Mipymes: se hace camino al andar (Separata Economía)

Mipymes: se hace camino al andar (Separata Economía)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Por Alina Martínez Triay

Según datos del Ministerio de Economía y Pla­nificación (MEP) con cierre 23 de noviembre, hasta ese momento sumaban 5 mil 985 los ac­tores económicos aprobados desde que se ini­ció el proceso en septiembre del año 2021.

 

Foto: ACN
Foto: ACN

De ellos 5 mil 854 eran mipymes privadas, 72 estatales; y cooperativas no agropecuarias 59.

Agregó la fuente que por su origen el 52 % son reconversiones de negocios preexistentes y el 48 % corresponde a nuevos emprendimien­tos, y en total se estimó que todos generan 102 mil 226 puestos de trabajo en la economía.

Otro dato de interés: de las aprobadas en esa fecha 139 forman parte de proyectos de desarrollo local y 13 están incluidas en el Par­que Científico y Tecnológico de La Habana.

Se aprecian así pasos de avance en la in­corporación a la economía y los servicios de estos actores económicos que mucho pueden hacer sobre todo si logran adecuados encade­namientos con la empresa estatal socialista.

En el sitio web del MEP se dan respuestas a determinadas preguntas que podrían tener algunas personas en la población. Y una de ellas se refiere a si la creación de las mipymes privadas implica un retorno al capitalismo.

La respuesta es muy clara: su constitución responde a la actualización del modelo econó­mico cubano, un proceso iniciado a partir del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en el año 2011. Estas premisas fueron ratifica­das en congresos posteriores y en la Estrategia Económico-Social para el Enfrentamiento a la COVID-19 y la Recuperación de la Econo­mía presentada en el 2020.

Agrega el sitio que el período de transi­ción al socialismo comprende la coexistencia de distintas formas de propiedad, en tanto se mantiene como la principal la propiedad so­cial socialista sobre los medios fundamentales de producción.

Otra interrogante Trabajadores se la for­muló a Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba: ¿En su opinión por qué hay tantas mipymes privadas y pocas estata­les?

“En primer lugar, precisó, hay un número importante de mipymes que son reconversión de negocios anteriores, y otro grupo a mi jui­cio, que aunque no se clasifique como reconver­sión, se ha desprendido de negocios privados y cooperativas, pasando de la forma cooperativa a la privada. No es menos cierto que muchas se financian con dinero proveniente de remesas del exterior que apuestan por negocios familia­res y se constituyen en mipymes.

“En el caso del sector estatal no siempre la empresa estatal está dispuesta a ceder un área altamente productiva, un buen taller, una actividad lucrativa, que en alguna me­dida disminuye sus ingresos directos.

“Y también pasa porque trabajar en el sector empresarial estatal es una garantía de salario para quienes allí laboran y no siem­pre sus directivos están dispuestos a asumir riesgos en una nueva forma empresarial. De cualquier manera es algo a promover y soy de los que piensan que la situación debe trans­formarse con un saldo más favorable a la apertura de mipymes estatales”.

Un ejemplo de esto último es la Empresa de Servicios para el Saneamiento y la Reha­bilitación Integral (ServiVIP), primera en­tidad estatal (mipyme) de su tipo en Cuba. Mientras la labor de Acueducto y Alcanta­rillado no incluye trabajos a lo interno de la propiedad, ServiVIP realiza servicios de rehabilitación y mantenimiento a la infraes­tructura hidráulica en los interiores de edi­ficios, viviendas, ciudadelas y comunidades vulnerables.

Invitamos a nuestros lectores a adentrar­se en este tema en el cual queda mucho por andar pero se ha iniciado el camino.

 

 

Un desafío para el movimiento sindical

Leobanys Ávila Góngora*

Desde que entraron en vigor las normativas para el perfecciona­miento del trabajo no estatal y la creación de las mipymes estatales y no estatales y las cooperativas no agropecuarias (CNA), el movi­miento sindical ha dado prioridad a la atención de estos nuevos acto­res económicos.

Seguir leyendo

En primer lugar trabajamos en la adecuación de la estructura sindical para su atención diferen­ciada; en segundo lugar perfeccio­nar la política de sindicalización; revisión de los sistemas de traba­jo, implementación de acciones de capacitación a dirigentes de bases, cuadros y trabajadores no estata­les; así como introducir los cambios necesarios en nuestros estatutos y reglamentos.

Tanto en este segmento de tra­bajadores como en todas las otras del país se impone implementar nuevos métodos de trabajo, evitar las rutinas y los formalismos, ha­cer nuestro trabajo más creativo y ajustado a los nuevos códigos co­municacionales, además de asumir la sindicalización en toda su di­mensión, con énfasis en su carácter ideológico, educativo, organizativo y de representación.

Hemos insistido en que nuestros cuadros visiten estas formas de ges­tión, aunque no tengan constituida estructura sindical. Es ahí donde el sindicato debe demostrar su capaci­dad movilizativa, de representación y un funcionamiento coherente a sus deberes e intereses.

Se ha incrementado la partici­pación de la CTC y los sindicatos en los grupos de atención al sector no estatal, a nivel nacional, provincial y municipal, espacios donde debe­mos desempeñar un papel más acti­vo y presentar propuestas diferentes a tono con las exigencias actuales.

Hemos realizado activos sindi­cales con los dirigentes de base, que unido al intercambio con un núme­ro significativo de ellos ha posibili­tado conocer sus preocupaciones e insatisfacciones.

Estas podrían resumirse en cuatro cuestiones fundamentales: la ausencia de un mercado mayorista o desabastecido, el acceso al financia­miento en divisas, problemas en la contratación con las empresas esta­tales y prejuicios hacia el sector no estatal, lo cual no permite alcanzar un adecuado encadenamiento pro­ductivo. A lo anterior se podría aña­dir dificultades en los trámites de su constitución.

El movimiento sindical ha lle­vado a cabo un grupo de acciones de capacitación con estos actores —seminarios, talleres, cursos— en coordinación con la Asociación de Economistas y Contadores, las uni­versidades y escuelas ramales.

Si bien se ha trabajado intencio­nadamente en la sindicalización y se avanza en este sentido es insufi­ciente lo logrado. Se impone traba­jar en la conformación y funciona­miento de las estructuras sindicales creadas, mayor agilidad en la afilia­ción de los que dan su disposición, sistematicidad en las acciones que hacemos, capacitar a nuestros cua­dros y llegarles a la totalidad de los trabajadores que se desempeñan en estas nuevas formas de gestión, pues es un sector creciente y debe­mos tener la preparación para su atención.

Un tema medular es que la CTC y los sindicatos trabajan de conjun­to con el MTSS para lograr el cum­plimiento por los empleadores del sector no estatal de los derechos y garantías a estos trabajadores re­conocidos por la ley; así como exi­gir el cumplimiento de sus deberes.

Actualmente concentramos nuestro accionar en que se apli­quen la política de seguridad y sa­lud y el contrato de trabajo, en los que se impone hacer inspecciones con el fin de que se cumpla lo le­gislado.

Sin duda para el movimiento sindical la atención a los nuevos actores económicos, su sindicali­zación, representación y moviliza­ción en la construcción de un mejor país constituye el principal desafío de la organización.

*Miembro del Secretariado Nacional de la CTC

Mipymes: Soñar no cuesta nada...

Jorge Pérez Cruz

Soñar no cuesta nada, pero mate­rializar las visiones sí. En ese adagio popular pienso desde que fue apro­bada la creación de las micro, pe­queñas y medianas empresas, y las cooperativas no agropecuarias con la aspiración de convertirlas en un complemento decisivo para dinami­zar la economía cubana.

Seguir leyendo

Y refuerzo mi tesis después de conversar con Carlos Manuel Ramos Sevila, director de Servidoc, una or­ganización dedicada a las impresio­nes comerciales, quien con la expe­riencia de 12 años en el ejercicio del trabajo no estatal y de casi un año en la nueva modalidad, ha constitui­do una exitosa pequeña empresa.

Ramos Sevila me dijo que com­parte criterios con algunos de los nuevos actores económicos sobre de­terminadas cuestiones que frenan el mejor desempeño; sin embargo, sos­tiene que la primera gran traba y, en su opinión, la más generalizada, es la poca preparación de quienes optan por ingresar a este universo colmado de desafíos.

Remarca que no se refiere solo a la materia jurídica que respalda es­tas actividades, sino a lo relaciona­do con la disponibilidad de recursos financieros y materiales para, sin depender del apoyo logístico insti­tucional, conformar una entidad que progrese.

Así lo demuestran elementos aportados por Jorge Antonio Rojas, miembro del Secretariado Provin­cial de la CTC en Las Tunas, “hasta el mes de julio pasado en el terri­torio nueve mipymes han declarado que no van a continuar en el proce­so”, aseguró el dirigente sindical.

En los intercambios realizados por la esfera de la CTC que atiende estos asuntos con estos grupos seña­lan entre las causas la falta de ma­terias primas, por ejemplo la harina, el cemento y el acero; y, en el caso de Durkal los altos impuestos del arrendamiento del local.

Si tenemos en cuenta que estos actores están concebidos como com­plemento del sistema empresarial estatal, también carente de muchos de esos recursos, y con la intención de que contribuyan a su dinamiza­ción queda claro, entonces, que fal­tó objetividad a los diseñadores del proyecto.

Mecanismos burocráticos inter­fieren en esos objetivos, toda vez que existen atrasos en el proceso de ac­tualización de los trabajadores por cuenta propia al efecto de adecuar el ejercicio de su actividad a partir de lo dispuesto; y, hay incumplimientos de los plazos establecidos por los or­ganismos encargados de emitir los permisos previos a la aprobación de los proyectos de trabajo y atraso en la inscripción de los proyectos por parte de la Oficina Nacional de Ad­ministración Tributaria.

Entre otras cuestiones devenidas trabas para el mejor desempeño, se­gún refiere el estudio efectuado por la CTC en el territorio, son las de­moras en asentar en el registro nota­rial a los proyectos aprobados, pues hasta noviembre solo habían transi­tado por esta exigencia 114 de los 154 que esperaban esa acción legal.

De acuerdo con la investigación, la importadora les comunicó a los socios de las mipymes del sector de la construcción que Las Tunas no puede importar, lo cual frena su de­sarrollo; mientras todavía hay em­presarios que hacen resistencia a realizar encadenamientos producti­vos con los nuevos actores.

El mismo Ramos Sevila, defen­sor de esta modalidad de trabajo porque conoce cuánto puede aportar a la economía nacional, califica como un obstáculo de fuerza mayor que le impide aumentar y diversificar sus prestaciones, la imposibilidad de co­mercializar parte de sus produccio­nes en divisa; mientras, están obli­gados a adquirir las materias primas y los insumos en esa moneda.

La intención es plausible, aunque a mi juicio y de la vox pópuli, tran­sita por vericuetos que las asemejan a su antecesor trabajo por cuenta propia, signado por la falta de un mercado nacional que les provea de las materia primas requeridas para encauzar los procesos productivos y de cierta resistencia institucional a su plena realización.

Tira-fondo

 

Mipymes: Vereda Tropical
Daba gusto ver a Ricardo Fernández Estrada hablarle al público que acudía al stand de Deshidratos Habana en la reciente Feria Internacional en ExpoCuba (FIHAV2022), por la locuacidad e interés que dedicaba a cada cliente real o potencial de sus productos… Ver más

 

DEL LECTOR ::::::::::::::::::::::::::::::::::..................... CON LA LEY ::::::::::::::::::::::::::::::::::..................... PORTAFOLIO

Inquietudes, propuestas e interrogantes
Al número creciente de nuevos actores económicos se refiere el internauta Omar Medina, pero comen­ta: “La triste realidad es que mientras no visibilicen y hagan sentir sus actuaciones privadas, estatales y cooperativas, lo cierto es que el teatro nacional se mantendrá igual en cuanto a carencias de productos que obren en armonía con las necesidades… Ver más
Acercamiento a las mipymes
Micro, pequeñas y medianas empresas: Son actores económicos con personali­dad jurídica, tanto estatales como priva­dos, dedicados a la producción de bienes y servicios y que se clasifican por tamaño según sus características… Ver más
Al servicio de la sociedad
El Decreto Ley 46 regula la creación y funcionamiento de las micro, pequeñas y medianas em­presas… Ver más

Disponible para descargar en formato PDF: Separata de Economía Lunes 26 de diciembre de 2022

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu