Se está trabajando muy duro, con mucho compromiso y responsabilidad

Se está trabajando muy duro, con mucho compromiso y responsabilidad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

“Se está trabajando muy duro, con mucho compromiso y con mucha responsabilidad”, valoró este domingo el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al compartir con la prensa sus apreciaciones sobre los trabajos que se realizan en las centrales termoeléctricas del país, siete de las cuales ha recorrido en las últimas 72 horas.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Junto a trabajadores del sector eléctrico, recorriendo áreas de las centrales de Tallapiedra y el Mariel —en La Habana y Artemisa, respectivamente— amaneció este domingo el mandatario cubano. Al concluir su vista a esta última, Díaz-Canel destacó la manera en que los trabajadores de este sector se enfrentan a las adversidades y tras vivir en sus hogares los mismos “apagones” que todo el pueblo cubano, llegan a su puesto y emprenden intensas jornadas de trabajo que demandan de gran esfuerzo.

Las propias características de la infraestructura tecnológica y las exigentes labores desde el punto de vista profesional y técnico, enfatizó, les genera un estrés, al cual se suma la presión por el compromiso de ver cuánto más rápido podemos poner todas las plantas en funcionamiento.

Eso, dijo, lleva una dosis de “responsabilidad, de exigencia, que es muy importante que se reconozca, que el pueblo sepa de la heroicidad que hay en estos trabajadores, que hoy, Día de los Padres, están trabajando como un día más, y como hemos dicho, trabajando para todos los padres de Cuba”.

Ese colosal esfuerzo que se realiza en el país ha permitido, como explicó el Presidente cubano este domingo, que vaya avanzando la estrategia de recuperación del Sistema Electroenergético Nacional.

Como un elemento alentador dentro de esas acciones detalló acerca de la entrada en funcionamiento de la Otto Parrellada —la conocida Tallapiedra— que según supo durante su visita , debía empezar a “mover máquina” este domingo, lo cual permitiría la incorporación de otros 45 MW en próximas jornadas.

Con la buena noticia de que los trabajos en Felton, la central de Holguín, han ido bien, incluso con algunos adelantos, recordó el Presidente que podrían entonces adelantarse también los mantenimientos que se han previsto en la Antonio Guiteras, de Matanzas, y avanzar más en las reparaciones de la Unidad 2 de la propia Lidio Ramón Pérez.

Todo ello, consideró, nos permitiría “estar más cerca de recuperarnos antes de que llegue el nuevo mes, que es el propósito fundamental, para entrar al verano en una mejor situación”.

De acuerdo con las apreciaciones del Presidente, durante el recorrido de los últimos tres días —como parte del cual solo no se ha llegado a la central termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, en Cienfuegos— se ha ratificado la calidad de las personas que sostienen este sistema y su preparación.

Son ingenieros altamente capaces, técnicos con una elevada  calificación —destacó—, muchos de ellos jóvenes, que “ven un futuro en lo que están haciendo, que se sienten importantes en lo que están haciendo, y con unas ansias de superación tremendas”.

Reconoció cómo las direcciones empresariales de las plantas han propiciado que los jóvenes se puedan seguir superando y así asumir responsabilidades mejor preparados, incluso las más exigentes.

Este es un sistema que realmente es robusto, que enfrenta la adversidad del bloqueo, la adversidad del tema del combustible y los problemas de financiamiento que hemos tenido para dar el adecuado mantenimiento a las plantas, pero sus trabajadores “saben lo que hay que hacer, y cuando les llega el momento de hacerlo y la oportunidad, saben hacerlo bien”, subrayó el Jefe de Estado. Destacó las experiencias que pudo apreciar en varias plantas, en las que se ha superado la adversidad también innovando.

Nosotros, aseguró, tenemos mucha confianza de que podamos salir de esta situación, y realmente el recorrido alienta, porque uno aprecia las capacidades y posibilidades que tenemos, y “comprendemos mejor bajo qué tensiones se trabaja, bajo qué necesidades, dónde están los principales aspectos que hay que priorizar también desde la dirección del país con relación al Sistema Electroenergético Nacional”.

A todos los padres reiteró el mandatario sus felicitaciones este domingo, desde la central termoeléctrica del Mariel, un lugar, como en otros tantos de Cuba, donde “hay gente que no descansa”.

 

TALLAPIEDRA Y MARIEL: TODOS LOS APORTES CUENTAN

En la central termoeléctrica Otto Parrellada, enclavada en el capitalino municipio de La Habana Vieja,  inició la jornada este domingo, Día de los Padres, el Presidente Díaz-Canel. Junto a él estaban el viceprimer ministro, Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez; el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz; así como el titular de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz.

De acuerdo con la explicación recibida allí por Rafael Matos García, director general de la Empresa de Generación Distribuida (GEDICH) de La Habana, que tiene a su cargo la central, se espera que durante la jornada puedan arrancar las máquinas de esta planta, tras dos años en los que ha estado totalmente detenida debido al mantenimiento que en ella se ha llevado a cabo.

Una vez sincronizada al Sistema Electroenergético Nacional, esta planta aportará 45 MW. Si se realizan trabajos de mantenimiento más profundos en su caldera, aquí se podrían llegar a generar en el futuro 60 MW, la capacidad máxima para la que fue diseñada.

Por tal razón, el Jefe de Estado indicó estudiar la manera de hacerlos y aprovechar mejor esta Central, que sincronizó por primera vez con el Sistema Electroenergético Nacional en 1973.

De la inteligencia y el compromiso de los trabajadores de esta planta han nacido muchas de las soluciones que han permitido enfrentar el déficit de recursos y concluir el mantenimiento.

Especialmente los jóvenes, reconoció el Director General de GEDICH, han sido muy emprendedores, y gracias a las ideas de muchos de ellos hemos logrado levantar la parte tecnológica en la central y hacer grandes cambios.

Uno de esos muchachos es Celso Leonel Safont Gómez, tiene 28 años, es ingeniero Eléctrico y actualmente es Director Técnico de Tallapiedra. Al intercambiar con el Presidente cubano le contó sobre sus estudios de superación y la Maestría que ya ha iniciado, y cómo junto a otros jóvenes, graduados de su misma especialidad y también de Mecánica y Automática, ha podido poner en práctica sus conocimientos para ayudar a levantar la planta.

De esos esfuerzos cotidianos, y que no por anónimos dejan de ser heroicos, conoció igualmente el mandatario cubano en la Central Termoeléctrica Máximo Gómez, ubicada en el municipio artemiseño del Mariel.

Allí actualmente se generan 391 MW, entre los motores de fuel y los de generación móvil, así como las dos unidades térmicas que están en funcionamiento, de las cuatro de que dispone la Central.

Arduo ha sido el trabajo realizado en esta planta tras el incendio que tuvo lugar unos meses atrás en una turbina de vapor de la Unidad 7, suceso que provocó un disparo automático del sistema y averías en dos unidades.

Es importante la labor que han realizado aquí, reconoció Díaz-Canel, al tiempo que destacó la manera en que han logrado ir recuperando áreas afectadas que podrán ser usadas en el futuro.

El seguimiento a la situación energética en la nación será constante, aseguró. “Esperamos poder tener la semana próxima buenas noticias”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu