Hacerlo como Pachá

Hacerlo como Pachá

Si algo distingue las conservas elaboradas en la minindustria Pachá, del reparto Pedro Díaz Coello, en la ciudad de Holguín, es que a sus cualidades gustativas y nutricionales, unen efectos terapéuticos para la salud humana.

Hacerlo como Pachá
“Lo más importante es lograr un balance adecuado entre macro y micronutrientes”, afirma Gaudencio Tejeda. Foto: Del autor

 

De ahí que en un corto período sus productos se hayan abierto paso en el mercado local y hoy se encuentren entre los preferidos de muchos holguineros, conocedores de la importancia de ingerir alimentos saludables y de calidad.

Artífice de estas producciones es Gaudencio Tejeda Peña, un experimentado y entusiasta tecnólogo en nutrición, graduado en Bulgaria, más conocido por Pachanga, alías que apocopado dio origen a la marca comercial que las identifica.

“A principios de la década de los 80 —recuerda—, fui seleccionado para estudiar afinador industrial en Bulgaria, país con un gran desarrollo en la industria conservera, en el que también tuve la oportunidad de hacerme técnico en nutrición y elaboración de alimentos.

“Al regresar fui asignado para trabajar en el Sime, como ajustador preparador de máquinas herramientas, pero como me gustaba tanto la rama alimentaria y en especial su conservación, monté una pequeña industria en el poblado de Mir, donde nací y vivía.

“Con la ayuda de un grupo de compañeros que estudiaron conmigo hicimos las máquinas artesanales para el taller, en el cual empezamos a elaborar trocitos de fruta bomba y puré de tomate para el año entero y el autoconsumo, no con fines comerciales.

“Cuando en 1993 me mudé para el apartamento que me asignaron como innovador destacado, en el reparto Pedro Díaz Coello, donde aún resido, traje los equipos, proseguí esta labor y fui aumentando la producción.

“Empecé al lado del edificio con unas ollas, hasta que por el Consejo Popular, en atención a mi labor, me asignaron este local que he ido desarrollando hasta convertirlo en una minindustria de mayor capacidad y diversificada, en la que trabajan varios compañeros.

“Puse en práctica mis conocimientos como preparador ajustador de máquinas herramientas y con recursos recuperados, otros adquiridos y la ayuda recibida, hice la despulpadora, el molino, la marmita, la tapadora y demás equipos requeridos.

“La producción ha ido creciendo en correspondencia con la demanda, muestra de que lo que estamos haciendo tiene calidad, así se fueron abriendo los horizontes y hoy elaboramos más de 100 toneladas de pasta de tomate y otras producciones.

“Nosotros hacemos también jugos de frutas naturales, mermeladas, compotas para niños, puré de ajíes, picante, dulces en conserva, en fin, contamos con numerosas ofertas, más de 30 en la actualidad, que vendemos directamente a la población y los organismos.

“Eso sí, todos nuestros productos son naturales, no contienen aditivos químicos, los principales conservantes son el estricto cumplimiento de las normas de elaboración e higiene y su posterior pasteurización, bajos de azúcar y enriquecidos según sus requerimientos.

“Lo más importante es lograr un balance para que los diferentes alimentos contengan cantidades adecuadas de macronutrientes, es decir, proteínas, carbohidratos o grasas y micronutrientes, vitaminas y minerales, y sean saludables.

“Entre los productos con fines terapéuticos que hacemos, sobresalen las compotas proteicas para niños bajos de peso, concentrados de frutas enriquecidas con hierro, potasio y magnesio destinadas a personas anémicas, pasta de ajíes para la diabetes, néctar de tamarindo como digestivo, pulpa de anoncillo, ideal en la eliminación de tóxicos, y semillas de marañón para el colesterol.

“Tenemos proyectado desarrollar producciones cooperadas con Labiofam, donde cuentan con la tecnología requerida para hacer análisis químicos completos sobre la composición de los alimentos y certificar sus cualidades, así como fomentar un frutal de cuatro hectáreas, en un terreno cercano en usufructo”.

De los aportes de la minindustria Pachá hablan la condición de Referencia Nacional, otorgada por la Dirección de Agricultura Urbana y el Premio Relevante, que alcanzó en el Fórum de Ciencia y Técnica, entre otros reconocimientos.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu