de mayo, después de dormir 23 años el “sueño eterno” de lo imposible. Él es uno de los que están locos de odio y frustración, porque no han podido y evidentemente no podrán recuperar lo que reclaman, porque ya no les pertenece.

Gutiérrez, al frente del Directorio Democrático Cubano en esa ciudad estadounidense, se ha ensañado de manera específica con el territorio cienfueguero.

Un medio de comunicación de esa provincia explicó la razón del empecinamiento del personaje con esa porción del territorio nacional cubano. “(…) Es uno de los descendientes de Nicolás Castaño Capetillo, una de las figuras que en la historia de Cienfuegos expresa con arraigo el españolismo y quien fuera uno de los comerciantes que se apoderó de las riquezas de este país, con la ayuda de las autoridades metropolitanas. Incluso está documentado históricamente su petición a Valeriano Weyler de que llegara a Cienfuegos durante la guerra del 95 para aplicar sus métodos de reconcentración. Hablamos del sector de la sociedad cubana que expresa todo lo contrario al ideal de nación del pueblo de Cuba”.

En esa provincia hay múltiples instalaciones, edificaciones, espacios y terrenos que fueron nacionalizados a inicios del triunfo de la Revolución y puestos a disposición del pueblo. Figuran entre ellos centrales azucareros, plantaciones cañeras, factorías, comercios y otros. En el centro histórico de la Perla del Sur existen dos que resultan muy significativos y que tienen actualmente un propósito social y cultural: la casona donde funciona el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), que perteneció a Tito Urrutia, casado con una hija del comerciante español Galo Díaz de Tuesta, uno de los ultraconservadores voluntarios; y el bello y emblemático Palacio Ferrer, actual sede de la Casa de Cultura Benjamín Duarte, la que fue de la muy adinerada familia Cacicedo.

En el emblemático Palacio Ferrer funciona la Casa de Cultura Benjamín Darte, en la Perla del Sur. / Foto: Barreras Ferrán
En el emblemático Palacio Ferrer funciona la Casa de Cultura Benjamín Darte, en la Perla del Sur. / Foto: Barreras Ferrán

En otro texto consultado para redactar estas líneas conocimos que el “señor” Gutiérrez tiene en sus manos un enorme inventario de propiedades que van desde la Ciénaga de Zapata hasta el corazón del Escambray, desde el parque de la ciudad de Cienfuegos hasta los límites con Santa Clara, incluyendo centrales azucareros y las tierras aledañas. Pretende privar a la población cubana de lo que es suyo, apelando a supuestos derechos de propiedad de sus abuelos.

Al preguntársele si no creía exagerado quitarle lo que tienen hoy los campesinos y cooperativistas, su respuesta fue muy sencilla: “Así era antes; ellos no eran dueños de esas tierras. Esas son propiedad de mi familia”. Cuando le inquirieron sobre los que viven en los edificios de viviendas en Cienfuegos, y en otras partes, levantados sobre tierras que pertenecieron a sus abuelos, respondió: “No hay necesariamente que botarlos, yo podría llegar a un acuerdo con ellos; el único problema es que me deben 50 años de alquileres, pero podríamos llegar a un acuerdo para que me vayan pagando todo lo que me deben (…)”.

También contra España

El ultraderechista diario ibérico El País, publicó recientemente una entrevista realizada a Nick Gutiérrez en un lujoso hotel miamense (no podía ser en otro sitio, desde luego). El abogado, quien asesora a medio centenar de familias de origen cubano cuyas propiedades pasaron a manos del pueblo, aseguró que “se puede esperar que se presenten demandas contra empresas españolas en los próximos meses”. “La primera sería Meliá, pero también Blau e Iberostar se encuentran en situaciones similares”.

El texto agrega que los descendientes de Rafael Lucas Sánchez Hill, que pretenden recuperar terrenos que ocupan 50 kilómetros de costa en Holguín, ya ha iniciado en Palma de Mallorca un procedimiento contra Meliá, que opera en dicha propiedad. “Ese litigio se basa en el Código Civil español, por traficar con propiedad robada, sabiendo que es robada”, explicó Gutiérrez.

Aseguró que la familia aún no ha tomado la decisión de si demandar o no también en Estados Unidos, en virtud de la Ley Helms-Burton. “Estamos estudiándolo”, precisó. “No queremos hacer nada que entorpezca el proceso en España. Se hizo allí porque en ese momento no estaba en vigor el Título III de la ley estadounidense y no se podía demandar aquí. Pero, aunque decidiéramos no ir contra Meliá aquí porque ya estamos litigando en España, hay otros agentes españoles como Blau o Iberostar que están en la misma propiedad. Y hay otras familias dueñas legítimas de propiedades en la isla donde opera también Meliá. La idea es ir contra la empresa por distintas propiedades”.

Y prosiguen las alucinaciones. “Lo más favorable sería que la amenaza de la demanda colgando sobre su cabeza como una espada de Damocles les lleve a buscar un acuerdo económico”, subrayó Gutiérrez.

Las pretensiones de los ex propietarios asentados hoy en el “paraíso del Norte” y en otros puntos de la geografía mundial resulta una misión imposible. Los cubanos ─y ellos lo conocen─ no estamos dispuestos a ceder ni un ápice, porque lo que nos pertenece y dio la Revolución, no lo arrebata ni lo quita nadie.

Ante el reclamo de los locos, se impondrá siempre el fervor patriótico de los que nacimos en esta tierra y decidimos vivir siempre en ella.

John Mill Ackerman Rose, Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional, afirmó: “Mike Pompeo dice que las nuevas agresiones a Cuba se justifican por ‘la opresión brutal del Gobierno cubano a los derechos humanos y las libertades fundamentales’ de su población y por ‘el apoyo indefendible (de Cuba) a los regímenes cada vez más autoritarios y corruptos de Venezuela y Nicaragua.

“Pero quien, en realidad, viola los derechos humanos y coarta las libertades de los cubanos no es La Habana, sino Washington con su embargo y sus sanciones. Hay que ser muy claros.

“La activación del Título Tercero de la Ley Helms-Burton implica nada menos que una invasión jurídica de la isla caribeña, un intento de expropiación neocolonial de los territorios de una nación extranjera por Donald Trump. (…) La condición ‘sine qua non’ para el mejoramiento de las condiciones de vida para todos los habitantes de la isla es el respeto absoluto a la soberanía nacional, así como el fin de sanciones internacionales, que solamente generan más sufrimiento para los cubanos”. (Texto tomado de Internet).

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

4 comentarios en Título III de la Ley Helms-Burton: el reclamo de los locos

  1. De donde adquirieron esas tierras en las cuales erigieron sus propiedades o no, de los encomenderos que despojaron a los nativos cubanos de sus tierras ? La raiz de la propiedad fue el despojo. No hay nada que reclamar. El Gobierno De CUba es representante de los aborigenes cubanos que fueron despojados.

  2. Es verdad, que nivel de locura tienen esos señores, que se atrevan a venir a quitarnos algo que lo que van a encontrar es a todo un pueblo como león bravo defendiendo su tierra, de Cienfuegos no tocan nada, mi hermosa Ciudad…

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu