Crece el circo

Crece el circo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Los payasos del Circo Estatal de Vietnam se ganaron el aplauso del público que durante esta semana acompañó al sexto Concurso Internacional de Payasos Edwin Fernandez in memoriam. Para ellos fueron el Primer premio del jurado, así como los colaterales de la UNEAC y de la Universidad Mezoamericana de Puebla, México. Foto: René Pérez Massola
Los payasos del Circo Estatal de Vietnam se ganaron el aplauso del público que durante esta semana acompañó al sexto Concurso Internacional de Payasos Edwin Fernandez in memoriam. Para ellos fueron el Primer premio del jurado, así como los colaterales de la UNEAC y de la Universidad Mezoamericana de Puebla, México. Foto: René Pérez Massola

Rozar los límites del cuerpo  humano y hacerlo con arte  es uno de los desafíos de los  artistas del circo, añosa expresión  escénica que con más  de dos siglos de existencia  en Cuba, sigue deleitando a  grandes y chicos. Prueba de  ello fue el público que durante  esta semana desafió la lluvia  y acudió a la carpa Trompoloco  para disfrutar del Festival  Internacional Circuba 2013.

Más allá de la competencia  y lo favorable del intercambio  entre artistas de diferentes  naciones y culturas,  lo más notorio de la edición  concluida este domingo fue  la decisión, expresada por sus  directivos, de crecer en términos  de espectáculo. Hora es  de superar la sucesión de números  mejor o peor logrados,  para hilvanar historias que  integren diversas manifestaciones  escénicas y musicales  en las que el arte circense, con  un mayor nivel de realización  artística, tenga el protagonismo  que merece y esté a tono  con la estética visual de los  tiempos que corren.

Algo de eso vimos en la  gala inaugural del Circuba  2013, ofrecida en el teatro  Karl Marx el pasado jueves  16 de julio. La idea original  de Germán Muñoz, director  de la Compañía Havana, se  transformó en atractivo guion  de la mano de Juan García,  con notable nivel de realización  en el diseño de luces (Ricardo  Valdés), de vestuario  (Abraham) y de coreografías  (Johannes García). Entre todos  contaron la historia de  Un día en La Habana, a través  de cinco cuadros: Amanecer  en La Habana; Juego de  pelota; El solar citadino; El  circo Trompoloco y El carnaval  habanero.

La posibilidad de insertar  el circo en estampas cotidianas,  como el cubanísimo reto  entre acróbatas en la escena  del solar, o en cualquier otra  que la imaginación y el buen  gusto indiquen, confirmaron  que ese es el camino por el  que deberá transitar el circo  del futuro en Cuba.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu