EE.UU. es responsable del deterioro presente y futuro de la relación bilateral, afirma Canciller cubano

EE.UU. es responsable del deterioro presente y futuro de la relación bilateral, afirma Canciller cubano

 

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla presentó este martes una Declaración oficial donde  rechaza “de manera categórica cualquier responsabilidad del Gobierno cubano” en los supuestos incidentes que han dañado la salud de funcionarios estadounidenses y sus familiares.

El Canciller recordó que la pasada semana, en entrevista sostenida con el secretario de Estado, Rex Tillerson, se le advirtió acerca de la necesidad de no politizar el asunto y de que no se tomaran acciones precipitadas. Tales consejos fueron desoídos y el pasado 29 de septiembre, alegando supuestos riesgos, ordenaron retirar la tercera parte de su personal diplomático en Cuba.

Este 3 de octubre el Departamento de Estado publicó una lista de 15 diplomáticos cubanos a quienes concedieron 7 días para abandonar el territorio estadounidense en busca de una supuesta “paridad” entre ambos consulados y porque “las autoridades de la isla no han dado los pasos necesarios para prevenir” los supuestos incidentes que han afectado la salud de su personal y sus familiares.

“Es difícil explicar los argumentos del Departamento de Estado”, respondió el Canciller a una pregunta de la Agencia Cubana de Noticias y añadió que durante el citado encuentro con Tillerson, este no aportó “ni un átomo de información” que permitiera aclarar el asunto.

“Las autoridades cubanas han actuado con suma seriedad, profesionalismo e inmediatez para esclarecer esta situación, explicó. Se creó un Comité de expertos para analizar los hechos, se habilitaron nuevos canales de “comunicación expedita” entre la Embajada y el Departamento de Seguridad Diplomática y “se reforzaron las medidas de protección de los diplomáticos estadounidenses, sus familiares y sus residencias”.

Si el deseo de Estados Unidos ha sido proteger la salud de sus diplomáticos, por qué reducir el personal cubano en Washington, qué relación tiene una decisión con la otra, cuestionó el Canciller quien además denunció que el Comité creado por Cuba no pudo visitar la casa de los funcionarios, ni entrevistarse con los afectados, los médicos y peritos de la parte estadounidense. Solo han accedido a “información insuficiente y carente de valor”, lamentó.

En cambio, aseguró Rodríguez, “representantes de agencias especializadas de ese país viajaron a La Habana el pasado mes de junio, se reunieron con sus contrapartes cubanas y expresaron la intención de cooperar de forma más sustantiva en la investigación de los supuestos incidentes. Volvieron a visitar Cuba en agosto y septiembre, permitiéndoseles trabajar en el terreno por primera vez en más de 50 años, para lo cual se les dieron todas las facilidades, incluyendo la posibilidad de importar equipamiento, como muestra de buena voluntad y del gran interés del gobierno cubano en concluir la investigación”.

No obstante, a pesar de la búsqueda exhaustiva, “no existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes, ni de las causas y el origen de las afecciones de salud notificadas”, aclaró.

Como resultado de la reducción del personal en ambas representaciones diplomáticas, se verán afectadas las labores consulares que a partir de ahora solo dispondrán de un funcionario.

Si el Gobierno de Estados Unidos aplicara en todo el mundo los estándares que ha usado contra Cuba, tendría que estar cerrando docenas de embajadas, dijo Bruno.

El jefe de la diplomacia afirmó, en respuesta a comentarios divulgados por algunos medios de prensa, que los funcionarios de la actual Embajada de Cuba en Washington, y los que antes trabajaron en la entonces Oficina de Intereses en Estados Unidos, “jamás han realizado trabajo de inteligencia en ese país: no lo hicieron, y no lo han hecho”, dijo de manera enfática.

Instó a los periodistas a indagar en el Departamento de Estado acerca de por qué, a pesar no haberse hallado evidencias de los supuestos ataques, el Gobierno ha tomado medidas que tienen “un carácter eminentemente político” y que dañan la cooperación y las relaciones bilaterales.

“Estados Unidos es el responsable del deterioro presente y futuro de la relación bilateral”, la cual ya ha sido afectada luego del anuncio de una nueva política realizado en junio pasado por el presidente Donald Trump, concluyó.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu