¿Qué sabes sobre la gastritis?

¿Qué sabes sobre la gastritis?

Continuamente los términos de gastritis y acidez estomacal son vistos como sinónimos; pero no es así, sino que un concepto complementa al otro.

“La acidez es un síntoma que no es exclusivo de la gastritis, y puede estar presente en otras enfermedades digestivas como la hernia hiatal y la úlcera péptica”, explicó a Trabajadores la doctora Esther Sánchez Bernal, jefa del departamento de Gastroenterología del hospital capitalino Julio Trigo.

Mientras que la gastritis, aclaró, es como una inflamación aguda o crónica de la mucosa gástrica (la capa más superficial del estómago) que puede obedecer a diversas causas.

Las gastritis pueden ser comunes o crónicas. Las más frecuentes son las producidas por medicamentos antinflamatorios como la aspirina, antibióticos y esteroides, y las producidas por tóxicos como el alcohol, los condimentos, el café.

“En tanto, la crónica obedece a lesiones repetidas de la mucosa gástrica ocasionadas por los elementos antes mencionados, a la aparición de una bacteria llamada helicobacter pylori, y en el caso de la llamada gastritis alcalina a la presencia anómala de ácidos biliares en el estómago”, destacó la especialista.

El comienzo: una bacteria

Según las estimaciones médicas, la bacteria helicobacter pylori es la causa más frecuente de la gastritis crónica, entre un 85 y 95 % de todos los casos.

El reservorio es el ser humano y la vía de entrada al organismo es la oral a través de alimentos contaminados. La galena especificó que para su diagnóstico existen numerosas pruebas que se realizan al paciente, unas invasivas y otras no.

Los indicios principales de la gastritis varían en dependencia del inicio de la enfermedad. Los casos agudos comienzan de forma brusca luego de la exposición al agente causal.

“Dolor intenso en el estómago, náuseas, vómitos, palpitaciones, sudoraciones, frialdad, que puede llegar a ser grave, con deshidratación y desequilibrios metabólicos, son algunos de los síntomas más evidentes”.

En cuanto al diagnóstico, ¿se requiere algún examen para confirmar el padecimiento?

Generalmente el dictamen suele realizarse atendiendo a las sintomatologías que refiere el enfermo y por los datos aportados al examen físico.

Luego el tratamiento es dirigido. “En primer lugar, a suprimir el agente causal, y por otro lado, el establecimiento de medidas higiénico dietéticas, así como el uso de fármacos”, señaló la especialista.

Una cuestión importante a la que la doctora Sánchez Bernal hace referencia es el abuso o empleo excesivo de medicamentos que, a largo plazo, pueden ocasionar trastornos para el organismo, como el alusil.

“Este tipo de medicina es poco absorbible, su acción es local, produciendo una acción antiácida. Son además, protectores de la mucosa gástrica, pues estimulan la producción del mucus.

“Su uso debe limitarse, sin embargo, a los que realmente requieran este tipo de receta y no habituarse a ellos. Se han visto pacientes que por uso continuado de estos fármacos han presentado cuadros de constipación o diarreas y desequilibrios metabólicos”, alertó.

Sobre mitos…

Aunque muchos la vinculan con la gastritis, la halitosis (el mal aliento) no necesariamente está relacionada con esta enfermedad. “No suele ser la más común. Existen otras afecciones bucofaríngeas y esofágicas que más frecuentemente provocan este síntoma”.

En cuanto a los tratamientos, las viejas escuelas prefieren algunos complementos de la medicina natural y tradicional. El toronjil es uno de ellos. Ha sido utilizado como medicina alternativa con variables resultados de una persona a otra.

“Mientras que no se ingiera a temperaturas muy elevadas, no tiene contraindicación. Existen pacientes que no refieren alivio, y otros sí, todo depende del organismo”, argumentó Sánchez Bernal.

En cuanto a la mezcla de bicarbonato y limón, otra de las preferencias de la población, no realiza muchos efectos, debido a que uno y otro se neutralizan antes de ser ingeridos.

Al decir de la especialista, el bicarbonato es un antiácido absorbible por lo que los efectos adversos podrían llegar a ser graves, como la retención de sodio y líquidos que ayudan a agudizar la hipertensión arterial, la insuficiencia renal o cardiaca.

¿Es curable la gastritis?

Se suele curar en corto tiempo a menos que se continúe bajo los agentes lesivos que a largo plazo pueden producir inflamación crónica de la mucosa.

Para concluir, la doctora dijo que las principales medidas que deben tomar son masticar bien y despacio, reducir las bebidas carbonatadas y las comidas muy especiadas.

“Cada persona sabe qué alimentos le son especialmente indigestos y debe evitarlos”, precisó la doctora, quien insistió en que las que suelen presentar ardor deben evitar ponerse tumbados antes de dos horas después de una comida.

¿Qué puede provocar dolor estomacal?

– Comer en exceso.

– Demasiada presión sobre el estómago.

– Ingerir alimentos en exceso colma las capacidades del estómago aumentando el riesgo de dejar una abertura en el esfínter esofágico inferior.

– Determinados alimentos promueven la apertura de la válvula como el tomate, ajo, los cítricos, las cebollas, el chocolate, el café, el alcohol, la menta.

2 comentarios en ¿Qué sabes sobre la gastritis?

  1. Yo recomiendo comer una rodaja de piña natural, incluido el centro, después de las comidas, incluso cuando sentimos las molestias de la acidez. A MI ME FUNCIONA MEJOR QUE LOS ANTIACIDOS.

  2. muy buneo el articulo,me gustaria que publicaran tratamientos natuareles que permitan minimizar las acciones que promueven esta enfermedad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu