Díaz-Canel se reúne con colaboradores cubanos en Argelia

Díaz-Canel se reúne con colaboradores cubanos en Argelia

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel se reunió hoy con colaboradores cubanos que trabajan en Argelia e integrantes de la representación diplomática de la isla caribeña en este país norteafricano.

 

Foto: PL

El mandatario hizo un recuento de su visita a la nación árabe, particularmente de las favorables decisiones adoptadas, así como de la situación de Cuba, según reseñó en Twitter la Presidencia de la República.

En ese espacio virtual la Cancillería cubana destacó el reconocimiento del jefe de Estado a los integrantes de la Brigada Médica Cubana y la exhortación a que continúen trabajando por el fortalecimiento de los vínculos entre La Habana y Argel.

El encuentro con los cubanos en Argelia se inscribe en el programa de actividades de la visita oficial que cumplimenta Díaz-Canel a la nación árabe en cumplimiento de una invitación oficial del presidente de ese país Abdelmadjid Tebboune, con quien sostuvo conversaciones oficiales.

«Es muy importante verlos a ustedes», dijo a sus compatriotas el mandatario. A ellos comentó acerca de la importancia de la visita que realiza a la República Argelina Democrática y Popular, un país -dijo- con el que mantenemos una relación histórica.

 

Foto: RR

«Desde que llegamos aquí, realmente la manera en que nos han tratado, el respeto; yo diría que hay cariño hacia Cuba y, sobre todo, la comprensión ha sido muy significativa», destacó el Jefe de Estado.

En ese sentido, significó que «dentro de todas esas cosas está el reconocimiento a ustedes, a la colaboración cubana, en particular a la colaboración en Salud».

Díaz-Canel recordó que «por Argelia empezamos la colaboración cubana internacional cuando la primera brigada llegó aquí en 1963, por lo tanto, ese es un hecho que le da mucho simbolismo también a esta visita y a lo que nos estamos pretendiendo hacer en el futuro».

«Hay un reconocimiento al trabajo de ustedes que enorgullece cuando uno lo recibe como cubano. En todos los lugares hablan de la calidad de los médicos cubanos, de las personas que han estado ayudando aquí, del sentido que hay en la población hacia nuestros médicos», subrayó el Presidente de la República.

En el intercambio, donde participaron los ministros de varias carteras que lo acompañan en esta gira internacional, el mandatario cubano explicó a sus compatriotas aspectos de los más variados temas referidos a la situación económica y social que vive el país.

Fue un diálogo abierto y fraterno entre Díaz-Canel y una representación de los cubanos que, desde diferentes misiones, impulsan la cooperación entre Cuba y Argelia.

Les pidió contar sus experiencias, se interesó por las condiciones de vida, por detalles del desempeño laboral y hasta si tienen comunicación fluida con sus familiares en la Isla.

El Doctor Rolando Piloto Tomé, coordinador nacional de la brigada médica, habló en representación de los más de 800 colaboradores de la salud que hoy prestan servicios en 19 de las 58 wilayas o provincias argelinas.

 

Foto: RR

A ellos envió un saludo el Jefe de Estado y el reconocimiento por la extraordinaria labor que realizan. El responsable de transmitir este mensaje, el Doctor jefe de la brigada médica, comentó más tarde a los periodistas:

«Para nosotros significa mucho este encuentro con el Presidente. El año próximo va a ser histórico para la colaboración, se conmemora el 60 aniversario de la colaboración médica de Cuba con el mundo y precisamente iniciado por aquí. Los presentes en este encuentro de hoy, son solo una representación de los que realmente debían estar aquí, intercambiando con él, que son los verdaderos héroes de esta misión, los 882 colaboradores que están en pleno desierto, en condiciones difíciles, porque cuando aquí hace frío, hace frío y cuando hace calor lo hace».

«Los servicios se concentran fundamentalmente en cuatro programas, de oftalmología, el Programa de Atención Materno-Infantil, el programa de urología y de oncología. Los colaboradores más cercanos de la capital están a 300 kilómetros e, incluso, mucho más lejos de Argel, a más de 700, 800 kilómetros, a más de mil 200 kilómetros de la capital».

En la noche de este viernes en Argelia -cuando se vivía el mediodía en Cuba- el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez intercambió con una representación de los colaboradores de varios sectores, particularmente de la salud, y el personal de la Embajada de la isla caribeña en la tierra argelina. Estos son encuentros habituales en cada viaje internacional que realiza el Jefe de Estado.

Es la primera vez que el presidente cubano visita una nación de la Unión Africana, hecho que se produce como parte de una gira que lo llevará también a Rusia, Turquía y China.

El programa diseñado para estos encuentros de alto nivel responde a las prioridades políticas y económicas de Cuba, así como a los esfuerzos por aliviar los efectos de una crisis pos pandemia que agobia a todo el mundo, y que se agudiza para La Habana por los efectos del bloqueo de los Estados Unidos.

La delegación cubana está integrada además por los viceprimeros ministros Ricardo Cabrisas y Alejandro Gil; el canciller Bruno Rodríguez; y los ministros de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca; de Energía y Minas, Vicente de la O ; y de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda. (Con información de PL y RR)

_____________________________________________________________________________

Para Cuba: respeto y cariño en la Gran Mezquita de Argel

Una vez que en la mañana de este viernes el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recorrió los hermosísimos espacios -bajo techo o al aire libre- de la Gran Mezquita de Argel, escribió sobre el libro que allí ofrecen al visitante:

«Para la delegación cubana que presido es un honor y gran satisfacción visitar este sagrado lugar donde podemos apreciar la riqueza histórica y cultura de Argelia. Es un hermoso lugar que propicia sentirnos en un ambiente de libertad, paz, armonía y belleza».

 

Foto: Estudios Revolución

El dignatario, quien hizo el recorrido junto a su esposa Lis Cuesta Peraza, y acompañado de la delegación de alto nivel que desde este 16 de noviembre realiza una visita oficial a la República Argelina Democrática y Popular, estampó sobre la hoja, además, la idea de que ha sido «un anhelo visitar este país al que nos unen históricos y profundos lazos de amistad, hermandad y solidaridad»; y destacó el hecho de hacerlo precisamente en el año en que ambas naciones conmemoran el aniversario 60 «del establecimiento de relaciones, las cuales son un ejemplo de respeto, ayuda mutua, cooperación y solidaridad».

El Jefe de Estado expresó en las líneas finales: «Visitamos este sitio al día siguiente de haber sostenido una importante agenda de conversaciones oficiales que abren una nueva etapa en nuestras relaciones bilaterales. Gracias por sus atenciones. Argelia siempre puede contar con Cuba. Un  abrazo».

En la Gran Mezquita de Argel, también conocida como Djamaa el Djazaïr, cuyo minarete es el más alto del mundo, el dignatario tuvo como anfitrión principal al Rector de ese complejo cultural-religioso, Mohamed Mamoune El-Kacimi El-Housseini, quien explicó al mandatario que el lugar representa a Argelia, su historia, su legado cultural, sus tradiciones, su cultura, y contiene lo tradicional mezclado con lo contemporáneo.

 

 

El Rector fue enfático en el gesto de bienvenida, e hizo explícitas la gratitud «a su excelencia y a la delegación que lo acompaña, así como la alegría que sentimos al contar con vuestra visita, en el día de hoy, a esta institución». Mohamed Mamoune El-Kacimi El-Housseini quiso aprovechar la «grata ocasión para resaltar las magníficas relaciones entre Argelia y Cuba».

A esos vínculos el Rector de la Gran Mezquita los calificó de muy antiguos, y sobre ellos también dijo que, con la visita de estos días, ellos «se fortalecen y estrechan aún más». El anfitrión quiso agradecer, también, «las dignas posiciones de Cuba a nivel internacional», las posiciones adoptadas por el país caribeño en el marco del Movimiento de Países No Alineados, y en el apoyo a las luchas de liberación.

Mohamed Mamoune El-Kacimi El-Housseini hizo énfasis en la «colaboración que ha existido tradicionalmente entre Cuba y Argelia, especialmente en el campo de la Salud, en que nos han estado prestando servicios durante décadas; una hermosa colaboración». Y seguidamente deseó al Presidente cubano «una estancia muy feliz», en la nación magrebí, así como el deseo de que la estancia del Jefe de Estado aquí no sea la última: «Quisiéramos verlo de nuevo, dijo el Rector, en este hermoso lugar, y en cualquier otro momento».

Las palabras del Rector fueron la antesala del recorrido del dignatario y de quienes le acompañaron por los recintos de la tercera mezquita de mayores dimensiones en el mundo islámico, y la más grande en África.

 

Foto: @DiazCanelB

Todos los espacios son bellos en ese complejo cultural, religioso y turístico, que consta de doce edificios, repartidos en un área de 30 hectáreas. El mandatario fue invitado a visitar la Sala de Oración, y escuchó detalladas explicaciones sobre la Gran Mezquita que cuenta, entre otras cualidades, con una gran sala de conferencias, en la cual caben unos 1 500 participantes, así como con una biblioteca diseñada para recibir un millón de libros.

Los jardines exteriores, el agua de las fuentes, los motivos entreverados sobre el mármol, los árboles allí sembrados y cuyas especies están referenciadas en textos de la religión islámica, las alfombras hechas con técnicas ancestrales, todo fue observado por la delegación visitante. Y hasta el último nivel del minarete –de más de 260 metros de altura- llegaron todos; y desde allí fue posible divisar la belleza de una ciudad de tonalidades claras, y tocada por las aguas del Mediterráneo.

«Ustedes también tienen que ir a Cuba», expresó a sus anfitriones, al despedirse de la Gran Mezquita, el Presidente Díaz-Canel Bermúdez, quien a poco de haber estado en un lugar tan hermoso escribió desde su cuenta en Twitter: «Visitamos la Gran Mezquita de Argel, un lugar impresionante. Fuimos recibidos con el mismo cariño que hemos sentido desde que llegamos a esta hermana nación. Fue un honor para nuestra delegación estar en ese sagrado lugar».  (Presidencia)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu