La agroindustria azucarera cubana enfrenta sus desafíos

La agroindustria azucarera cubana enfrenta sus desafíos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Pudiera parecer una palabra muy fuerte, pero salvar es la adecua­da para la agroindustria azucarera del país. A través de los años, por decisiones un tanto polémicas en opinión de muchos y debido a la falta de financiamiento para preservar y mejorar el equipamiento fabril y la producción de caña, ese sector ha disminuido de manera notable sus aportes económicos, considerados como muy impor­tantes.

Foto: Tomada de www.5septiembre.cu

Los balances de la pasada zafra en las empresas y específica­mente el de la provincia de Cienfuegos, al cual asistí, así lo eviden­cian. Son múltiples los problemas que se presentan y mínima la disponibilidad de materia prima en los campos.

Ese territorio registró los mejores resultados de la nación en la contienda 2021-2022. Y eso es muy loable. No obstante, incumplió el plan de producción y en 158 días de operaciones no se aprove­chó adecuadamente la capacidad de molida de los tres centrales que estuvieron en operaciones: 14 de Julio, Ciudad Caracas y An­tonio Sánchez, los que tampoco le extrajeron a la caña todo el con­tenido en azúcar posible.

De 67 mil 45 toneladas planificadas produjeron 58 mil 770, con solo un 52 % de utilización de la norma potencial de procesamiento. También resultó negativa la transportación de caña por ferrocarril debido al mal estado de las vías férreas.

En los años setenta y ochenta era pecado capital registrar un porcentaje como ese. La aspiración siempre era llegar o superar el 90 por ciento. Ahora atentan contra este, entre otros factores, la disponibilidad técnica de los medios de transportación y el mal estado de las vías férreas.

En el balance cienfueguero fue muy criticado el hurto de azúcar en los centrales. Una verdadera vergüenza. Ese delito afecta la moral e integridad de los colectivos que tanto esfuerzo realizan. A esos hechos hay que ponerles coto definitivamente. Asimismo, se refirieron a la indisciplina en el horario de inicio de los cortes, lo cual influye de manera negativa en el suministro de caña a los ingenios y en el cumplimiento de la tarea diaria, aspecto que ante­riormente eran sagrados.

Para salvar la agroindustria azucarera cubana fueron aprobadas y establecidas 93 medidas. Materializarlas debe constituir un com­promiso económico e histórico, toda vez que las producciones de ese sector son esenciales para el esquema de exportación del país y porque además es uno de los más tradicionales y arraigados.

La producción de azúcar en la etapa colonial adquirió su carácter fabril en los albores de la Revolución Industrial y principios del siglo XIX, cuando Cuba se convirtió en uno de los principales fabrican­tes y exportadores. A partir de 1818 y por 170 años ocupó el lideraz­go absoluto y llegó a hacer el primer exportador mundial, posición que mantuvo hasta la década de los años ochenta del pasado siglo. El azúcar por tanto está vinculado a la identidad nacional.

Hoy no debe olvidarse una frase que fue muy popular hace algu­nos años: Azúcar para crecer.

Julio Andrés García Pérez, presidente del Grupo Azucarero Azcu­ba, afirmó en Cienfuegos que existen posibilidades reales de salvar el sector, sobre la base del cumplimiento de las medidas señaladas, la diversificación de las producciones de derivados y el aumento de las exportaciones para ingresar divisas.

Igualmente se refirió a la necesidad de que las empresas empleen adecuadamente las facultades otorgadas y las reservas existentes en cada colectivo laboral.

Precisó que “lo que no se analice de forma oportuna con los tra­bajadores no se hará en la zafra”, por lo que no debe esperarse a septiembre para realizarse las valoraciones pertinentes.

Señaló que debe ejecutarse todo lo posible para no perder a quie­nes laboran en los campos, pues eso pondría en peligro la produc­ción cañera, la cual lejos de disminuir debe aumentar.

“Tenemos que motivar y comprometer más para poder reali­zar una zafra mejor”, afirmó. En tal sentido orientó “aterrizar” en cada unidad productora las 93 medidas. Ellas debieran hacer sostenible esta gran industria pero además lograr su desarrollo más integral con el fin de generar derivados para la exportación y proporcionar divisas al país.

El Comandante Ernesto Che Guevara, al crear el Instituto Cu­bano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar (Icidca), aseveró que “llegará el día en que los derivados de la caña de azúcar tendrán tanta importancia para la economía na­cional como la que hoy tiene el azúcar”. Y la vida y la economía le han dado la razón.

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

4 comentarios en La agroindustria azucarera cubana enfrenta sus desafíos

  1. #Cienfuegos es una provincia que tradicionalmente ha tenido buenos resultados en la zafra azucarera, confiamos en que a pesar de los problemas que existen puedan revitalizar este sector que tanto significa para #Cuba.

  2. Barrera, muy buen trabajo, pero es lastimoso q hallamos caido en un vacío tan grande, un país con una tradición azucarera milenaria, q cuando aplicaron la tarea creo q fue Alvaro Reinoso,no se le prestó el debido oído a los planteamientos y criterios de los trabajadores como lo que significaba cerrar y descontinuar centrales azucareros, amén la falta de financiamientos, se destruyeron los bateyes la vida cambió a los residentes con una cultura agroazucarera exquisita se perdieron esos talentos, no se, se pudieron conservar esos centrales, hasta que el azúcar recuperará su precio y su valor, ademas del azucar aportaba energia electrica, alcoholes y otros productos más, muchas de estos análisis los trabajadores de la industria y la agricultura lo plantearon. Muchos técnicos e ingenieros con amplia experiencia en el ramo se fueron del país por que lo que sabian hacer era en los centrales. Creo q de 156 centrales quedaron 56 y están anunciando para la próxima zafraq moleran solo 26,y con lo mala que está la materia prima (caña) no se cumplen con los planes fijados.

  3. Es necesario materializar las 93 medidas para salbar el sector azucarero, Se debe hacer un com­promiso económico e histórico ya que la caña es mas que azúcar.

  4. Estimado ramón,solo te falta el Premio or enseñar a los Cuadros las categorías dialecticas de PosibilidadyRealidad que se usa tan desenfadadamente por muchos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu