RETRATOS: La predicción de Castillo

RETRATOS: La predicción de Castillo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Cuando Michel Mederos Reigoza conoció al supervisor del Centro de Control de Tránsito de la República de Cuba, Manuel Castillo, ya fallecido, supo que quería dedicarse a esa profesión. “Él tenía mucha experiencia. Se sentó a hablar conmigo, me explicó con paciencia las características del trabajo. Al finalizar, me dijo: ‘tú me das que puedes ser un buen controlador. Dame un número de teléfono al cual podamos llamarte cuando se haga la convocatoria de algún curso’”.

 

Foto: Agustín Borrego Torres

 

No había transcurrido una semana y ya lo estaban localizando. Cuando fue a realizar la prueba de aptitud, tuvo la certeza de que aprobaría, pues su dominio del idioma inglés le posibilitó responder el examen con cierta facilidad.  Dos años y medio en la Escuela Técnica de la Aviación Capitán Fernando Álvarez lo capacitaron finalmente, en el 2010, como controlador de tránsito aéreo. Así se cumplía la predicción de Castillo.

 

Otras aspiraciones

Los sueños de infancia de Michel estaban lejos de ese mundo. “Cerca de mi casa había unos oficiales de la marina que vestían de blanco y eso me llamaba la atención. Entonces, cuando me preguntaban qué estudiaría, decía que sería ingeniero naval”.

Cuenta que estando en la escuela primaria Celso Stakemann Gómez, en el capitalino municipio de Boyeros, se abrió un proyecto de enseñanza en computación. “Era 1991, aquello me entusiasmó mucho. Eran como siete u ocho computadoras, de las rústicas, pero era lo máximo en tecnología”.

Posteriormente, el estudio del idioma inglés marcó su vida. Gracias a un diccionario que le regaló su difunto padre aprendió muchas palabras. “En la secundaria fui monitor. En duodécimo grado me desempeñé como alumno ayudante; en la mañana recibía clases y en la tarde impartía la asignatura a varios grupos.

“Estaba decidido a estudiar Lengua Inglesa. En una oportunidad, la directora del preuniversitario habló con mi mamá porque yo la única opción que tenía era esa y si no ponía otra, podía correr el riesgo de quedarme sin carrera”.

En aras de cumplir su propósito, en el 2000, Michel ingresó en el Instituto Pedagógico Enrique José Varona, en la Facultad de Lenguas Extranjeras. Confiesa que cuando tuvo que ir a dar clases en la secundaria básica, perdió el entusiasmo y en segundo año dejó la carrera.

 

Foto: Agustín Borrego Torres

 

Camino a la aviación

Durante seis años el joven capitalino prestó servicios en el Ministerio del Interior. Ahí laboraba, cuando conoció la posibilidad de vincularse a la aviación. Hoy se siente realizado. Ha podido pasar por las diferentes áreas del Centro de Control de Tránsito Aéreo de la República de Cuba: como controlador por procedimiento; controlador radal, controlador de aproximación y, desde el 2019, como supervisor.

“De todas esas categorías, la que más me gusta de la de radar y la de aproximación. Todo el tiempo tienes contacto directamente con los pilotos, tienes que estar dando instrucciones. Los controladores son conocidos como ‘pilotos de tierra’.

“Este es un trabajo estresante, de mucha responsabilidad. El objetivo de control de tránsito aéreo es mover las aeronaves de forma eficaz, segura y efectiva y hay que cumplir estrictamente con los procedimientos. Es una labor que requiere determinadas cualidades personales asociadas básicamente al autocontrol ante situaciones de estrés”.

Para Michel la meta es seguir creciendo profesionalmente; servir con eficiencia desde sus funciones como supervisor y especialista de gestión de seguridad operacional. Siempre, asegura, le estará agradecido a Manuel Castillo, el gran compañero que lo motivó a encauzar su vida en esta profesión.

Cuando sale del trabajo, afirma, llega a su otro paraíso: el hogar. Allí lo espera Inayd Cobas, su esposa, así como la risa y alborozo de sus hijos, Christoph y Samantha, de siete y seis años, respectivamente. Ríe y juega con ellos. Ahí está el aliento para las nuevas jornadas.

 

Ver más Retratos

Acerca del autor

Graduada en Licenciatura en Periodismo en la Facultad de Filología, en la Universidad de La Habana en 1984. Edita la separata EconoMía y aborda además temas relacionados con la sociedad. Ha realizado Diplomados y Postgrados en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. En su blog Nieves.cu trata con regularidad asuntos vinculados a la familia y el medio ambiente.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu