Con Filo: ¿Desorden por conveniencia?

Con Filo: ¿Desorden por conveniencia?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (17 puntos, 4 votos)
Cargando…

Vamos a comenzar por dejar sentada una verdad de Perogrullo. No hay sistema de distribución y venta de productos que satisfaga a toda la población, cuando el problema de fondo son las severas restricciones en la oferta como consecuencia de las dificultades económicas que atraviesa el país.

 

Ilustración: Martirena

Pero en esas mismas condiciones que rigen para todos los territorios es posible hallar diferencias en la organización y conciencia con que se asume esa ingrata tarea de repartir lo poco con que se cuenta de la manera más equitativa posible.

La vinculación de las tiendas en pesos cubanos a las bodegas para comercializar los productos disponibles de una forma controlada, no es suficiente para garantizar el acceso a su compra periódica por todas las familias, si no existe un engranaje transparente y ágil en las comunidades que garantice una rotación lógica, la información oportuna y el menor tiempo posible de cola para adquirir los productos.

Las semanas que han transcurrido desde el regreso a esa medida en la capital del país, por ejemplo, muestran resultados muy disparejos entre las distintas localidades, por decisiones que como regla corresponden a las autoridades de base.

De un municipio a otro, de un consejo popular a otro, es posible hallar barrios donde la venta transcurre bien, y otros donde deja mucho que desear.

En algunos lugares ha ocurrido incluso que después de una arrancada organizada, la situación ha vuelto a retroceder, con cambios constantes en el modo de programar el acceso, de los cuales parecería que muy poca gente se entera.

Puede ocurrir, por supuesto, que no siempre quienes intentan llevar adelante esa planificación, complicada de por sí, tengan todas las destrezas necesarias para hacerlo. Sin embargo, estoy seguro de que no todo lo que ocurre es por incapacidad para concebir tales compras de una forma más racional y justa.

Duele decirlo, pero parecería que hay a quienes les conviene el desorden, la improvisación y los cambios permanentes en la manera de organizar esas ventas.

Si les avisan a la misma vez a consumidores de varias bodegas; si no se enteran quienes les corresponde comprar, pero sí los individuos cuya trabajo actual es hacer colas para comprar y revender; si no hay claridad en cuánta cantidad de mercancía entra a la tienda, y una parte nunca sale al mostrador, esto no tiene que ver con la organización por municipio ni con nada: es falta de decencia y honradez, por decirlo bonito. Pues podríamos usar palabras más fuertes.

Y este no es un asunto menor, porque se trata de la comida y del estado de opinión de una gran parte de la ciudadanía. Ahora mismo no creo que haya muchas prioridades más urgentes en un municipio para sus dirigentes y líderes barriales, que ejercer una exigencia y control sistemáticos sobre la comercialización de productos básicos en esas cadenas de tiendas. Lo mismo sería para los cuerpos de inspección y otras autoridades con potestad para intervenir.

Porque, además, no hacen falta investigaciones profundas ni proezas detectivescas. Basta con hablar con la gente en una cola o en cualquier barrio para saber lo que está pasando en cada lugar, quién se dedica a qué, y cómo lo hace; y quién no está haciendo bien las cosas, ya sea porque no puede o porque no quiere hacerlas bien. Lo que hace falta es voluntad y decisión para poner orden. Cosas más difíciles hemos logrado en Cuba. Cómo no vamos a poder frenar ese desorden a conveniencia.

Consultar anteriores Con Filo

14 comentarios en Con Filo: ¿Desorden por conveniencia?

  1. de verdad que no es facil el que trabaja no tiene posibilidad de nada, eso si estan los apacadores que duerme y despues te vende el turno no hay manera que esto cambien no hay casi tienda que venda, pero entonces vas a la carniceria y el carnicero con una cantidad de mosca ya que no tienen nada que vender y Por que no le dan esas tareas a ellos si el pollo viene una vez al mes al igual en las bodegas pasa lo mismo hay que pensar mucho para ORGANIZAR y donde estan los gobiernos de cada municipio que pinta sentadito en un buro,asi mismo pasa con los cigarro, no es justo ver personas mayores e impedido fisico que pasan trabajo para comprar esas cosas. por favor PENSAMIENTO que somo un pueblo . hay que buscar alternativa

  2. Sino atendemos este problema vamos camino no solo a nuestra propia autodestrucción -quien no le vea así esta totalmente ciego- sino tambien a convertirnos en el pais más corrupto del mundo.
    Por la libreta y en la bodega. Es un clamor generalizado

  3. Me corresponde la Plaza de Carlos III, nunca he podido comprar, las colas interminables zasonadas con broncas, a cualquier hora del día la muchedumbre de caras reiteradas, siempre las mismas personas, los coleros, revendedores y qué para los que trabajan, para nosotros nada.
    A eso súmeles el quiosco de Infanta y Desagüe, no me explico cómo es posible tanto desorden, cuántas libretas tienen los coleros, a caso se anotan ¿?, pienso que no, sería útil utilizar la cámara que está instalada en esa misma esquina para que comprueben lo que les digo. Es una falta de respeto cositudinaria, un desamparo para los que regresan del trabajo después de 8 horas y ver los abastecimientos cada vez más escasos e imposibles de obtener, con la desesperanza y la obligación en el mejor de los casos de exprimir el bolsillo para obtener 20 veces más caros los productos deficitarios. Se precisa resolver de una vez por todas esta situación. Me niego aceptar tanta impunidad ante ese saqueo.

  4. En mi bofega la distribución es lo que determina la administradora en acuerdo directivos de comercio y siempre cdo sacan comienzan x el numero uno en casi todo lo poco que vende, ellos dicen que repiten para el que no h cogido,claro es bueno por esa parte lo que pasa que allí la aministradora le da derecho a comprar a cros que no le corresponde la compra en esa bodega, todo es un relajo y no se puede ni recamar pxq a quie vas a reclamar si los q tienen q ver con este tema son los primeros que salen de la tienda con las javas llenas de lo poco que entra.ESTO ES EN PALMIRA, CUENFUEGOS.

  5. La población de nuestra capital pidió que la distribución de todos estos productos se comercializaran por la libreta si pero en las bodegas del MINCIN. Cualquier otra acción como la que se lleva a cabo en la actualidad a demostrado que no da solución ni al problema de ser justos y equitativos en la entrega ni eliminar todos los fenómenos que la pandemia y otros males han exacerbado. Mientras no se escuche lo que está pidiendo la población hace ya muchísimo tiempo, seguirá la situación de mal en peor.

  6. Pues donde vivo que es un municipio en Las Tunas, es bastante organizado, no perfecto, pero sí tienen un mayor control que en otras provincias y es como único podemos acceder a los productos elementales.Estuve hace unos meses en La Habana y me asombré que muchos no alcanzan los productos, acá eso no sucede y si pasa, pues se tiene en cuenta para la segunda ronda, así de sencillo

  7. Todo es un problema esto de comprar en un solo lugar es ya inaguantable nosotris los trabajadores cuando compramos diganme ustedes , el desorden es grande en todas las tiendas incluso hasta los mismos militares se prestan para los inventos yo compro en casa sanchez en arroyo naranjo y jamas he podido entar he tenido que comprar todo a altos precios y el salario perdido el nivel de descontento es grande en toda la poblacion por todas estas cosas que lejos de ayudar an traido mas problemas al cubano de a pie.

  8. Como van a solucionarlo para qye nosoteis los trabahadires pidamos acceder a kos priductis qye becesutamos lara alimentar a nuestros niñis, a nuestra familia y a autoalimentarnos

  9. El desirden continuab, suempre fue un desorden, cobsuderk que la municipalizacion de las ventas en las TRD y tiendas de las CINEX esvun negocio qye nos perjuduca a los trabajadores, desde que implabtaron este nuevo sustema Yo no e podido comprar y pocis trabahadires puedemos comprar las tiendas casa Sanchez, Verano, La Palma, es ek centro de trabajo de los coleros y coleras, a cuakquier hira son las misnas caras, tabti de lis famosos «*Vulnerables*» como de los itros esoecimen, aqui no estsn vincukadas kas bodegas, y después los ebcuebtran venduendi de todi pollo, perrk, picadillo en las calkes, debajo del ouente de 100 y boyeros a precios demasuadamenre abusivos.
    Por favir revisen todi, Pero, ocuoense del municipio de Arriyi Naranjo, ya que nadie ke encuebtra un paliativo para nosotros los trabajadores y tambien tenemos niños y tambien necesitamos alimentarnos y el sakaruo no da para eso.
    Sakydis y esperi el análisis
    Carlos

  10. Cualquier explicación bien dada  como la de este comentario,  también nos hace falta; pero igual de cierto es que quienes tienen a su encargo la distribución de alimentos en La Habana no deben seguir dilatando una solución; ni repetir  que la distribución normada por libretas es más «compleja» de lo que  nosotros suponemos, y a  cambio se inventan otras formas que no  son la misma consolidada y solidificada por la libreta y la  bodega que reclama el pueblo.

     Sin embargo supongamos así, que lleven razón en ello.

    El consenso mayoritatio no sugirió otro tipo de invento, los  que a veces son maquiabelicos. Si aceptamos ya por años que  la práctica del robo, la corrupción, y pésima distribucion es compleja cuando sobre distribución hablamos, cierra la bodega, elimina la libreta; entonces apaga y vamos que no hay nada más que comentar, todo va a seguir igual.
    Me pregunto: tal vez dentro de lo complejo y difícil, tal vez resulte más sensato reducir plantillas administrativas, ministeriales, de control popular, ministeriales, simplicar nuestro poderoso impetud legislativo, en fin no asumir responsabilidad política con nuestra Revolución, con Fidel y su generación de generaciones. Para ellos si fue complejo y dificil hacer los cambios y lo hicieron, ¡una Revolucion de participacion popular que entonces lamentablemente no era ni científica, incluso analfabeta como su tiempo!; no dejar  que las «cadenas corporativas» sienten la pauta del orden en la distribución; no dejar  que rijan las viejas leyes de la oferta y la demanda en el desorden bien ordenado para una minoria. Es eso  les parece realmente menos complejo.
     
    Es despreciable ver que hasta  el público, el ciudadano, el cliente les molesta. ¿Qué hacen entonces?, ¿qué se les ocurre, (no se sabe si con la anuencia del poder popular  local, municipal o provincial?,  envían el problema, la «cola» a la  esquina más cercana pero lo suficientemente distante para trabajar ellos más  sosegados en la prioridad de cambalache  interno de la tienda y asi con esa compkejidad sin respeto al orde publico entregan el «espectáculo colesco» al vecino, no importa si el nuevo molestado es un círculo infantil, una pareja de vecinos ancianos.
    La respuesta a nuestro periodista es sí, nos queda apelar a la decision politica.
    Gracias.

    • Muy de acuerdo, éste es el criterio del pueblo: por la libreta y en la bodega, aunque haya que cerrar todos los demás comercios y reubicar a sus trabajadores o pagarles en sus casas (es preferible). ¿Cuándo la dirección del país se va a dar cuenta que todos estos inventos además de negocios van a tumbar la Revolución. El pueblo ya está cansado de tanto descaro y que no se haga nada para preservar la Patria.

  11. Creo que las tiendas deben ser controladas por personal del minint y no otro para evitar todo lo malo que está pasando actualmente como es la corrupción y el negocio ilícito.

  12. La permanente escasez de bienes y productos se viene produciendo hace decenios. Esta situación obliga a miles de personas a gastar su tiempo en las colas con gran daño a la economía de la isla. Mientras no se enfrente este grave problema con medidas distintas a las aplicadas hasta la fecha la situación no cambiará.

  13. No entiendo porque yo compraba en una tienda a una cuadra de mi casa y ahora me manden para una a 7 cuadras ahí no me entero nunca de nada, vivo en san Nicolas y Concordia, compraba en Neptuno y San Nicolás y ahora es en Galiano y Zanja.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu