El bloqueo y las nuevas medidas: El “barniz” no llega a la industria

El bloqueo y las nuevas medidas: El “barniz” no llega a la industria

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Cienfuegos.— Las nuevas medi­das adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos son una suerte de barniz ante la crudeza real del bloqueo económico, comercial y fi­nanciero contra Cuba, y no resuel­ven los grandes problemas de las industrias cubanas.

Foto: Centro de Documentación
Foto: Centro de Documentación

El cerco imperial, desde hace tanto tiempo, afecta los procesos productivos y de servicios, por la falta de materias primas, piezas de repuesto, herramentales, equi­pos…, hasta completar una larga lista, y ha precisado a imponer la voluntad innovadora para afrontar múltiples afectaciones.

Muestra de ello está en la em­presa termoeléctrica Carlos Ma­nuel de Céspedes, de esta pro­vincia. A través de Carlos Rafael Quintero Cabrera, secretario ge­neral del buró sindical de esa en­tidad, conocimos las consecuencias concretas de ese injusto asedio.

Las regulaciones del bloqueo han limitado el acceso a tecnolo­gías de punta para la generación energética, equipos y piezas de repuesto, medios idóneos para la protección del personal y facilida­des financieras para adquirir esos recursos.

“Uno de los elementos que más afecta la producción y los servicios de la empresa es que los principa­les fabricantes de equipos y piezas de repuesto para el proceso pro­ductivo han tenido que suspender sus relaciones con Cuba. Esto ha provocado un incremento de los costos de mantenimiento, pérdidas de tiempo para localizar suminis­tradores sustitutos y mayores gas­tos de importación”, agrega.

No obstante, el colectivo de esa planta se ha empeñado en mante­ner la vitalidad de los dos bloques generadores, de 158 MW cada uno, a fuerza de inventivas para susti­tuir importaciones.

“Esto es obra de héroes anóni­mos que laboran incansablemente para mantener en línea unos blo­ques que se encuentran fuera de sus ciclos de mantenimiento y con situaciones específicas por resol­ver”, precisó el secretario general del buró sindical en la termoeléc­trica. (Ramón Barreras Ferrán)

 

En la textilera Desembarco del Granma

Villa Clara.— Las medidas toma­das recientemente por el Gobierno estadounidense son, como se ha afirmado, limitadas, solo la elimi­nación del bloqueo sería totalmen­te efectiva para poder oxigenar los procesos productivos del país y de­sarrollar la economía, según el cri­terio de varios especialistas de la textilera Desembarco del Granma, de Santa Clara.

La máster María de los A. Gar­cía Hernández, directora técnica y de mantenimiento industrial; la ingeniera Silvia María Díaz Villa­longa, directora de logística, así como el ingeniero Orerbis Hernán­dez García, director económico fi­nanciero, explicaron esta afirma­ción.

A causa del bloqueo, la ca­dena de suministro de materias primas, piezas de repuestos, etc., que dependen de las importacio­nes, se hace mucho más demora­da en el tiempo, pues las navieras no pueden acceder directamente a los puertos cubanos. “Esto provo­ca que los materiales a recibir se queden estancados en puertos de transbordo o pivotes hasta que puedan ser trasladados al país”, detallaron.

Además no se puede acceder a la compra de piezas de repuesto de firmas reconocidas y de origen de la maquinaria instalada, pues se han trasladado a compañías estadounidenses que no permi­ten la comercialización con Cuba. “Cuando se encuentran las piezas a comprar y quien las pueda pro­veer, su costo siempre es superior a lo que se oferta en los mercados internacionales por el riesgo de las sanciones. Los proveedores tienen limitaciones para acceder a los bancos por lo que las operaciones comerciales y financieras tienen muchas dificultades”, aclararon.

Asimismo se perdieron mer­cados tradicionales de suministro de colorantes y químicos que han pasado a ser propiedad de firmas estadounidenses, lo que provoca afectaciones en la eficiencia al te­ner que introducir nuevos sistemas de trabajo. “Al tener que ajustar los procesos productivos por esta causa se afecta económicamente la empresa”, puntualizaron.

En cuanto al área del conoci­miento: “No se puede acceder a si­tios importantes para la búsqueda de información técnica de temas relacionados con la industria tex­til, la energía y otros, pues Cuba no tiene permiso para entrar a ellos.

“Esta restricción ha afectado la participación en ferias comer­ciales y conferencias técnicas, am­bas virtuales, pues no se puede establecer la comunicación con los eventos”, señalaron. (Lourdes Rey Veitía)

Un comentario en El bloqueo y las nuevas medidas: El “barniz” no llega a la industria

  1. El inquilino de turno de la Cassa Blanca de Gringolandia, la tribu atolondrada, arrebatada, desquiciada, esquizofrénica,, guerrerista, genocida y terrorista más peligrosa del planeta se vió obligado a adoptar estos insignificantes maquillajes cosméticos tratando de salvar el hociquillo puesto en ridículo y hazmerreír en su auto proclamada cloaca hedionda y escatológica cumbre de SU América pues al sur del río bravo sólo existen, para Gringolandia, sus colonias, las tribus tercer munderas, cafetaleras, bananeras, chocolateras, azucareras y mineras.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu