¿Apretar la rosca?

¿Apretar la rosca?

La disciplina fiscal es como la social: si hay impunidad ante su violación, aunque sea en pocos casos, queda la puerta abierta al riesgo de un mayor resquebrajamiento.

El sistema tributario vigente en Cuba no resulta particularmente abusivo. Por el contrario, en varios aspectos podríamos decir que es bastante benévolo. No es admisible entonces su transgresión, ni desde el punto de vista económico ni ético, pues es un deber cívico contribuir al sostenimiento de los gastos públicos que nos permitan alcanzar mayor justicia y satisfacción para la sociedad.

Los porcentajes de cumplimiento voluntario en el pago de las obligaciones, tanto por contribuyentes que son personas jurídicas como naturales, en comparación con otras realidades, en nuestro país por lo general son elevados.

Sin embargo, no sucede igual con la calidad de esos aportes. La subdeclaración de ingresos y la evasión fiscal, incluyendo la que deriva del ejercicio ilegal de actividades económicas, constituye un problema muy visible.

Las alertas sobre este tema son frecuentes en los últimos años. Lina Pedraza Rodríguez, ministra de Finanzas y Precios, insiste siempre en la cuestión al presentar ante el Parlamento los proyectos de Ley del Presupuesto del Estado.

“Fueron realizados controles de mayor profundidad por la Oficina Nacional de Administración Tributaria (Onat), pero insuficientes; al persistir la indisciplina fiscal y conductas para evadir el pago de los impuestos, práctica dañina que exige mayor cultura tributaria y enfrentamiento riguroso”, expresó en el último período ordinario de sesiones de diciembre pasado.

Para explicar esta insatisfacción bastaría quizás un ejemplo. En la anterior campaña de declaración jurada del impuesto sobre ingresos personales, la Onat detectó a más de 60 mil subdeclarantes, por un importe total de unos 563 millones de pesos.

Esa cantidad de contribuyentes representó cerca del 35 % de los más de 170 mil que liquidaron el tributo. Del total de subdeclarantes la Onat solo alcanzó a fiscalizar a más de 19 mil contribuyentes, poco menos de una tercera parte.

Es cierto, no obstante, que ninguna administración tributaria alcanza a todo su universo de contribuyentes. De hecho, la selección hecha resultó efectiva, porque el 67 % de esas personas fiscalizadas rectificaron su declaración y aceptaron pagar lo que la Onat les estimó como impuesto. A quienes no lo hicieron así se les notificaron deudas por más de 27 millones de pesos.

Pero hay que aspirar a más. Esos 40 mil subdeclarantes que escaparon a la fiscalización del año anterior tienen que saber y sentir que la Onat conoce lo que hicieron. Por ley incluso, las deudas con el fisco son exigibles de modo retroactivo por un período de cinco años.

Esa misma filosofía de crear mayor percepción de riesgo debe funcionar para otros tributos y segmentos de contribuyentes. La gente debe percibir que es más fácil y barato cumplir en tiempo y forma, que asumir los elevados costos financieros y sociales de fallar o mentirle al fisco.

La Onat cada año avanza en la creación de facilidades para la declaración y el pago de tributos, aunque también queda mucho por hacer en ese terreno. Adicionalmente es preciso fortalecer sus estructuras municipales y en las provincias, a partir de proveerlas con mejores recursos humanos y tecnológicos, en función de un control fiscal más abarcador, exhaustivo y al detalle.

También hay que proseguir y perfeccionar las alianzas con otros eslabones esenciales para mantener la disciplina social, como ya hace la Administración Tributaria con la Policía, la Fiscalía y los Tribunales, para cerrar cualquier brecha a la indisciplina fiscal. Sin que ello implique excesos, maltratos ni injusticias, hay que apretarle la rosca a quien quiera pasar de listo.

5 comentarios en ¿Apretar la rosca?

  1. Atte, La ONAT ha planteado que el costo de la renta es de un 30% y es de oficio, que no se puede poner mas…..? como entender de que se diga que si se fundamenta se acepta, de ser así, necesito conocer que parte de la norma especifica para poder resolver ese problema de inmediato….pues no creo que en ese 30% este contemplado contingencias, ni la depreciación de los activos…..Siempre me ha llamado la atención que la CONTABILIDAD SON PRINCIPIOS GENERALMENTE ACEPTADOS UNIVERSAL Y NOSOTROS LOS MODIFICAMOS COMO ES EL HECHO DE EXPRESAR UN 30% DE GASTOS……? esperaría una respuesta oficial y quien lo expresa..? gracias.

  2. Pedro E y Roberto:
    Cuando ocurre un desastre natural, los consejos de la administración provincial tienen la potestad para suspender el pago de las cuotas fijas mensuales a cuenta del impuesto a los negocios que sufran afectaciones durante el periodo de recuperación. Se hiciera o no esto por los territorios que ustedes plantean, cuando se liquida el impuesto se hace sobre la base de los ingresos reales brutos, o sea, la persona afectada no tiene por qué declarar ingresos que no obtuvo, de modo que técnicamente al menos, una disminución de sus ingresos durante el periodo de recuperación no tiene por qué afectar el monto total del impuesto a pagar a final del año, pues no estaría contemplando esos ingresos.
    Sí coincido con Roberto en relación con la fijación de los gastos, que son porcentajes máximos a descontar,lo cual obedece a la deficiencia no resuelta de que no existe un sistema efectivo de facturación y venta para estos negocios. Eso no quita que quien pueda demostrar con documentos un porcentaje de gastos superior al aprobado, lo intente fundamentar ante su Onat municipal.
    Gracias por comentar.

  3. La contribución de los trabajadores privados a la ONAT es un deber y quien lo incumpla debe caer tod el peso de la ley, para que le presupuesto no aporte 37 millones a mejorar su inversion.

    saludos

    Oviedo

  4. Las decisiones no se deben adoptar por ejemplos, como se evidencia la mayoría paga en tiempo, lo que ocurre con los impuestos es que no es correcto que se te fije un COSTO DE OFICIO, QUE NO TE DEN POSIBILIDADES PARA ADQUIRIR MATERIAS PRIMAS….Y EL OTRO Y NUEVO PROBLEMA ESTE AÑO que con todos los azotes del ciclon que afecto a LA HABANA tambien ahora que siempre se dieron facilidades de pago el MINISTERIO DE FINANZAS la Ministra Planteo no dar opciones a prorrogar los pagos de cierre sobre inf¡gresos personales hay que pagar en ABRIL entonces los daños y gastos ocasionados fue solo para los estatales y las viviendas que no tienen T.C.P, algo incorrecto y esto crea malestar, disjusto y tampoco se publico con tiempo, no se tuvo en cuenta el ciclón y los gastos que ocasiono en la Habana, pues hubo que suspender reservas, cerrar restaurantes, perder días de venta, asumir gastos por falta de frio, productos echados a perder, reparar dar mantenimiento, desmontar y montar y ahora no hay tiempo…Estas son los efectos de que el T.C.P sigue siendo un mal necesario….se dice una cosa y después en la vida real estas son las reacciones.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu