Judo cubano: De Cárdenas a Lima

Judo cubano: De Cárdenas a Lima

José Armenteros (100 kg), uno de los judocas claves en las aspiraciones de Cuba en Lima. Foto: www.ijf.org
José Armenteros (100 kg), uno de los judocas claves en las aspiraciones de Cuba en Lima. Foto: www.ijf.org

Para nadie es un secreto que el judo es una de las disciplinas claves para Cuba, tanto en eventos multideportivos como en citas mundiales.  Los números hablan con elocuencia: 77 medallas del orbe (18-21-38), 36 podios olímpicos (6-14-16) y 488 preseas en campeonatos continentales (237-115-136).

Luego del recién finalizado torneo nacional en el Gimnasio Antonio Nores, del municipio de Cárdenas, Matanzas, no pocas caras nuevas se sumarán a las figuras establecidas en pos de los retos competitivos internacionales más cercanos, que iniciarán con el certamen panamericano en Lima (25 de abril), clasificatorio para los Juegos que tendrán lugar en la propia capital peruana en el verano.

Los colectivos de entrenadores que dirigen Yordanis Arencibia (femenino) y Julio Alderete (masculino) deben sentirse con un agradable dolor de cabeza en divisiones que hoy no tienen un titular claro. Por lo apreciado en la lid de casa, 48 (kg), 57 (kg) y 70 (kg) entre las damas; así como 60 (kg) y 81 (kg) entre los hombres, son las más complicadas y reñidas. Vayamos por parte.

Sangre joven y la experiencia

La selección femenina tiene hoy tres nombres inamovibles y que aparecen ya en puestos de clasificación olímpica sin grandes contratiempos, por lo tanto, serán las candidatas seguras al venidero certamen de América. Son ellas Idalis Ortiz (+78 kg), Kaliema Antomarchi (78 kg) y Maylín del Toro (63 kg). Ninguna de las titulares nacionales en esas categorías les alcanzan en calidad y el trabajo con ellas debe estar enfocado para después del 2020.

En los 52 kilogramos, la joven Nahomys Acosta reafirmó con su segunda corona en casa que necesita más fogueo internacional para ascender en el ranking. Se quitó cualquier sombra del camino, en especial a una Melisa Hurtado que ascendió a ese peso tras no poder con la báscula en una división que obtuvo algunos premios importantes en América.

El vacío en 48 kilogramos lo cubrió entonces la camagüeyana Samarit Gregorio, quien deberá convencer todavía a sus entrenadores por delante de dos reinsertadas: Vanesa Godínez (bronce nacional ahora) y la espirituana Dayaris Mestre, campeona de los Juegos Panamericanos del 2015. Esta última intenta ajustarse a ese peso, aunque lo más probable, tras ser madre, es que pase definitivamente a los 52.

Muy peleada será la candidatura en los 57, pues si bien Anailys Dorvigny ha sido la figura principal, una oportunidad para la santiaguera Arnaes Odelín no sería descabellada, sobre todo después de vestirse como monarca del patio. En el caso de los 70, otra flamante campeona nacional, Nairelis Fuentes, apunta con fuerza a ser nuestra representante en Lima si Onix Cortés no está ya completamente recuperada de la operación practicada a finales del 2018.

Un poco más claro el panorama

La escuadra varonil tiene a cinco hombres muy estables en el ranking regional y mundial: Oniel Solís (66 kg), Magdiel Estrada (73 kg), Iván Silva (90 kg), José Armenteros (100 kg) y Andy Granda (+100 kg). Moverlos ahora cuando tres de ellos están en zona de clasificación olímpica provocaría dejar de sumar puntos a una lista que entra en sus doce meses decisivos.

No obstante, en los 60 kilogramos, la derrota del holguinero Roberto Almenares motiva pensar si le damos otro voto de confianza de cara la justa peruana o le soltamos las rindas al nuevo titular nacional, el matancero Danny Porte, un desconocido internacional en esa división, por demás, una de las más fuertes en cualquier lid foránea.

Más claro se aprecia el panorama en los 81 kilos, pues la victoria en Cárdenas de José Sotomayor sobre el avileño Jorge Martínez inclina la balanza a darle una oportunidad al yumurino. Nada hay que perder con esa elección, aunque la última palabra la tendrá Alderete y su colectivo técnico, que más de una vez ha demostrado tomar decisiones valientes y arriesgadas.

Cuba irá al campeonato panamericano en abril por obtener las 14 plazas para los Juegos multideportivos tres meses más tarde. Luego, en formato reducido, tendrá una ruta crítica que abarcará el Grand Prix de Hohhot, China (24 mayo), un Open en Rumanía (1 junio) y el Grand Prix de Montreal, Canada (5 julio).

Un comentario en Judo cubano: De Cárdenas a Lima

  1. Despues de estos dos Grand Prix y del Campeonato Nacional, cuando se viene el Panamericano de Judo en Lima clasificatorio a los Juegos Panamericanos de Julio proximo, y que el mismo Panamericano de Judo daria a los nuestros 700 pts para el Ranking Mundial y Olimpico al ganador en cada division, 490 pts al segundo y 350 pts al tercer lugar. Entonces No convendria absolutamente a solo 12 meses ( 25 Mayo 2020) del cierre de la clasificacion Olimpica que el INDER continuara mandando grupo reducido de judocas a los compromisos que quedan en lo que va de año Pre Olimpico pues con ello nos auto limitamos a aspirar poder presentar en Tokio 2020 a mas atletas de los que ahora estan clasificados. Ya que muchos de nuestros mejores judocas y que aun no estan entre los primeros 20 del Ranking Olimpico de tener una buena actuacion en el Panamericano de Judo se meterian en la pelea de lleno para aspirar asistir a la Olimpiada, y esos serian los casos de Jose Armenteros en 100 kg y de Melissa Hurtado si aprovecha lo acumulado hasta ahora por ella en los 48 kg. Seria muy beneficioso para nuestro deporte en general que se actuara asi en lo adelante , pues con tantos puntos en juego para dicho Ranking y ademas el Campeonato Mundial que ofrece el doble , muchos podrian acceder a competir representandonos dignamente en Tokio 2020. Veremos que hacen en la Comision Nacional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu