Eficiencia y salario

Eficiencia y salario

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 puntos, 4 votos)
Cargando…

La eficiencia que logra la Empresa de Transporte Agropecuario Pinar del Río, se revierte en salario para sus trabajadores, quienes reciben mensualmente como promedio, más de seis mil pesos, y en los tres primeros trimestres, del presente año, repartieron utilidades.

La recuperación de máquinas herramientas y del parque de camiones, son pilares de la eficiencia en la Empresa de Trasporte Agropecuario Pinar del Río. Foto: Pedro Paredes Hernández
La recuperación de máquinas herramientas y del parque de camiones, son pilares de la eficiencia en la Empresa de Trasporte Agropecuario Pinar del Río. Foto: Pedro Paredes Hernández

La reparación de máquinas herramientas, pintura y embellecimiento de sus instalaciones tributa a que laboren en un ambiente más seguro y acogedor.

Con un parque de que supera los 200 camiones, todos envejecidos, tienen un coeficiente de disponibilidad técnica del 70 por ciento, por lo que no solo contribuyen con la transportación que requieren entidades agrícolas, sino que apoyan en la distribución de la canasta familiar y otras actividades que constituyan prioridad para la provincia.

Emilio Triana Ordaz, director general de la entidad, señaló que trabajan en la recuperación de otros equipos que les permitirán aumentar la capacidad de carga y abrirse a otros mercados, a partir de la diversificación que logran de su objeto social.

Implementaron el sistema de pago por altos resultados y a destajo, lo que estimula la productividad y eficiencia del colectivo.

En un año complejo, como el 2021, tienen hasta el momento 80 millones de ingresos, de los cuales, 17 clasifican como utilidades, asegura que esto es posible gracias a la innovación y a las oportunidades que ofrecen las medidas aprobadas para el sector empresarial estatal.

2 comentarios en Eficiencia y salario

  1. Por favor pasen esa experiencia a las panaderías. A muchas las dotarón hace algún tiempo con hornos eléctricos, pero el personal que en ellas labora continúa con un ritmo de atención al público bien lento, casi tres horas de una hornada a la otra.
    Sobre el salario no puedo decirles, pero no dudo que con la «búsqueda y trasiego» de pan añadido pueda ser hasta superior a los que reciben los ransportistas de Pinar del Rio.

    Incluso, seguramente, los ingresos no lucieron grandes para un pensionado si respondieran a la eficiencia y trato al cliente acordes con ese monto.

    Les hablo de la Unidad situada próxima a la calzada de Managua en el reparto Eléctrico.
    Para el personal que trabaja en ella cuando se trata de atención al público presencial; tal parece que cualquier medida al margen del objeto de trabajo es más importante que vender pan. Es como si siguieran paso a paso el guion y métodos señalados en uno de los programas humorísticos de «Pánfilo» sobre trabas del sector de servicios.

    Recordemos que esa unidad financió la construcción de un portal ligero, sin embargo la adiministración, pienso yo, asigna a una persona sentada a la sombra del portar para impedir que nadie de la cola espere ahí bajo sombra su turno.
    Para acceder al turno de comprar hay que esperar casi tres horas. Tiempo que media entre una de las carretillas del horno. Luego obligan a esperar que se enfríe el pan.
    Así que la tradicional y sabia frase de mercado: «se vende como pan caliente» queda en riesgo de desuso por fuerza burocrática.
    No siempre, pero tambien en dependencia de la despachadora se anuncia que no hay menudo para dar «el vuelto»; si alguíen reclama la respuesta es que vaya y hable con el administrador.
    En ocasiones aparece alguien que no se identifica; pero en nombre de la autoridad reparte 40 ticket numerados que sirven a una persona para adquirir diez «panecillos baguette de ajo» que por su nombre lograría sonrojar al más humilde de de los panaderos franceses. Vale la aclaración que los cuarenta ticket se distribuye bajo la posibilidad que alguien se quede sin comprar en ese turno. También hay que reconocer que le bajaron el precio y tamaño a este míni baguette; de 6 cup/unidad, ahora es de 4.80 cup/u.
    No obstante el mensaje del artículo trae la enseñanza positiva de poder avanzar en otros sectores, con el mismo espíritu de los transportistas pinareños.

    Gracias.

  2. Por favor pasen esa experiencia a las panaderías. A muchas las dotarón hace algún tiempo con hornos eléctricos, pero el personal que en ellas labora continúa con un ritmo de antes atención al público bien lento casi tres horas de una hornada a la otra.
    Sobre el salario no puedo decirles, pero no dudo que con la «búsqueda y trasiego» de pan; pueda ser hasta superior a los que reciben los ransportistas de Pinar del Rio. Incluso los ingresos no fueran criticables si la eficiencia y trato al cliente estuviesen acorde con él.

    Le hablo de la Unidad situada próxima a la calzada de Managua en el reparto Eléctrico.
    Para el personal que trabaja en ella cuando se teata de atención al público presencial; cualquier medida es más importante que vender pan. Parece que siguen paso a paso los métodos señalados en uno de los programas humorísticos de «Pánfilo» sobre trabas del sector de servicios y la burocracia.

    Recordemos que esa unidad financió la construir de un portal de construcción sencilla, sin embargo la adiministración, pienso yo, asigna a una persona sentada a la sombra del portar para impedir que nadie de la cola espere ahí su turno.
    Para acceder al turno de comprar hay que esperar hasta tres horas. Cuando sacan una de las carretillas del horno hay que esperar que se enfríe, así que la sabia frase de «se vende como pan caliente» queda en riesgo de desuso por fuerza burocrática.
    No siempre, pero parece en dependencia de la despachadora se anuncia que no hay menudo para dar «el vuelto»; si alguíen reclama la respuesta es que hable con el administrador.
    En ocasiones aparece alguien que no se identifica; pero en nombre de la autoridad reparte 40 ticket numerados que sirven a una persona para adquirir diez «panecillos baguette de ajo» que por su nombre lograría sonrojar al más humilde de de los panaderos franceses. Hay que reconocer que le bajaron el precio y tamaño a este mínimo baguette; de 6 cup, ahora 4.80 cup.
    Sigamos avanzando hacia otros sectores, con el mismo espíritu de los transportistas pinareña.

    Gracias.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu