Vivir una cultura (+ Videos)

Vivir una cultura (+ Videos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

A cuatro hitos del arte nacional ha estado dedicada la Jornada de la Cultura Cubana que concluye hoy, 20 de octubre, fecha cardinal en la historia y la consolidación de una identidad:

20 Octubre: Día de la Cultura Cubana. Ilustración: Elsy Frómeta y Dayron Santana.
20 Octubre: Día de la Cultura Cubana. Ilustración: Elsy Frómeta y Dayron Santana.
  • Alicia Alonso, la más grande de nuestras artistas escéni­cas, pilar y referencia de una escue­la y un movimiento creativo.
  • Omara Portuondo, cantante de un reperto­rio esencial, embajadora en muchos países de lo mejor de la música po­pular cubana, intérprete de un esti­lo.
  • Alfredo Sosabravo, artífice de fi­guraciones representativas, maestro del color y de la forma, creador de un universo simbólico.
  • Y Elpidio Val­dés, nuestro gran personaje de dibu­jos animados. Símbolo de la cultura de resistencia. Hijo multiplicado del inolvidable Juan Padrón.

Cien años de Alicia; noventa de Omara y Sosabravo; cincuenta de Elpidio: aniversarios que implican celebraciones y asimismo un ejerci­cio de reflexión.

¿Hasta qué punto el arte nos ex­plica como pueblo? ¿Qué implica saberse herederos de una cultura extraordinaria? ¿Cuál ha sido el rol de la cultura y sus más relevantes exponentes en la consolidación de una identidad? Basta con una afir­mación: la cultura es el pueblo.

La realización mayor de la polí­tica cultural de la nación ha sido de­fender el derecho inalienable de la ciudadanía a disfrutar de las expre­siones y manifestaciones del arte. No hay cultura mayor ni cultura menor: hay un entramado conflu­yente, riquísimo e integrador. Es un patrimonio compartido por genera­ciones completas y que se amalgama con la historia.

El 20 de octubre de 1868, cuan­do Perucho Figueredo compartió en Bayamo la letra del himno que sería el de la nación toda, cristalizó esa simbiosis que ha marcado el devenir de un pueblo.

 

 

El Día de la Cultura Cubana es reafirmación de un compromiso. Alicia Alonso repetía una y otra vez una vieja sentencia: el arte no tiene patria, pero los artistas sí. Y aunque distinguidos artistas cubanos han hecho obra significativa fuera del archipiélago, gran parte del acer­vo ha sido creado aquí. No es esta una cultura de diásporas enfáticas. Y en cualquier caso, lo bueno que se ha hecho fuera integra también el cuerpo maravilloso de esa cultura.

En tiempos marcados por una contingencia sanitaria, por el impac­to inmovilizador de una pandemia, no hubo apagón cultural en Cuba. Los artistas ensayaron alternativas, siguieron trabajando. Habrá que ha­cer en algún momento el recuento de estos meses de creación, la valo­ración justa de su aporte. Es que los artistas han hecho en buena medida una crónica de estas circunstancias.

 

 

Cuando el país retoma paulati­namente cierta noción de normali­dad, el arte recupera espacios, rea­comoda impulsos y concreciones.

Hay desafíos importantes para la cultura cubana y sus hacedores. Las nuevas tecnologías plantean nuevos escenarios.

Hay que repensar una economía de la cultura, que debe asumir crea­tivamente los retos de la economía nacional sin menoscabo de la socia­lización efectiva de cada una de las expresiones.

Los artistas aficionados, los portadores de tradiciones tienen que afianzar alianzas con los profe­sionales y las instituciones.

Es necesario defender el sistema de enseñanza artística y trabajar en su permanente renovación y funcio­nalidad.

Pero la fuerza de la creación es evidente. El arte seguirá ofreciendo sentidos y abriendo caminos. Cuba seguirá siendo cultura.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu