Presidente cubano envía saludos a Seminario de paz

Presidente cubano envía saludos a Seminario de paz

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Un saludo fraternal y agradecido de Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y presidente de la República, del Estado y Gobierno cubanos y de las organizaciones políticas y de masas llegó hoy a los delegados al VII Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, que concluye este jueves en Guantánamo.

Ángel Arzuaga Reyes, vicejefe y coordinador del departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del PCC, transmitió el mensaje a los delegados de más de 20 países presentes en el evento, auspiciado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y el Consejo Mundial por la Paz.

El funcionario agradeció a los participantes por su solidaridad y ratificó el compromiso inquebrantable de Cuba con la lucha por la paz, una de las tres tareas principales aprobadas por el octavo congreso del PCC (celebrado en abril de 2021) junto al desarrollo de la economía nacional y la batalla por la firmeza ideológica.

En la segunda y última jornada del encuentro, Carlos Julio Ron Martínez, viceministro de Cancillería de Venezuela y presidente del Instituto Simón Bolívar para la paz en su país, denunció la industria de mercenarios contra la República Bolivariana, y el legado de destrucción de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre el mundo.

Ron Martínez enfatizó en que espacios como el del Seminario deben servir para trazar acciones concretas de rechazo de los pueblos a ese bloque militar.

Alzó también su voz Francis Bryan Jhonson, estudiante africano de la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo, quien hizo un llamado a luchar por la igualdad social, la solidaridad entre los pueblos del mundo, al repudio a las bases militares en su continente y al compromiso con Cuba y su Revolución.

Una contundente intervención realizó el boricua Fidel Escalante Silvestre, representante en Puerto Rico de la Red Continental de Solidaridad con Cuba, en la actualidad obrero agrícola y de pesca.

Manifestó que el archipiélago puertorriqueño, una de las colonias más antiguas del mundo, lleva más de seis siglos bajo ese yugo, salió de un régimen colonial militar español para ser invadida militarmente por otro régimen colonial militar, el de Estados Unidos de Norteamérica, el cual cumple ya 124 años.

Narró su participación reclutado por la naval norteamericana en escenario de guerra, zona de peligro y área de fuego hostil desde un portaaviones durante las operaciones Tormenta del Desierto y Escudo del Desierto, destino que hoy viven cientos de connacionales al servicio del Ejército de Estados Unidos en sus conflictos a través del planeta, a cambio de un salario u oportunidad de educarse profesionalmente.

Escalante Silvestre mencionó que Puerto Rico le ha servido a la nación norteña como cantera de carne de cañón para sus incursiones de guerra, pero también como un laboratorio con propósitos de manejo social para crisis económicas, experimentación directa sobre la población en materia de armas biológicas, laboratorios de control de clima, de pruebas de armas químicas y de destrucción masiva.

Refirió indignado que la retirada de la Marina de Vieques no supone que en su país haya menos actividades e instalaciones militares, puesto que hoy existen 25 de esos enclaves registrados, otros enmarcados como clasificados, organizaciones que les proveen servicios diversos y en resumen suman 898 entidades militares, 11 de estas de la Guardia Nacional.

Los delegados al VII Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras aprobaron la Declaración Final del evento, la cual será presentada públicamente esta tarde en el poblado de Caimanera, limítrofe con la ilegal base naval de los Estados Unidos en Cuba, la más antigua del mundo, establecida desde 1903.

En el documento los luchadores por la paz se comprometen a denunciar las políticas agresivas e injerencistas del actual gobierno estadounidense y de sus aliados de la OTAN, que persiguen el objetivo de dominar el mundo con ayuda de la extensa red de bases, instalaciones y enclaves militares existentes.

Asimismo continuarán alertando a los pueblos sobre los peligros de una confrontación nuclear global de incalculables consecuencias para la humanidad, exigirán la devolución a su legítimo dueño del territorio ilegalmente ocupado por la base naval de Estados Unidos en Guantánamo y el levantamiento del criminal bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba.

(Tomado de ACN)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu