El futuro de Cuba también es una industria estatal socialista fortalecida

El futuro de Cuba también es una industria estatal socialista fortalecida

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Por: René Tamayo León

El futuro de Cuba es una empresa estatal socialista fortalecida, con una industria contribuyendo cada vez más a la calidad de vida de nuestro pueblo a través de la oferta de más y mejores bienes y servicios, señaló el miembro del Buró Político y Jefe del Gobierno de la República, Manuel Marrero Cruz, en las conclusiones del balance de trabajo del Ministerio de Industria (Mindus) en 2021 y sus proyecciones y prioridades para 2022.

 

Foto: Estudios Revolución

Empresarios y trabajadores sostuvieron un intercambio donde fue eje el papel de los jóvenes en el sector, tanto como directivos, como especialistas, y obreros. «Es enorme lo que pueden hacer las nuevas generaciones en la transformación de nuestra industria, y eso hay que intencionarlo», coincidió el Primer Ministro.

En el encuentro se informó sobre la labor de las organizaciones superiores de dirección empresarial atendidas por el titular del ramo, Eloy Álvarez Martínez, quien fijó la premisa de que «muchos son los retos del Mindus, pero cada dificultad debe verse como tener delante muchas oportunidades».

El viceprimer ministro, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, explicó que hoy la prioridad para este Ministerio debe ser restablecer el papel de la industria estatal socialista, y de esa forma consolidarla como reguladora del mercado, una necesidad que pasa hoy por enfrentar el proceso inflacionario.

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, señaló que fortalecer la industria estatal socialista es más que posible, porque en sus fábricas e institutos hay colectivos con inteligencia y de experiencia.

Estas son fortalezas, empero, que requieren de cuadros talentosos, despojados de burocratismo y capaces de poner toda esa sapiencia en función de los procesos productivos que impone la contemporaneidad, observó el Premier.

Los tiempos cambian, vivimos tiempos diferentes, y en la industria, como en todos los sectores, hay que cambiar la mentalidad, y no podemos tenerle miedo a la palabra cambiar, explicó. Lo que nunca vamos a cambiar —enfatizó— son los principios de la Revolución.

El Jefe del Gobierno de la República llamó a los directivos a ejercer el papel rector que le corresponde al Mindus, lo que no significa «prohibir», sino ser creadores, innovadores, incluyendo la conducción de los nuevos actores económicos.

Ser rector supone, además, que todos los actores económicos, estatales y no estatales, se encadenen, y no como consigna, sino de forma real, y donde todos aportemos de manera creadora.

Necesitamos —agregó el Primer Ministro— una industria innovadora, transformadora; no una industria que esté esperando por lo que viene «de arriba», por lo que le dicen «de arriba».

Marrero Cruz reconoció la labor de los directivos y trabajadores del sector que intervinieron en la mitigación y solución de la crisis de producción y suministro de oxígeno medicinal en el verano pasado, cuando el pico de la COVID-19 fue el más alto de toda la pandemia. «Ustedes acometieron, les dijo, una heroica tarea».

(Tomado de presidencia.gob.cu)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu