Washington con más de lo mismo

Washington con más de lo mismo

Cuba dispone de más de 500 puntos de acceso públicos para la conexión a internet.
Cuba dispone de más de 500 puntos de acceso públicos para la conexión a internet.

El imperio no detiene su afán de subvertir el orden interno en Cuba. Ahora ha creado una nueva Fuerza de Tarea en Internet  integrada por funcionarios gubernamentales y no gubernamentales con la finalidad de “promover” el libre flujo de información hacia nuestro pueblo.

Ello forma parte de la política de desestabilización practicada por sucesivas administraciones estadounidenses.  Estos tiempos modernos se marcan, lógicamente, por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Bien sabemos que existen antecedentes como los programas subversivos ZunZuneo, Piramideo y Commotion,  destinados fundamentalmente a los jóvenes mediante la creación de plataformas de mensajería  para promover acciones que atenten contra el orden interno del país. Cada uno de estos planes ha sido desenmascarado oportunamente.

La más reciente iniciativa de subversión, promovida por el Departamento de Estado, a partir de los planteamientos recogidos en el Memorando presidencial del 16 de junio de 2017, se propone “examinar retos y oportunidades  para expandir el acceso  a internet en Cuba y los medios de comunicación independientes”, entiéndase esto último como  la atención dirigida a los empleados incondicionales de la Casa Blanca en la Mayor de las Antillas.

El pretexto que funciona en esta materia es que el Gobierno cubano no desarrolla el acceso de sus conciudadanos a internet.

Nada más lejos de la verdad. Declaraciones recientes de la colega Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta de la Unión de Periodistas de Cuba, expresan que el año 2017  significó un boom en la expansión del acceso a la red de redes con un 40 % de los cubanos conectados. Además, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba activó 600 mil nuevas líneas móviles, mientras se producía un cuarto de millón de conexiones en los más de 500 puntos  de acceso público en todo el archipiélago.

Estos datos, apuntaba la especialista,  colocan a Cuba como el país de mayor crecimiento en las categorías de conectividad digital referidas a presencia en redes sociales y el uso de móviles para acceder a estas.

Ante tales acusaciones injustas habría que agregar que si los cubanos hemos llegado tarde a internet; si nuestras conexiones son lentas y muchos servicios se nos hacen costosos o son simplemente negados, es por causa del cerco económico a que somos sometidos desde hace más de medio siglo. A pesar de ello la sociedad cubana sigue adelante en su proceso de informatización, en el presente con llamativas novedades como el acceso al servicio de internet en los móviles.

Agresiones como esta se insertan en las modalidades de guerra no convencional muy en boga en este siglo XXI. En sus propósitos de dominación, Washington desarrolla cuantas variantes considere válidas. Hemos sido testigos de la llamada Primavera  árabe, del incentivo de protestas en Irán, así como de la práctica de la violencia en Venezuela.

Para el caso de Cuba, más que entrenada en el enfrentamiento a políticas agresivas diversas, desde ya se asegura el fracaso que tendrá esta política reciente salida de la Casa Blanca. Ante la guerra cultural que se nos hace los cubanos sabremos responder con nuestros argumentos abrazados a la independencia y soberanía.

Nada, que Washington se aparece en el año nuevo de modo poco original, con más de lo mismo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu