Seguridad y salud del trabajo: A tono con los nuevos tiempos (Separata Economía)

Seguridad y salud del trabajo: A tono con los nuevos tiempos (Separata Economía)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 puntos, 4 votos)
Cargando…

La ampliación del sector no estatal y otras formas de organización del trabajo que caracterizan los últimos años al empleo en Cuba imponen una transformación en la gestión de la seguridad y salud.

 

Foto: Heriberto González Brito

 

El objetivo primordial es que en ese sector se promueva la reducción de los riesgos, de las enfermedades y de los fallecimientos de origen laboral.

“En esa dirección se enfocan las proyecciones de formación, capacitación y aplicación de buenas prácticas para el desempeño y la prevención ante riesgos laborales”, aseguró Ángel San Martín Dupoté, jefe del Departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Esa materia está contemplada en el Programa Trabajo Digno, cuyo rector es el MTSS, en el cual actúan Salud Pública; Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; y Protección contra Incendios, con el acompañamiento de la Central de Trabajadores de Cuba y contenida en ocho líneas de acción y 31 metas “que responden a la estrategia de la III Conferencia de la OISS (Organización Iberoamericana de Seguridad Social) para el período del 2021 al 2025”.

Es parte y obligación de los sindicatos nacionales y de la CTC en aras del trabajo seguro, que responda por la salud y protección de cada individuo.

El Estado garantiza el derecho a la seguridad y salud en el trabajo con medidas para la prevención de accidentes y enfermedades profesionales, recordó, y acotó que “los empleadores tienen la obligación de gestionar los equipos de protección personal (EPP) y entregarlos gratuitamente a sus empleados”, según la Ley 116.

Sin embargo, Valia Carbó Vázquez, jefa del Centro de Registro y Aprobación de Equipos de Protección, del MTSS, expresó: “Todas las entidades tienen presupuesto en MN, moneda nacional para adquirir los EPP, pero muchas no disponen de liquidez en moneda libremente convertible, MLC, para comprar determinados tipos. La realización de ese fondo está por debajo del 70 %, por deficiente oferta en MN, incremento de los precios en el mercado y falta de MLC para comprar equipos que no se producen en el país.
“La industria nacional y las nuevas formas de gestión producen EPP, que deben ser certificados por el Centro de Registro y Aprobación de Equipos de Protección del MTSS. Hasta el momento están registradas 272 entidades que producen, comercializan e importan; 78 no han solicitado la evaluación”, afirmó Valia.

Ángel San Martín explicó que precisamente la línea 5, del citado programa, demanda obligaciones recíprocas: no basta con la legislación; hacen falta acciones desde lo individual para exigir que se cumplan, hasta incluirlas en los Convenios Colectivos de Trabajo.

Dado que la prevención está sujeta a las características de las ocupaciones y actividades, los entornos y lugares laborales, cada entidad está obligada a establecer las medidas para garantizar el trabajo seguro y preservar la salud y seguridad de sus fuerzas, mientras dirigentes sindicales y trabajadores tienen facultad para exigir por ello. Los tiempos cambian, el trabajo cambia, y hay que andar a tono con esas transformaciones.

 

Derecho humano

 Leobanys Ávila Góngora*

En nuestro país la seguridad y salud en el trabajo están respaldadas por un marco legal y jurídico refrendado en la Constitución, en la Ley 116 Código de Trabajo, su Reglamento y normas complementarias. Ello les otorga autoridad a los dirigentes sindicales para exigir a los empleadores que cumplan con lo establecido en esta materia y garanticen adecuadas condiciones de trabajo.

Seguir leyendo

Es responsabilidad de los empleadores realizar los levantamientos de riesgos, adoptar medidas para la prevención de los accidentes y de las enfermedades profesionales, garantizar la adecuada ejecución de los presupuestos para la adquisición de los medios de protección individual y colectivos. Sin embargo, se requiere mayor exigencia de los sindicatos para que se cumpla lo legislado, a partir de su participación en los consejos de dirección, el seguimiento a lo pactado en los Convenios Colectivos de Trabajo y en la asamblea general de afiliados y trabajadores.

Existen factores que inciden  como: insuficientes financiamiento para importar medios de protección y materias primas, baja ejecución de los presupuestos, falta de gestión de los empleadores, deficiente planificación, la inexistencia de laboratorios para certificar algunos medios especializados, deficiencias en la demanda y contratación de las empresas con las importadoras y productoras.

En 450 centros capitalinos visitados por funcionarios de la Esfera de Asuntos Laborales y Sociales y cuadros de los municipios, se evidenció que muchos de los dirigentes sindicales son jóvenes y con poca experiencia y por tanto escaso dominio del tema.

Al revisar las actas de las asambleas de afiliados y trabajadores se detectó que no se analizan con profundidad las condiciones de trabajo, las garantías de los equipos de protección, la ejecución de los presupuestos y el chequeo de los Convenios Colectivos de Trabajo, lo cual requiere dirigir acciones de preparación y acompañamiento por los cuadros superiores.

No obstante, los sindicatos nacionales deben tener un mayor protagonismo en este sentido y los problemas existentes no son motivo para que en los consejos de dirección de los organismos no se exija y controle la ejecución de los presupuestos para contar con estos medios y garantizar que los trabajadores estén protegidos.

Los cambios en el escenario económico obligan a pensar y actuar diferentes en el tema de la seguridad y salud en el trabajo. Es creciente la incorporación al empleo en las formas de gestión no estatales y en muchos casos no se conoce si su ambiente laboral es el más adecuado. Las modalidades de trabajo a distancia y el teletrabajo reclaman estudios ergonómicos y antropométricos. De ello deben preocuparse los empleadores y sindicatos.

Urge el rescate y utilización de los inspectores sindicales, valiosos activistas que contribuyen a detectar deficiencias en la prevención de accidentes, la identificación de riesgos y la adopción de medidas para evitar enfermedades. Igualmente útiles son los instructores en esta materia, preparados en la legislación, que devienen en pilar del sindicato en garantizar la integridad física y mental de los trabajadores. No se trata de cumplir una tarea ministerial o política sino de atender al hombre como el recurso más importante, porque la seguridad y salud en el trabajo es un derecho humano.

*Miembro del Secretariado Nacional de la CTC que atiende la Esfera de Asuntos Laborales y Sociales.

Actuemos juntos ya

José Luis Martínez Alejo

Estoy contento, pero no totalmente satisfecho porque a mi provincia de Ciego de Ávila le entregaron la llave para que abra las puertas de la Jornada Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, cuyo acto central tendrá lugar mañana 1.º de noviembre, en la Empresa de Materiales de la Construcción.

Seguir leyendo

Por esa noticia experimento alegría y optimismo porque los trabajadores avileños, junto a sus dirigentes administrativos y sindicales, guapearon para disminuir los accidentes laborales que hasta septiembre pasado se reportaban 39 casos, 21 menos que en igual etapa del año 2021.

Muy diferente sensación siento ante las estadísticas de los fallecidos. No fueron la COVID-19 ni el dengue sus ejecutores, sino los accidentes que les segaron la vida a siete trabajadores, tres en sus centros laborales y cuatro en la vía pública.

De seguro jamás olvidarán sus familiares al obrero que falleció en un cañaveral sofocando un incendio, al empleado que se acostó a descansar delante de un camión estacionado y fue atropellado al ponerse en marcha y el compañero con daños visuales tras partirse un cable de la electricidad en la industria azucarera, incidencias todas en Primero de Enero, el municipio de más accidentes mortales en el presente año.

Este territorio y el sector agroazucarero no solo tienen un bombillo rojo encendido para detener las infracciones. Otros casos llamaron la atención este año cuando un ómnibus de turismo se salió de la carretera en Cayo Coco y le causó la muerte a una persona y varias resultaron lesionadas, y tres educadoras que transitaban por una vía sin aceras fueron atropelladas por un automóvil.

Ahora, mas que mencionar los nombres de culpables e inocentes, se trata de alertar para prevenir en las entidades lo que ocurre en la actualidad: Violaciones de los procedimientos para el trabajo seguro, las deficiencias en la evaluación de los peligros y riesgos e indisciplinas por parte de dirigentes y trabajadores.

Frente a este panorama continúa sin solución una añeja inquietud. El presupuesto para los medios de protección personal tiene una significativa inejecución con algo más del 51 % de cumplimiento.

La “fiebre” alta de los precios de esos productos, algunos de mala calidad, tiene contagiado a un grupo de entidades, pero lo inaudito es que varias de ellas poseen el financiamiento y no lo gastan, peor las que no lo planifican como si ignoraran que las fuerzas productivas constituyen su principal recurso.

Tal parece que otro ente conspirador contra ese ambiente laboral sano y seguro al que se aspira es la accidentalidad vial que actualmente se confabula con la accidentalidad laboral. Por ejemplo, el 56 % de las 189 colisiones totales (27 muertos y 202 lesionados) en la provincia en los primeros nueve meses del presente año, corresponden a vehículos del sector estatal.

Por supuesto, las actividades programadas del 1.º al 30 de noviembre venidero, no serán suficientes para perfeccionar la estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo, no se trata de 30 días de acción, sino de 12 meses de labor.

Y, aunque el movimiento sindical, junto con las direcciones provinciales de Trabajo y Salud, han potenciado el movimiento de Centro Seguro, aún persisten en algunos lugares disyuntivas relacionadas con el poco control de las medidas de prevención, falta de exigencia de los jefes, deficiente capacitación y violaciones de leyes, normas y procedimientos, por lo que se impone que actuemos juntos ya.

Tira-fondo

 

De protegidos y protectores (+ Fotos)

El empeño por lograr un ambiente sano y seguro es cotidiano para la Empresa de Materiales de la Construcción (Avilmat), en la provincia de Ciego de Ávila… Ver más

 

DEL LECTOR ::::::::::::::::::::::::::::::::::..................... CON LA LEY ::::::::::::::::::::::::::::::::::..................... PORTAFOLIO

Todo está escrito, hace falta gestión
En un extenso comentario del que extrajimos algunas ideas por razones de espacio, la internauta Berta Camacho, quien en sus 39 años de trabajo… Ver más
Conceptos básicos

Incidente: Se denomina incidente al suceso acaecido en el trabajo o en relación con este, con posibilidad de convertirse en accidente de trabajo… Ver más

La protección en el Código de Trabajo
En el capítulo XI del Código de Trabajo titulado Seguridad y Salud en el trabajo, sección primera artículo 126, se establece que la seguridad y salud en el trabajo… Ver más

 

 

Disponible para descargar en formato PDF: Separata de Economía Lunes 31 de octubre de 2022

 

Un comentario en Seguridad y salud del trabajo: A tono con los nuevos tiempos (Separata Economía)

  1. Trabajo en Holagua UEB de holguin,en mi empresa Lo que existe es inseguridad del trabajador, no dan medios de producción,ejemplo el ruido que tenemos en el área de trabajo es de 80des y no tenemos medios para los oidos y para más nos pagan lo mínimo 0.60cv la hora lo mínimo es como si allí fuera un bostezo el ruido, no nos dan botas de trabajo y unas botas de protección cada año de la más mala calibad , hace 5 meses trajeron botas ya le dieron a los jefes y técnicos el trabajador que espere total si no le hacen falta , cables sin aislamiento con peligrosos para lavida, equipos sin protectores, desde luego esperando que pase algo…para que seguir.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu