Fidel y el error de la revista Forbes

Fidel y el error de la revista Forbes

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 puntos, 3 votos)
Cargando…

Lo que no aquilató esta publicación es que la riqueza del líder histórico de la Revolución cubana fue superior a la de todos los millonarios del mundo, porque Forbes se equivocó al medirla en billetes de banco.

 

 

Para tener una idea cabal de los bienes que amasó el Comandante en Jefe, ella tendría que haber conocido la opinión del intelectual uruguayo Eduardo Galeano quien escribió: “Los enemigos de Fidel Castro no dicen que no fue por posar para la historia que puso el pecho a las balas cuando vino la invasión, que enfrentó a los huracanes de igual a igual, de huracán a huracán, que sobrevivió a seiscientos treinta y siete atentados , que su contagiosa energía fue decisiva para convertir una colonia en patria y que no fue por hechizo de Mandinga ni por milagro de Dios que esa nueva patria pudo sobrevivir a diez presidentes de Estados Unidos, que tenían puesta la servilleta para almorzarla con cuchillo y tenedor”.

Y agregó: “Y sus enemigos no dicen que esa hazaña fue obra del sacrificio de su pueblo, pero también obra de la tozuda voluntad y el anticuado sentido del honor de este caballero que siempre se batió por los perdedores, como aquel famoso colega suyo de los campos de Castilla”.

 

 

El inmenso caudal de Fidel no podía guardarse en ninguna caja fuerte por gigantesca que esta fuera porque estaba formado por la infinita confianza de sus compatriotas en su liderazgo, desde los tiempos del Moncada, de la Sierra Maestra, de la victoria, del enfrentamiento a las agresiones de todo tipo durante décadas, y en su magisterio solidario que extendió desinteresadamente las fronteras cubanas a los más apartados rincones del mundo.

El enseñó a los suyos a resistir, a no dejarse intimidar, a estar dispuestos a hacer realidad la frase del himno que morir por la patria es vivir y a convertir en bandera de combate la consigna de Patria o Muerte.

Pero son valores que la revista Forbes no puede medir porque no se trata de dinero sino del papel de un hombre excepcional en la historia de su país que continúa fiel a su legado hasta después de su desaparición física.

 

 

Tal vez la publicación encontraría la respuesta más resumida a sus cálculos fantasiosos en un verso de la poetisa Nancy Morejón, que me gusta repetir: “ Fidel tiene fortuna, una sola fortuna, la fortuna de ser Fidel”. Y lo reiteramos en presente, sí, porque lo sentimos vivo entre nosotros.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu