LA GUAGUA: Nos quieren hacer creer que las víctimas somos los culpables

LA GUAGUA: Nos quieren hacer creer que las víctimas somos los culpables

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Estas preguntas en las redes sociales:

¿Quién sanciona para crear problemas y después culpar y exigir a que los resuelvas la víctima, que sería el mismo supuesto culpable?

¿Por qué no arremeten contra el causante de los problemas y sí contra los cubanos incapaces de resolverlos?

Han motivado varios post:

Rafael Angel Fonseca Valido considera:

Buenísimas preguntas

Según Víctor Angel Fernández González, esos que arremeten contra las víctimas, lo hacen así porque:

Pagan mejor.

José Ángel Aguilera Tamayo explica:

Es algo intencional en algunos y de corta visión en otros. Culpar al gobierno y enfrentarnos entre nosotros es el objetivo estratégico. Por eso, los que así opinan y comentan, hablan en forma estereotipada, prefabricada, y se niegan a cualquier análisis serio que implique cuestionar a los generadores de la mayoría de nuestras penurias.
Cada vez que pretendes argumentar, ellos hablan de que es «una muela», o vociferan cosas para desacreditar nuestras verdades, incluso tratando de ridiculizar o desprestigar al vocero de esas ideas.

 

El 6 de abril de 1960 Lester D. Mallory, Vice Secretario de Estado Asistente para los Asuntos Interamericanos, en un memorándum secreto del Departamento de Estado definía:

La mayoría de los cubanos apoyan a Castro… el único modo previsible de restarle apoyo interno es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales… hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba… una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno.

Desde esos tiempos, además de provocar hambre y miseria al pueblo cubano, han empleado todo tipo de recursos para hacer creer que la causa de los males ha estado siempre en la ineficiente gestión de lo que llaman estado fallido y no en las “sanciones” de Washington.

El Arte de la Inteligencia, su autor Allen W. Dulles, siendo director de la CIA, expresó sobre la estrategia que se aplicaría contra la URSS:

…Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos, pero estamos hablando de ciencia, de una ciencia para ganar en un nuevo escenario la mente de los hombres. Antes que los portaaviones y los misiles, llegan los símbolos, los que venderemos como universales, glamurosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y la felicidad ilimitada.

El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar en el terreno de la ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos.

 

En resumen: nos quieren hacer creer que los asesinos aman a sus víctimas.

 

Las Guaguas anteriores pueden accederse desde aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

2 comentarios en LA GUAGUA: Nos quieren hacer creer que las víctimas somos los culpables

  1. Trabajadores. LA GUAGUA: Nos quieren hacer creer que las víctimas somos los culpables.Arturo Chang • 23 noviembre, 2022
    En los padecimientos como víctimas, todos sabemos quienes son los victimarios, los culpables: entre tantas de generaciones con infulas imperiales los mencionados en el tipo de los Lester D. Mallory, de los Allen W. Dulles, y otros no mencionados que andan armados con garrotes sangrientos espinados, son todos los causantes de esos males.
    Después, una vez alcanzado un firme esclarecimiento sobre las causales que nos dejan más víctimas; no nos queda otra que curar la enfermedad dejada esté donde esté porque es fruto podrido de lo mas malo de los Mallorys, los Dullers y otros antes y después de ellos.
    No dejar que ineficacias sembradas por intenciones yanquis de mantenernos necesitados incrementen nuestras culpa víctimizada. Luchemos tambien a la par contra este otro de los males deseados por el Imperio. Sacudámonos al unísono mientras luchamos contra el viejo decadente imperio yanqui.
    Gracias

  2. En los padecimientos como víctimas, todos sabemos quienes son los victimarios, los culpables: entre tantas generaciones con infulas imperiales los mencionados en el tipo de los Lester D. Mallory, de los Allen W. Dulles, y otros no mencionados que andan armados con garrotes sangrientos espinados, son todos los causantes de esos males.
    Después, una vez alcanzado un firme esclarecimiento sobre las causales que nos dejan más víctimas; no nos queda otra que curar la enfermedad dejada esté donde esté porque es fruto podrido de lo más malo de los Mallorys, los Dullers y otros antes y después de ellos.
    No dejar que ineficacias sembradas por intenciones yanquis de mantenernos necesitados incrementen nuestras culpa víctimizada. Luchemos también a la par contra este otro de los males deseados por el Imperio. Sacudámonos al unísono mientras luchamos contra el viejo decadente imperio yanqui.
    Gracias

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu