Apoyo a la mujer trabajadora, prioridad nacional

Apoyo a la mujer trabajadora, prioridad nacional

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

La presencia de la mujer cubana en todos los sectores laborales ha sido constante desde el triunfo de la Revolución, incluso durante la compleja situación epidemiológica generada por la pandemia de la COVID-19, cuando el número de féminas incorporadas al empleo ascendió en más de 100 mil.

 

Foto: Modesto Gutiérrez/ ACN

 

Dentro de las distintas ramas productivas del país las mujeres juegan un rol fundamental, pues representan el 67,4 por ciento (%) de los trabajadores de la educación, más del 80% de los jueces y fiscales, el 53% del personal científico, y el 51% de los cargos del Estado y el gobierno.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, realizado en 75 países, Cuba es la nación con mayor número de mujeres inventoras, lo que constituye un resultado directo de las oportunidades brindadas por el proceso revolucionario.

La tasa de actividad económica femenina en Cuba es de un 54,9%, mayormente en el sector estatal civil sobre el trabajo por cuenta propia, pero las cifras aún son insuficientes, según consideró Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Es por ello, comentó recientemente, que dentro de las siete áreas de atención del Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM) destaca el empoderamiento económico, que busca la aprobación de medidas y políticas públicas para facilitar la incorporación femenina al empleo, considerado como la mayor brecha de género en la nación.

Desde 2020 la FMC de conjunto con otras organizaciones impulsa acciones para facilitar este proceso y ofrecer vías de apoyo a las trabajadoras, en cuyos hombros generalmente recaen las tareas domésticas y los cuidados de la familia.

En el marco de las celebraciones por el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, la Agencia Cubana de Noticias resume algunos de estos aportes a la vida de las cubanas.

Círculos Infantiles

Desde 1960 los círculos infantiles funcionan en Cuba como alternativa para educar y cuidar en una cultura de igualdad a hijos de madres trabajadoras.

El pasado año 2021 el Ministerio de Educación presentó una resolución con normas y procedimientos para el otorgamiento de matrículas en círculos infantiles.

A partir de esta ley se tuvo en cuenta las capacidades existentes en los territorios para priorizar la entrega de plazas a las madres con niños que presenten necesidades educativas especiales, las que tengan dos o más hijos, y las estudiantes con niños de primera infancia.

Casitas infantiles

Recientemente se ha puesto en marcha la reanimación de las casitas infantiles en centros laborales, que sirven como apoyo a las trabajadoras y ayudan a liberar capacidades en círculos infantiles.

Se trata de instituciones docentes que conjugan las voluntades del Estado, el gobierno y la sociedad civil para lograr un proyecto en común que beneficie a la familia.

El venidero mes de mayo 49 nuevas casitas infantiles se sumarán a las que ya benefician a más de 600 niños, a partir de una labor basada en la asistencia de educadores y asesores pedagógicos.

Proyecto ESPUMAS

En marzo de 2020 comenzó la puesta en práctica del Proyecto ESPUMAS, trabajo conjunto de la FMC con el Ministerio de Comercio Interior para favorecer a familias en situación de vulnerabilidad.

 

Foto: Tribuna de La Habana

 

La iniciativa consiste en habilitar una o varias lavadoras en domicilios de la localidad para ofrecer un servicio de lavandería comunitario a partir del cual las mujeres puedan lucrar desde sus propias casas.

Este proyecto ha beneficiado a 93 territorios en 15 provincias, y cumple la doble misión de ofrecer empleo a la vez que amplía los servicios de lavado.

La maternidad de la trabajadora

El Consejo de Estado aprobó un decreto ley sobre la maternidad de la trabajadora y la responsabilidad de las familias, que actualiza las leyes vigentes en torno a este tema para favorecer además a estudiantes y mujeres que laboren en el sector no estatal.

 

Foto: tomada de mujeres.cu

 

Se estableció también una legislación para el otorgamiento de bonificación de un 50% en el pago de impuestos sobre ingresos a madres con tres o más hijos, así como el Proyecto de Trabajo No Remunerado, que establece las bases para un Sistema Nacional para el Cuidado Integral de la Vida.

Cursos de capacitación

A través de las Casas de Orientación a la Mujer y a la Familia de cada municipio del país, la FMC brinda cursos de capacitación para adiestrar en determinados oficios a mujeres y hombres sin vínculo laboral, aunque esto no consta como requisito de matrícula.

Su objetivo está centrado en ofrecer conocimientos básicos cuya utilidad les permita incorporarse al trabajo, a la vez que adquieren capacidades para buscar soluciones a problemas de la cotidianidad.

El equipo de trabajo que imparte los cursos está formado por profesionales de varias disciplinas que ofrecen de forma voluntaria su tiempo y conocimientos como vía de aporte a la comunidad.

Al finalizar cada programa, cuya duración es de aproximadamente tres meses, se recibe un certificado que acredita el adiestramiento, oportunidad para que las mujeres no profesionales puedan ejercitar habilidades útiles e insertarse en la vida laboral.

Entre los cursos ofrecidos está peluquería, barbería, maquillaje, digitopuntura, idiomas, artesanía, masajes, computación, marketing, corte y costura, taichí, arte culinario, fotografía, repostería, carpintería, gestión comercial, entre otros.

Sin embargo, debido a la situación epidemiológica ocasionada por la pandemia de la COVID-19, han existido dificultades en la habilitación de muchos de estos programas, que poco a poco irán restableciéndose en las distintas localidades del país.

De igual forma, desde septiembre de 2019, la FMC colaboró junto al Grupo Empresarial del Reciclaje para impulsar la recogida de desechos en los hogares, lo que fungió como fuente de empleo para mujeres en las distintas variantes de recolección de materias primas, en puntos fijos, móviles o puerta a puerta.

La mayoría de estas acciones forman parte de la implementación del PAM, que a partir de su carácter vinculante constituye piedra angular en el desarrollo de políticas públicas a favor de las mujeres, al tiempo que da continuidad al avance y desarrollo de la igualdad de género en el territorio.

(Tomado de ACN)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu