No cambiar salud por dinero

No cambiar salud por dinero

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Aunque  el  enfrentamiento  a  la  COVID-19 ha llevado a la gran mayoría de los trabajadores no estatales a interrumpir su actividad y permanecer en sus casas, es oportuno recordarles sus derechos contenidos en el Código de Trabajo para que cuando se restablezca la normalidad se eviten algunas irregularidades y violaciones que han estado ocurriendo.

Una joven trabajadora de una cafetería no estatal me comentó que había tenido que dejar su empleo debido al agotador horario que el dueño le imponía. Cuando le pregunté si esas condiciones aparecían en su contrato de trabajo respondió que no mediaba ningún documento en su relación laboral y había aceptado el puesto atraída por el salario en CUC, pero llegó a la conclusión de que no podía cambiar salud por dinero.

Este problema se presenta con frecuencia en este sector, donde el capital humano es generalmente joven y desconoce la política de contratación y los derechos que esta les garantiza.

Aunque existen empleadores que cumplen lo establecido otros piensan que por ser dueños de un negocio no tienen que regirse por el Código de Trabajo que en su capítulo VII titulado Relaciones de Trabajo Especiales, aborda en su artículo 74 los derechos mínimos que debe garantizar el empleador al trabajador contratado: duración de la jornada, la remuneración, el descanso y la seguridad y salud.

Una violación flagrante se detectó durante una visita realizada hace algún  tiempo por la Esfera de Asuntos Laborales y Sociales de la CTC a cafeterías no estatales en Las Tunas: existía el contrato, pero en este aparecía la jornada de 8 horas y los empleados laboraban hasta 13 y 14 horas, lo que traía como consecuencia de que por el desgaste físico y en determinados casos mental, su permanencia era solo de 7 u 8 meses. Al indagar por qué no se habían quejado de esa situación, los afectados alegaron que temían quedar desempleados, y perder un pago muy superior a lo que recibirían en un empleo estatal. En otra visita en la capital también salió a relucir que algunos no percibían salario sino trabajaban por la propina.

Otra irregularidad que se ha presentado es que el empleador decide en cualquier momento el fin de la relación laboral y el empleado no puede reclamar porque no existe un contrato en el que se precisen los términos de inicio y finalización del trabajo.

Se trata de un panorama muy complejo por la presencia de la dualidad monetaria,  pero en el que deben primar los derechos del trabajador. Una muestra de cuánto terreno hay que ganar en este sentido es que aunque hay en el país cientos de miles de trabajadores no estatales, en la CTC casi no se reciben reclamaciones por violaciones de contratos, bien sea por desconocimiento o por la preocupación del reclamante de que esto le cause problemas.

En cada territorio hay grupos multidisciplinarios integrados por representantes del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; Finanzas y Precios, la CTC y los organismos rectores de la actividad específica, entre otros, a quienes les corresponde exigir por el cumplimiento de la política aprobada a través de inspecciones y la adopción de las medidas oportunas.

La representación sindical de los trabajadores no estatales es fundamental para garantizar contratos justos. Además estos tienen la posibilidad de acudir a los abogados con que cuenta la organización sindical en las provincias y territorios.

Tanto los empleadores como las secciones sindicales deben velar por el cumplimiento de las normativas aprobadas para el mejor funcionamiento del trabajo no estatal y la garantía de los derechos de los trabajadores acogidos a esta forma de empleo.

Noticias relacionadas

¿Contratos en tiempos de pandemia?
Hablar hoy en el mundo de contratos de trabajo cuando se han perdido millones de empleos por la pandemia y se acentúa cada vez más la incertidumbre de si habrá suficientes puestos de trabajo después que se retorne a la normalidad, puede parecer extemporáneo… Leer más
Llegó para quedarse
Se ha previsto para situaciones como en las que nos encontramos, en que se produce la paralización transitoria de la relación laboral, hacer un uso más planificado de la fuerza de trabajo desde la propia concepción de los planes de la entidad para recurrir a otras modalidades de empleo que tienen su base en el contrato de trabajo a distancia y el teletrabajo… Leer más
A distancia, pero con orden y control
Los cienfuegueros Martha y Carlos, dos sobresalientes especialistas en proyectos en la Empresa de Diseño e Ingeniería (Idear), unidos en el trabajo y la vida, laboran desde su vivienda… Leer más
Del lector: Sobre los contratados de mayor edad
En una consulta a nuestro sitio web, la lectora Haydee Ramos Portuondo quiere saber qué protección reciben los trabajadores mayores de 70 años que tienen contrato determinado en las unidades de salud pública… Leer más
Con la ley: La importancia del contrato
La Ley 116, Código de Trabajo, reseña en su capítulo III el tema del Contrato de Trabajo… Leer más
Portafolio
Contrato laboral: Documento legal del que son partes el trabajador y el empleador… Leer más

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu