“Apenas un momento feliz…”

“Apenas un momento feliz…”

Al centro la merecedora del Premio Ala Décima 2015, Merari Mangly Carrillo, recibe una obra del artista Kamyl Bullaudy. Se la entregan los poetas Miguel Mariano Piñero (a la izquierda) y Péglez. Foto: Roberto Carlos Medina
Al centro la merecedora del Premio Ala Décima 2015, Merari Mangly Carrillo, recibe una obra del artista Kamyl Bullaudy. Se la entregan los poetas Miguel Mariano Piñero (a la izquierda) y Péglez. Foto: Roberto Carlos Medina

 

Lo que más nos interesa que se sepa  es que estos 15 de Ala Décima son  apenas un momento feliz de uno de   tantos empeños; que Ala Décima es  apenas una más entre la decena de agrupaciones de escritores decimistas   que existen en el país —fenómeno  no suficientemente visualizado en el  panorama de nuestra cultura—; agrupaciones que hoy trabajan articuladamente como un buen movimiento,  en defensa de la poesía en estrofas   de 10 versos, de notable significación para la identidad nacional, y que hoy conforma un complejo artístico-literario de notable envergadura”.

Así expresó el poeta Pedro Péglez   González, presidente del Grupo Ala Décima, en el encuentro por   los 15 años de esa agrupación, cuyo   concurso nacional de poesía igualmente   premió a los ganadores de   su edición XV, efectuada en la sede   tradicional de la reconocida peña   que todos los lunes tiene como escenario   la biblioteca Tina Modotti, en   Alamar, La Habana del Este.

Con esa inocultable pasión por   la lírica espinela que caracteriza a   nuestro respetado colega Péglez, autor   de varios libros sobre este género   y laureado en dos ocasiones con el   Premio Iberoamericano Cucalambé,   con la evidente alegría por los 15   años de su proyecto —cuya nómina   oficial asciende a 48 integrantes—,   apuntó que este movimiento —multiplicado   con reuniones similares en diferentes provincias— lo inauguró   “sin proponérselo, Renael González   Batista, cuando fundó, en otro   febrero, el de 1993, el Grupo Espinel-   Cucalambé, que nos ha servido   y nos servirá como referente desde   Puerto Padre, provincia de Las Tunas”.

Asimismo, agradeció a todos los   que han contribuido a la existencia del   Grupo Ala Décima, y felicitó a “la más   activa de nuestras filiales, la de San   Miguel del Padrón, con tres poetisas   lidereadas por Bertha María Gómez”.

El encuentro, que contó con   un intermedio literario-musical,   a cargo del dúo de Pável Poveda y   Tamara Castillo, y un cariñoso cierre   a capela del veterano cantante,   fundador de esta peña, Adriano   Rodríguez, Premio Nacional de   Música, igualmente saludó la 24   Feria Internacional del Libro, y   rindió tributo al poeta Raúl Ferrer   en el centenario de su natalicio.

Ganadores del   XV Concurso Ala Décima 

Merari Mangly Carrillo, de Sancti Spíritus,   Premio Ala Décima 2015, con su   cuaderno Susurro de la moneda ante el   crucigrama.

Jesús Arencibia Lorenzo, de Pinar del   Río, segundo lugar, Premio Especial   Centenario de Raúl Ferrer, con su   texto Señales de avión nocturno.

Elizabeth Reinosa Aliaga, de Bayamo,   Granma, tercer escaño, Premio   Especial XV Aniversario de Ala Décima,   con Las Furias. Obtuvo además   el premio colateral del Grupo Nacional   de Escritores Rurales.

Otros laureados:

Voces de fondo, de Roselia López Saborit,   de Manzanillo (Premio del Grupo   Décima al filo); Las décimas de Caserón,   de José Orpí Galí, de Santiago   de Cuba (Premio Célida Cortina, de   tema comunitario, por el Grupo Toda   luz y toda mía, y la fotógrafa Tamara   Gispert); La vida que se enmudece, de   Leonardo Albeo Valdés Ferrer, de Villa   Clara (Premio de tema ecológico, por el   proyecto El Guardabosques); El conjuro   de la lluvia, de Alexander Jiménez   del Toro, de Amancio, Las Tunas   (Premio Guillermo Cabrera Álvarez,   del periódico Juventud Rebelde, para   autor joven); Sueños de la puna, de   Olimpia Pombal Duarte, de Villa Clara   (Premio Wilfredo Sánchez, de tema   social, por el periódico Trabajadores);   Trazado sobre el dorso de una mujer,   de Zulema de la Rúa Fernández, de La   Habana (Premio Décimas para el amor   Hermeides Pompa, por la Casa Iberoamericana   de la Décima El Cucalambé);   y Vestida, de Nuris Quintero Cuéllar,   de Quivicán, Mayabeque (Premio   Yazmina Calcines, de tema erótico, por   el Grupo Ala Décima).

El jurado del XV Concurso Nacional   Ala Décima integrado por   Pedro Péglez González, Modesto Caballero,   Karel Leyva y Luisa Oneida   Landín, otorgó también menciones a   los conjuntos Elegía de soñador, de   Eutiquio Tartabull; Adagio de la luz,   de Pável Poveda; Ah, que yo escape,   de Omar Raúl Díaz Ávila (los tres de   La Habana); Apuntes sobre la casa,   de Henry Rodríguez, de Las Tunas;   y Lapsus mentis, de José Alberto   Nápoles, de Artemisa.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu