Víctima sin solución

Víctima sin solución

La jubilada Nuris Piña Torres fue víctima de un robo y ha realizado infructuosamente, y por cuatro años, múltiples gestiones para recuperar su dinero.

Vecina de Tamarindo no. 66, Santos Suárez, La Habana, ella nos escribe e informa que “en agosto del 2015 me sustrajeron la cartera en el interior del auto en que viajaba”.

Hizo la denuncia en la Estación de Policía del Cerro. Un mes después “recibí en el Banco Metropolitano la nueva tarjeta magnética. Faltaba dinero”.

Y es que el mismo día del hurto los malhechores habían extraído mil 400 pesos, pero no se percataron de que la “cámara del cajero automático había captado sus rostros”.

Agrega que se llevó a cabo “el juicio en la Sección Penal Especial del Tribunal Municipal del Cerro. La presidenta me preguntó si deseaba ser indemnizada y respondí afirmativamente, aunque no se mencionó por cuánto y no entendí que fuera necesario”.

Cuando recibió el modelo para presentar en la Caja de Resarcimiento y se dio cuenta de que la cifra era menor que la hurtada, le orientaron que fuera al Tribunal para arreglar el error, donde le informaron que la cantidad había sido fijada por el fiscal.

En la Fiscalía del Cerro “me pidieron llevar por escrito mi pretensión y que esperara la respuesta. Aunque me afirmaron que lo reclamado era correcto, señalaron que el fiscal ya no estaba en ese lugar”. Entonces le sugirieron que se presentara en Atención a la Ciudadanía de la Fiscalía Provincial, y en la segunda ocasión que fue, le orientaron ir a la Caja de Resarcimiento y que explicara que su caso estaba en trámite para rectificar error.

En la tercera visita, “en la Fiscalía Provincial me entregaron por escrito lo siguiente: que el pago de cuantía no es causa de revisión de sentencia y, de insistir en mis pretensiones, me dirigiera al Ministerio de Justicia”.

Así lo hizo y entregó su escrito registrado con entrada 1434/2017, y en diciembre del 2017 recibió la respuesta de volver al Tribunal que dictó sentencia para corregir la cifra.

Después de otras gestiones en la Fiscalía del Cerro, esta instancia envió escrito al Tribunal donde se celebró el juicio. En conversación con el nuevo presidente, en enero del presente año, “este, muy amablemente me explicó que no podía hacer nada. Que buscara la asesoría letrada en un bufete colectivo”.

Dice Nuris que no lo hará, porque “¿hasta cuándo debo seguir trasladándome a los lugares que me orientan, hacer escritos, pagar fotocopias, transportes, los servicios letrados y seguir expectante por casi cuatro años de pesadilla sin solución, y peor aún, con el agravante de mis 72 años?”.

8 comentarios en Víctima sin solución

  1. la ley que aprueba el mecanismo de la caja de resarcimiento es de la época de batista, espero que con la nueva constitución, se modifiquen estas leyes, en la vigente se protege al infractor y el perjudicado se perjudica aun mas, el tribunal que realiza el juicio dictamina la indemnización mediante la caja de resarcimiento, pero esta no tiene dinero para pagar, por lo que el pago es cuando el infractor pague, si tiene suerte que el pago se realice y el personal de la caja de resarcimiento sea serio para cumplir con la ley, entonces recibirá su pago con un descuento del 20 % por el magnifico trabajo de la caja de entretenerlo por anos, a ella al igual que otros tantos nos pasa lo mismo, tener fe, es parte de nuestro sentido de pertenencia, espero que algún día se cumpla, lo difícil es que los órganos creados para proteger a la ciudadanía, lo hagan.
    pena por la señora, no gaste mas en tramites y reconozca que perdió.

    • En cuba cualquier mecanismo, cualquier tramite es más que DIABOLICO y como siempre, el afectado es el pueblo.
      Leyendo este articulo realmente sentí pena por la señora de 72 años y todos esos tramites burocráticos que no resultaron, pero estamos en cuba y acà cualquier cosa es posible

  2. Una de las formas de acabar con el burocratismo tan abundante en nuestro bello pais, es implantando la logica justicia de cada cosa y si los encargados de impartirla, practican de esta forma fertil el burocratismo, a donde vamos a para o mejor dicho en que lugar estamos…

  3. Esto a mi entender es una falta de respeto a la ciudadana, y mira que nuestro presidente Miguel Díaz-Canel, habla de los trámites burocráticos.

  4. Parace que El BUROCRATISMO esta haciendo su debut en los encargado de IMPARTIR JUSTICIA , si esta manera de actuar se convierte en MODA.
    ¿QUIEN LE PONDRA EL CASCABEL AL GATO?

    ¿ EL ESPIRITU SANTO?
    En el En el articulo LA DIGNIDAD NO ENVEJECE
    Granma 12 de febrero 2018
    http://www.granma.cu/todo-salud/2018…/la-dignidad-no-envejece-12-02-2018-00-02-41
    La Doctora MINSÚ SOTOMAYOR ÁLVAREZ, master en Salud Pública y Envejecimiento e investigadora del Centro de Investigaciones sobre el Envejecimiento, Longevidad y Salud del Adulto Mayor de Cuba (Cited) expresa:
    se considera MALTRATO toda acción, intencionada o no, que PRODUZCA DAÑO desde el punto de VISTA BIOLÓGICO, SICOLÓGICO, SOCIAL, FINANCIERO, MATERIAL; ASÍ COMO LAS CONDUCTAS NEGLIGENTES, ya sean de forma transitoria o permanente. «Se produce en el seno de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza y las formas más usuales en las que se presenta son EL MALTRATO FÍSICO, SICOLÓGICO, ECONÓMICO O LA NEGLIGENCIA O ABANDONO.

    En el Codigo Civil se consideran DAÑOS LOS MORALES Y MATERIALES, no se consideran los DAÑOS CAUSADOS POR EL MALTRATO, por tanto no se establece la INDEMNIZACIóN.

  5. le zumba el merequetei!!!!!!!, y todavía nuestros dirigentes piden encarecidamente acabar con el burocratismo y el papeleo!!!, Hasta cuando vamos a estar sufriendo esto??, estoy seguro que si a alguno de esos “personajes” le hubiese sucedido esto, no habrían tantas trabas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu