Moliendo obstáculos a favor del alimento porcino (+Fotos)

Moliendo obstáculos a favor del alimento porcino (+Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (25 puntos, 5 votos)
Cargando…

Frente al desafío de procurar, desde adentro, la nutrición  de la masa porcina el ingenio de los trabajadores se yergue como un bastión que busca alternativas para mitigar el impacto de la escasez de materias primas de importación, alejadas de puertos y de los animales, de las que dependían, y todavía dependen, la producción a gran escala de pienso industrial.

 

El innovador Litzán Fernández Pupo se siente satisfecho con su contribución. Foto: Jorge Pérez Cruz
El innovador Litzán Fernández Pupo se siente satisfecho con su contribución. Foto: Jorge Pérez Cruz

La compleja situación económica internacional, agravada por el impacto de la pandemia y,  más tarde,  por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, agregó a Cuba dos nuevas barreras que, unidas al recrudecimiento del bloqueo norteamericano, parecían la tormenta perfecta para echar por la borda  la cría de cerdos que ha decrecido ostensiblemente, pero se resiste a la desaparición.

Ante tamaño reto se impuso el espíritu de resistencia innovadora de la clase obrera cubana y entre tantos ejemplos ahí está el joven Litzán Fernández Pupo, encargado del mantenimiento en la fábrica de pienso de la Empresa Porcina de Las Tunas, ubicada en la ciudad capital.

“Al principio solo disponíamos de un pequeñito molino para procesar la yuca y hacer la harina que utilizamos como uno de los componentes del pienso. Había que molerla una a una y en ocasiones hacer convenios con particulares que cobraban 30 pesos por cada quintal.

“A ese precio, explica, los primeros 800 quintales tratados por fuera nos costó 24 mil pesos, un dinero que se fugó de nuestros ingresos; y, del agotamiento de los trabajadores ni hablar. Se imagina cargándolas para acá y para allá”, recuerda Litzán.

Entonces, “me dieron la misión de fabricar una máquina con más capacidad de molienda y comencé a reunir materiales de la planta vieja, ya en desuso: cajita de bolas, rodamientos, un eje, y armé ese molino que puede procesar hasta 10 toneladas en un día”, cuenta satisfecho.

“Yo soy electricista y soldador, pero hago de plomero, de albañil…, lo que haga falta hacer en beneficio del colectivo y de la economía”, remarca y cuenta con cierto orgullo campechano “lo fabriqué en un mes porque tuve que llevar algunas piezas a un torno para adaptarlas. Yo prácticamente lo que hice fue ensamblarlo. Es rústico, pero resuelve”.

Sin embargo, sus operarios Lázaro Palacio, José Luis Ramos y Jorge Luis Corría lo consideran un gran adelanto técnico, “porque humaniza mucho el trabajo y ya no tenemos que salir cargados a buscar dónde moler la yuca que era más complicado y muy agotador”, asienten.

 

Idalexis Peña Echeverría, director general de la Empresa Porcina Las Tunas, muestra el secadero concebido en secciones móviles que humaniza el trabajo. Foto: Jorge Pérez Cruz
Idalexis Peña Echeverría, director general de la Empresa Porcina Las Tunas, muestra el secadero concebido en secciones móviles que humaniza el trabajo. Foto: Jorge Pérez Cruz

 

Foto: Jorge Pérez Cruz
Foto: Jorge Pérez Cruz

 

“Somos un colectivo chiquito y se ve el avance, se refiere Litzán a los ingresos, que al decir de Idalexis Peña Echeverría, director general de la Empresa Porcina Las Tunas, “mejorarán muchos más en la misma medida en que crezcan los aportes productivos. Ellos lo saben y todos contribuyen a buscar soluciones   que mejoran las condiciones y humanizan el trabajo.”

A ese propósito contribuye, también, “un secadero de yuca que garantiza  una producción estable de harina (energética) y hemos estado trabajando en el incremento de sus secciones articuladas, de manera que con solo correrlas sobre ruedas lleguen hasta la nave que las protege de la lluvia y de otras inclemencias del tiempo sin necesidad de hacerlo manualmente en lo que Litzán tiene protagonismo”, exalta Idalexis.

2 comentarios en Moliendo obstáculos a favor del alimento porcino (+Fotos)

  1. Omar Medina dice: los esfuerzos en Las Tunas no satisfacen todas las expectativas y todavía no llega a la mesa de las familias en laa cantidades ncesarias la carne de cerdo que produce la empresda estatal, pero al menos aquí (Las Tunas) se detuvo el crecimiento en picada de este ganado y, según plan, en diciembre debe cambiar ese panorama, aunque a futuro es mucho el camino por recorrer para atender la demanda

  2. «Moliendo obstáculos a favor del alimento porcino». Del 6 noviembre, 2022 • 12:29 por Jorge Pérez Cruz.

    Otros obstáculos por moler que también apremian;

    Obstáculos 1. La soberania.
    Si produjeramos pienso a gran escala, seguramente estaríamos pensando en «exportar» el pienso e importar el cerdo.
    Obstaculo 2. Por la misma soberania alimentaria.
    No podemos dejar la cría de cerdos, aunque la pandemia no la sufrio el animal como sucedió ya una vez durante la guerra pactereologia de la CIA contea nuestro país, sin embargo ahora ha decrecido ostensiblemente,
    pero se resiste a la desaparición.
    Obstáculo 3. El agro.
    Afortunadamente ya tenemos yuca para la población en los puestos del agro; pero la parte pecuaria nos deja sin la grasa adecuada para el mojo, no tenemos el cerdo, aunque a este también le damos yuca.
    Obstáculo 4. El dinero sigue fugandose, imaginense un retrido con 1500-1700 pesos que compró una librita de yuca, puede olvidarse del cerdo, incluyendo de su pellejo con con grasa. Pienso que el jubilado no llegaría a la carne de cerdo ni haciendo malabares de profesión.
    Así que por favor si un dia llegamos a la suficiencia de carne de cerdo, antes de exportarla para jamones u otros fines, piensen en mi soberania alimentaria. A la cual ya cedemos mariscos crustáceos y peces.
    Gracia,

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu