Tributo a la vida

Tributo a la vida

Gracias a personas como Raudelis Mosqueda, la provincia cumple sistemáticamente con el plan de mil 417 donaciones de sangre mensuales.
Gracias a personas como Raudelis Mosqueda, la provincia cumple sistemáticamente con el plan de mil 417 donaciones de sangre mensuales.

“¡A la aguja no le tengo miedo! ”; la frase categórica de Raudelis Mosqueda Moreira fue una estocada a la cobardía que me persigue desde niña al ver una jeringuilla o algo que se le parezca. Pero, más que un ejemplo de superación para mi trauma infantil, el joven de 22 años merece el respeto que ganan aquellos que no andan con remilgos si la vida de otros está en juego.

“En el 2013 me presenté como donante voluntario. Ya sabía las características del proceso, los cuidados y el rigor con que laboran en el banco de sangre. Pensar que con cada gota puedo devolverle la vitalidad a una persona disipa cualquier temor”, afirmó Raudelis, quien trabaja en la Empresa Comercializadora de Medicamentos de Sancti Spíritus.

Conceder una parte de sí a los demás habla de heroicidades terrenales; de hombres y mujeres que se vuelven titanes contra la muerte. Es un gesto anónimo que adquiere dimensiones impensables cuando entendemos que un familiar nuestro, o nosotros mismos, podemos necesitar de la sangre de otro.

“A veces la califican como una acción silenciosa que nadie ve; pero por suerte aumentan los donantes y nos basta con saber que nuestra sangre significa fuerza, renacer y oportunidad para alguien más. No hay mayor aliciente que ese”, reconoció el joven.

Van de incógnitos por nuestro apurado diarismo, portadores desconocidos del sosiego; sin más distinciones que la buena voluntad. “Cada tres meses me presento a donar y eso llega a convertirme en el bote salvavidas de alguien que puede estar necesitándolo. Trato de llevar una rutina sana, mantener el peso adecuado, pues del buen estado de mi salud depende que pueda cumplir con esta responsabilidad”.

CADA GOTA CUENTA                                

El 14 de junio en todo el mundo celebran el Día del donante de sangre, en recordación al biólogo y patólogo austríaco Karl Landsteiner; quien descubrió los grupos sanguíneos ABO. En conmemoración a la fecha y por ser Sancti Spíritus una de las mejores provincias del país, han sido reconocidas personas que, como Raudelis, no cesan de tributar a la vida.

“Hasta en el barrio han destacado el modesto aporte que realizo. Y aunque no buscamos laureles esa es una motivación añadida. Yo continuaré dando mi sangre hasta que las fuerzas me lo permitan”, concluyó Mosqueda con un compromiso sustentado por sus fibras más humanas.

Al término del diálogo y con su convencimiento de que “una gota de sangre puede hacer la diferencia” pensé en superar los “traumas” con las jeringuillas que me heredó la niñez. Para ver fluir la esperanza de un nuevo comienzo por las venas de una persona, bien valdría la pena el pinchazo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu