LA GUAGUA: Por donde mira la suegra

LA GUAGUA: Por donde mira la suegra

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Traemos a bordo en este trayecto un dicho castellano muy gráfico:

Limpiar lo que ve la suegra

 

Que significa:

Hacer en la casa una limpieza muy superficial, sin profundidad sólo como si fuera para contentar a la suegra que viene de visita, de manera que no vea polvo superficial o encuentre las cosas recogidas, sin saber qué hay bajo las camas o bajo las alfombras.

 

Para referirse a quienes no hacen un buen trabajo, a los que les gana la mediocridad o que simplemente son flojos o desobligados, también se dice:

Barren nada más por donde pasa la suegra

 

 

Esa es una práctica demostrativa de ineptitud que puede manifestarse en adornar vías por donde transitará una esperada visita del nivel superior, pero en ocasiones como esta suelen hacerse de manera tan descarada que motivaron al colega Francisco Rodríguez Cruz a escribir en su sección Con Filo: Maquillaje no, cirugías:

A la cita asistirían altos dirigentes del territorio y del país, por lo que las autoridades municipales se dieron a la tarea de embellecer apresuradamente el entorno y las vías de acceso al lugar, solo en los tramos visibles para quienes llegarían de visita.

 

Al respecto dice Palax:

Esta historia es vieja, cada vez que se avisa una visita de las altas instancias se hacen obras maratónicas en el territorio, en detrimento de la calidad. Por cierto en Las Tunas los hipertensos siguen esperando a que el Enalapril llegue a lo que una vez se llamaron farmacias.

 

Aunque esta Guagua no se dirige hacia el tema del Enalapril, pero ya que Palax lo trae, le invitamos a leer la buena noticia sobre ese fármaco cuya producción se detuvo por obra y gracia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos. Dé clic aquí para ampliar en una nota titulada Reanudada la producción de Enalapril 

 

Volviendo al tema. El comentario de Francisco Rodríguez Cruz continúa:

Dos o tres horas antes del inicio de la mencionada reunión, aún había una brigada que pintaba hasta los contenes de las aceras cercanos, como si cuidar las apariencias ante los asistentes al cónclave fuera la más trascendente de las misiones.

Como también cada día existen más personas que rechazan este tipo de argucias para adulterar la realidad, en esta oportunidad ese proceder se conoció oportunamente por quien correspondía, y en el acto ello les valió a sus promotores una dura crítica.

 

Con todo su derecho, eeah expresa su opinión:

Lo peor de todo es que y cito: «les valió a sus promotores una dura crítica» ¿Solo eso? Quien engaña con el maquillaje, también por lo general, miente en los informes y falsea los resultados y como diría Estelbina: POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS. Y lo peor es que son 169 municipios más la Isla de la Juventud.

 

No obstante, aunque el escenario del desaguisado es extenso como dice eeah, hasta sobre el propio colega es objeto de análisis, pues Lucumí le dice:

La primera crítica se la hago al periodista: ¿por qué no pone el lugar donde ocurren estas cosas?

 

Después de la parada para que Lucumí aborde, veamos lo que dice armando amieva:

Totalmente de acuerdo que tenemos que combatir esas farsas que pretenden presentar imágenes tergiversadas de la realidad enmascarada en un poco se pintura y algunos anuncios y adornos. Pero creo que la prensa puede hacer más denunciando los autores, las entidades que permiten esas actitudes o ¿por qué no?, que las autoridades que visitan o controlan también hagan su parte. Detrás de un farsante pueden esconderse muchas trampas, desinformaciones, incumplimientos, en fin… combatamos todos lo mal hecho pero no ayudamos mucho con generalidades que todos conocemos a diario en todo el país. Gracias

 

Como que hablando la gente se entiende, y más a bordo de esta Guagua, le damos la palabra a Bárbara:

Tiene toda la razón. Por suerte nuestro nuevo delegado «Paquito» como le llamamos porque se ha ganado en muy poco tiempo a sus electores, es exigente, combativo y no practica ese tipo de artilugios.

Un voto de confianza y en poco tiempo, con la ayuda de la población de esa área, el panorama cambiará y el próximo artículo será para felicitarnos.

 

 

Pues bien, resulta que Francisco Rodríguez Cruz, el periodista autor de la nota que motivó los comentarios digitales es ”el nuevo delegado, Paquito” al que se refiere Bárbara, que por sus palabras, es fácil llegar a la conclusión de que es una de las electoras de la circunscripción del autor del texto.

Con estos nuevos datos, vamos dando respuesta al comentario digital de sachiel que opinó:

Vaya, muy “generalizante” el artículo de Paquito, sobre un tema recurrente en nuestra sociedad: atender a la visita de afuera. Traspólelo a su casa, si es que puede. Y ¿cuesta mucho decir dónde y cómo fue la cosa? También esa es una fea costumbre de andar por las ramas criticando, pero sin meter el dedo en la llaga.

 

En resumen: Los que conocemos al periodista Francisco Rodríguez Cruz, al nuevo delegado Paquito, o al activista ciberespacial Paquito el de Cuba, sabemos lo que podemos esperar, sobre todo cuando leemos las preguntas que hizo:

¿Qué se gana con armar ese tipo de teatro? ¿A quién y para qué se quiere disfrazar nuestras verdades desnudas? ¿Cuáles son los estados de opinión que generan esas acciones de maquillaje superfluo y poco ético?

 

Los amables lectores que deseen pueden hacernos llegar sus opiniones, lo mismo que de esta afirmación de Paquito:

Pues no es lo mismo, sépanlo de una vez. Poco o nada tiene que ver la hospitalidad con esa manera superficial y oportunista de emplear los recursos de un territorio.

 

Y también pueden dar sus criterios sobre esta declaración del nuevo delegado:

Contra esos vicios y disimulos que traen más daños que beneficios, no nos podemos cansar de luchar. Se trata de persuadir, pero también es preciso exigir y no tolerar tales artimañas. En nuestros barrios hacen falta cirugías profundas, no maquillajes.

 

Si no llegó a tiempo para abordar las guaguas ya pasadas, puede hacerlo ahora mismo desde aquí 

4 comentarios en LA GUAGUA: Por donde mira la suegra

  1. Como expresa Ubaldo, tales prácticas no son nuevas. Como la burocracia, llegaron a Cuba con el arribo de las carabelas de Colón. Cuentan que, tras un ciclón, que azotó la novísima población de la Habana, la corona española designó a un inspector para que constatara la utilización de los fondos que se habían asignado para la reparación de la afamada villa de San Cristóbal. Como es habitual, la mayoría de los fondos habían corrido a otros destinos y las autoridades citadinas procedieron a la reparación y pintura del frente de las casas que daban a las callejuelas por donde pasaría el coche del susodicho inspector. Tiempo después del enjundioso informe a España, la voz popular, que entonces como ahora no tiene nada de tonta, y mucho menos pelos en la lengua, bautizó a aquel Capitán General como ¨el Marqués de las fachadas¨.
    Hoy día, tiene un costo político alto. Dada la omnipresencia de las redes y los móviles, estas situaciones y los comentarios que generan se viralizan en segundos. Y, el caer en ese maquillaje poco ético para agradar a una u otra visita, y no sólo es la pintura de contenes y el arreglo de calles, es el llenado de tarimas con productos que solo se ven el día y en el lugar de la visita, es la reparación y reinauguración de aquel local de atención pública muchos años abandonado,y otros tantos procederes fraudulentos, no solo les está engañando a la visita en relación a la real problemática del territorio, al final, la que sufre es la credibilidad de la Revolución.

  2. Ese tema es tributario del primer mandamiento (o recomendación) para ser un funcionario de ¨éxito¨ Véase el Manual que tenía consultando el compañero del nivel superior del consejo de vecinos de Pánfilo; hay que agradar al Jefe. Hace unos días comenté en estas páginas un artículo de orientación parecida (Que el jefe no se entere), que mostraba la arista de funcionarios de todos los niveles, de las secretarias para arriba, que se dedican a este ¨deporte. Sobre ello discurría que (…) he visto y hasta sufrido su actuar en múltiples ocasiones, presentes no sólo al intentar ¨elevar¨ y que llegue a quien corresponde el conocimiento de una problemática, también en el interior de un encuentro o reunión donde, o no se podía plantear determinada problemática de interés, pues podría incomodar al jefe o superior del enclave o no podía haber discrepancias con otro ¨frente¨, con el cual se debía haber llegado a acuerdos previos y no airear esa problemática irresuelta en el encuentro de marras. En este deporte se incluyen también ¨especialistas¨ que deciden que queja o comentario, elaborado con criterios de uno u otro comentarista, es aceptable para ser elevado o publicado y de esa forma que llegue a ser leído por quienes, por razón de su cargo estatal o social, ser decisores a la hora de enfrentar y solucionar una problemática.

  3. Los primeros responsables son los mismos dirigentes que realizan la visitas, pues no es difícil, viviendo en Cuba, darse cuenta del maquillaje. Sin embargo muchos se hacen de la vista gorda y a sequie del cuento de que todo esta bien. La revolucion pierde credibilidad con eso.

  4. El tema » maquillaje» para recibir visitas es tan viejo que… Para el caso, preocupante y debiera de obtener la calificacio’n de «ocupante». Implica dilapidacio’n de recursos muchas veces, de alto valor. Se aplican buscando «buena imagen» para el visitante y la calidad, ¡ausente!. Implicación:deterioro inmediato de lo usado sin contar los pagos por ejecucio’n, indebidos. Evidente contribución al fortalecimiento del deterioro de nuestra economi’a.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu