Platería con poco brillo

Platería con poco brillo

El problema fundamental radica en la parte frontal, que está muy deteriorada y han tenido que cerrar con cartones. | fotos: Del autor
El problema fundamental radica en la parte frontal, que está muy deteriorada y han tenido que cerrar con cartones. | fotos: Del autor

La platería La Sortija, de Holguín, ha perdido brillo, no por la calidad de las prendas que allí se reparan o elaboran, sino por el deterioro que sufre la instalación, debido a los años de explotación continua sin un mantenimiento oportuno.

Se trata de una vieja edificación de más de medio siglo de existencia, ubicada en la calle Libertad número 144, entre Martí y Luz Caballero, la cuadra inicial del bulevar holguinero, en pleno centro histórico de la Ciudad de los Parques.

Pero ni siquiera por su privilegiada situación ha sido incluida en los planes de restauración acometidos en los últimos años y en la actualidad exhibe una fea imagen, que desentona con el entorno, y sin las condiciones apropiadas para este servicio.

El estado del antiguo taller de la Empresa Municipal de Servicios Comerciales, con más de cuatro décadas de existencia, empeoró a partir del año 2012, cuando pasó a funcionar mediante el sistema de arrendamiento.

El interior del local demanda un remozamiento general.
El interior del local demanda un remozamiento general.

Según el representante del colectivo obrero, Roberto Fernández Carvajal, recibieron un local en malas condiciones porque no se reparó antes de realizar el traspaso y después tampoco debido a la falta de los recursos exigidos.

“El problema fundamental, explicó Roberto, está en la parte frontal del inmueble, que se ha deteriorado completamente y hemos tenido que tapar con cartones, los cuales se ven muy feos y no ofrecen ningún tipo de seguridad.

“Nosotros propusimos reconstruir la fachada con una pared de mampostería y correr la entrada, en beneficio del espacio interior, pero nos piden que lo hagamos con carpintería de aluminio y cristalería, como está el local aledaño, para que no desentone con el entorno.

“Sin embargo ese tipo de material solo está disponible hasta el momento para las obras estatales, nosotros los cuentapropistas no podemos adquirirlos y por eso no hemos realizado su reparación.

“Tenemos proyectado acometer también el remozamiento y pintura de la parte interior, incluido el resane de la porción del techo que está afectada por la humedad, y la construcción de un baño para los trabajadores en cuanto se nos autorice”, concluyó.

La preocupación del colectivo, que ha sido elevada a diferentes instancias y ahora al semanario de los trabajadores, incluye, además, la necesidad de restituir la reparación de espejuelos, un servicio tradicional del taller y muy demandado por la población.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu