Defienden en Placetas el prestigio del Habano

Defienden en Placetas el prestigio del Habano

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (24 puntos, 5 votos)
Cargando…

Huele a tabaco, la exquisita fragancia de la preciada y aromática hoja se expande en el entorno de la fábrica La Reloba, en el municipio villaclareño de Placetas, donde se procesa tanto para el consumo nacional como para la exportación.

 

 

En medio del silencio, interrumpido solo en ocasiones por el agitar de las chavetas, está atento a envolver una y otra vez las hojas Leosvel Hernández Menocal. Su vista no se desvía, acondiciona cada paso a un ritmo insospechado hasta que concluye la breva.

«El primer tabaco tiene que quedarme muy bien, el segundo mejor, el tercero superior a los anteriores, así sucesivamente hasta que concluyo la norma del día», dijo y enseña los ya terminados, como quien expone una obra de arte.

«Son Pirámides, tabacos figurativos, hay que emplear todos tus conocimientos para concebirlos», afirmó y era visible la destreza para lograr la uniformidad entre todos.

 

Leosvel Hernández Menocal

 

Leosvel lleva trece años en la galera, confesó que allí encontró su camino;  antes trabajó sin motivación en la agricultura, la construcción y la fundición.

En él La Reloba tiene uno de los tabaqueros más reconocidos del país, ha representado a la Mayor de las Antillas en Grecia, Chipre, Líbano, Macedonia, ha promocionado el puro cubano en diferentes encuentros internacionales y ha sido ganador de múltiples competencias en las que se enfrentan los mejores de diversos territorios.

«Este es un oficio hermoso, lo disfruto mucho, sé que con nuestro aporte se desarrolla el país que mucha falta hace. En lo personal recibo buenos dividendos y lo más importante: siento orgullo cuando reconocen mi calidad», afirmó.

Cerca de Leosvel está Lisbet Herrera Obregón, jefa de galera, quien se mantiene atenta a la producción destinada a la exportación.

«Con la aparición de las variedades de vitolas nacieron las marcas que responden a los gustos de los fumadores, muchas de las cuales se producen aquí. Ello requiere de un proceso riguroso para mantener el prestigio de este rubro internacionalmente, a este asunto hay que dedicarle mucho tiempo», precisó

Es una mujer observadora, capaz de detectar el más mínimo error que cometa un torcedor. Desde hace más de dos décadas se dedica a este oficio que, según afirmó, la enaltece.

 

Ella vela por la calidad del proceso, el cumplimiento de los requisitos establecidos y evita que existan rechazos.

 

Lisbet Herrera Obregón, jefa de galera

 

«Con medidas de control y organización se logra optimizar la materia prima. Lo primero es clasificarla porque llega mezclada, así el torcedor recibe la adecuada», señaló.

«Luego se mantiene el seguimiento de la norma de cada trabajador, se recoge la producción del día de los puestos de trabajo, se certifica la absorción del tabaco elaborado sin incorporarle las capas, entre muchas otras medidas», puntualizó.

Recuperar la fuerza laboral

El principal problema de este colectivo es recuperar la fuerza laboral deprimida en el último período.

 

 

«La aplicación de un sistema de pago poco atractivo hizo que fluctuara la fuerza laboral, fundamentalmente al sector no estatal que es amplio en el municipio», explicó Antonio Lorenzo Miranda Padrón, director.

«Afortunadamente se decidió aplicar una forma de pago novedosa a partir del destajo progresivo y con tasas diferenciadas por cada tipo de vitola. Esto ha propiciado el regreso de un número de tabaqueros, otros optaron por recalificarse y pasar a la exportación, pero necesitamos incorporar más personal, fundamentalmente jóvenes. Podemos crear aulas en la escuela de oficios del municipio en coordinación con Educación si estuviera de acuerdo», aclaró.

«Si se cubren las plazas vacantes se incrementarían los ingresos anuales a 70 millones de pesos, el territorio por el aporte del 1% recibiría 70 mil pesos mensuales, es beneficioso para todos recuperar la fuerza de trabajo», concluyó el dirigente administrativo.

Actualmente el colectivo supera diariamente la elaboración de 7 mil unidades para la exportación y 2 mil 500 para el consumo nacional. La producción de Habano en este territorio villaclareño es decisiva para mantener la estabilidad de este renglón de alta demanda en el mercado, tanto dentro a como fuera de Cuba.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu